Las deudas en las tarjetas sí tienen solución
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las deudas en las tarjetas sí tienen solución

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mis Finanzas

Las deudas en las tarjetas sí tienen solución

bulletLa reparadora de crédito Resuelve tu Deuda ha liquidado más de 150 mil créditos en 10 años.

EF Branded Media
28/02/2019
Actualización 12/03/2019 - 19:05
El sobreendeudamiento no es un reto imposible de cubrir
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando Edwin Martínez cumplió 37 años fue el momento en que su tranquilidad se vio vulnerada por llamadas telefónicas que recibía en todo momento y lugar, amenazas de despachos de cobro y comentarios de sus familiares y amigos quienes también eran acosados por haber sido su referencia para tramitar una tarjeta de crédito, en la que en ese momento tenía una deuda que triplicaba el monto original del préstamo.

Había pasado ya un año en el que Edwin se había deshecho de parte de su patrimonio para pagar mensualmente los ‘mínimos’ de sus estados de cuenta. Pero no fue suficiente y la deuda seguía creciendo.

“Yo vivía con el estrés al mil para conseguir el dinero cada mes. Fue cuando comencé a ver qué bienes tenía para deshacerme de ellos y solventar una parte de la deuda. Al paso del tiempo volteas, ya no tienes ese bien, y no redujiste en lo absoluto la deuda”, señaló Martínez, quien encontró en Resuelve tu Deuda, la reparadora de crédito pionera en México, una alternativa a sus problemas financieros.

La tarjeta de crédito de Edwin es parte de un universo de 25.7 millones de plásticos en México, departamentales y bancarias, y del que casi el 50% de las segundas presenta adeudos sin caer en morosidad. Este producto financiero constituye uno de los principales canales de crédito al consumo y uno de los medios de pago más populares. De acuerdo con los “Indicadores básicos de tarjetas de crédito”, publicado en enero por el Banco de México (Banxico), hasta junio de 2018 el saldo del crédito era de 368.9 miles de millones de pesos.

Para la especialista en finanzas públicas del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Violeta Rodríguez del Villar, la deuda privada ha crecido bastante en los últimos años debido al deterioro del salario y al incremento de los precios.

“Esto provoca que aumente la deuda al consumo, que es un tipo de deuda que no tiene ningún medio de recuperación y provoca insolvencia en deudores. Todo ello genera que se incremente la cartera de créditos no pagados”, señala.

Al igual que Edwin, Aranza Gutiérrez, clienta de Resuelve tu Deuda, atravesó una situación de desempleo en 2017 y cargó varios meses el endeudamiento por un crédito personal. Le preocupaba qué acciones podría tomar la institución bancaria en su contra: si la podían demandar, o bien, llevarla a la cárcel por no pagar.

Rodríguez del Villar afirma que el sobreendeudamiento se debe a la falta de educación financiera y al desconocimiento de costos que significa tomar un crédito. Pero, ¿qué opciones tiene el tarjetahabiente que ya está viviendo días de terror por el sobreendeudamiento?

De acuerdo con expertos, hay varias soluciones: negociar directamente con el banco, pedir un préstamo con mejores condiciones que las actuales, transferir la deuda a otra institución bancaria o, en caso de ya no poder pagar, acudir a una reparadora de crédito.

En el caso de Edwin y Aranza, ésta última fue la opción que tomaron para solucionar su sobreendeudamiento, ya que en ella encontraron la asesoría y tranquilidad que necesitaban para concluir su deuda. Resolvieron las deudas a su favor en menos de 2 años y les dejó una enseñanza que aplican en cada decisión financiera que toman.

Casi el 50%
de las tarjetas de crédito bancarias en México presenta adeudos.

Reparadoras de crédito en México

Las reparadoras de crédito son empresas a las que los deudores que ya no tienen posibilidades de pagar pueden acercarse para negociar los montos con las instituciones financieras, recibir asesoría legal y financiera para llegar a la meta con el propio ahorro de la persona y eliminar la deuda. Regularmente este tipo de servicios cobran una comisión.

El modelo de negocio proviene de Estados Unidos y es conocido como “Debt Settlement“ (negociación de deudas) y, aunque ya tiene bastante tiempo de operar en diferentes países, a México llegó hace 10 años de la mano de la empresa Resuelve tu deuda, que es pionera en este giro.

Resuelve tu Deuda es la reparadora más grande de América Latina que diseña estrategias de liquidación de las deudas basadas en las necesidades de los clientes bajo asesoría legal y financiera personalizada, en estos años ha liquidado más de 150 mil deudas no sólo en México, pues también tiene presencia en Colombia, Argentina y España.

Al respecto, Juan Pablo Zorrilla, Director General de Resuelve tu Deuda, señala que su objetivo como empresa es que el cliente vea la promesa de valor que tienen.

“El beneficio en general para el deudor que no puede pagar es que con la reparadora de crédito será reincorporado al sistema crediticio y saldrá del problema de deuda. Una opción es que él lo haga directamente, pero un intermediario agrega valor en la medida en que ayuda al usuario a encontrar una mejor opción y se traduzca en que logre el objetivo que tienes: pagar tu deuda con las mejores condiciones posibles”, dijo Zorrilla.

Resuelve tu Deuda se encuentra en 4 países (México, Colombia, Argentina y España) y ha liquidado más de 150 mil deudas. Actualmente tiene más de 35 mil clientes activos y ha pagado a bancos más de 320 millones de pesos.

¿Qué pasa con la regulación?

La Dirección de Análisis de Servicios y Productos Financieros de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), señala que en México no existe la figura de empresas “reparadoras de deuda”, es decir, no están contempladas por la ley ni supervisadas por el gobierno, y tienen esquemas de operación diseñados por ellos mismas.

Por ejemplo, algunas de ellas, como Resuelve tu Deuda, tienen una autorregulación con el fin de que el deudor tenga la tranquilidad de que trata con profesionales:

1. Si en 12 meses fuiste un ahorrador disciplinado, pero no liquidas tu deuda, entonces te devuelven tus honorarios y tus ahorros íntegros.

2. Si el acreedor incumple la negociación para liquidar el adeudo, a pesar de que el deudor haya realizado su ahorro disciplinadamente, la reparadora lleva el caso ante Condusef. Si pierde el caso ante esa entidad, la reparadora liquida la deuda total de su cliente.

3. Si la reparadora no demuestra que trabajó en tu negociación, te paga una pena convencional al terminar el contrato.

Sobre el tema, Juan Pablo Zorrilla señala que la claridad ante sus clientes es lo primordial.

“Damos una total certidumbre desde el contrato. Nuestras cláusulas protegen al consumidor. A pesar de que no tenemos una regulación, nosotros seguimos una idea de autorregulación y adoptamos las mejores prácticas”, advierte.

De acuerdo con Rodríguez del Villar, las reparadoras de crédito a nivel internacional tienen una operación normal y son reconocidas en la ley.

“Ha sido una falta de visión. Tenemos muy poco tiempo con esta forma de operación y apenas se comienzan a convertir en empresas relevantes y a ser empresas de interés público. Posiblemente a eso se debe que no se haya desarrollado una legislación específica para ellas o no hayan sido incluidas en la legislación de nuestro sistema financiero”, advirtió la especialista de la UNAM.

Un organismo que sirve como supervisor de las acciones de las reparadoras es la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco). Este organismo recomienda:

Asegurarte de comprender las condiciones del contrato que firmas.

Revisar el costo del servicio que cobran las reparadoras de crédito.

Checar la duración del plazo que la empresa te propone y ser consciente si estás de acuerdo.

Preguntar por las penalizaciones en caso de que requieras dejar el programa o tengas que retrasar algún pago.

A pesar de que no tenemos una regulación, nosotros seguimos una idea de autorregulación y adoptamos las mejores prácticas
Juan Pablo Zorrilla, Director General de Resuelve tu Deuda

¿Realmente funcionan las reparadoras de crédito?

Sí funcionan, siempre y cuando el cliente se aplique en tener una disciplina financiera. Su operación es muy clara y da certidumbre de lo que está pasando. El proceso es el siguiente:

La empresa analiza el monto de deuda del cliente y el tiempo que lleva sin hacer pagos.

Brinda asesoría y diseña al cliente un plan de liquidación de la deuda.

Una vez que está listo, la empresa negocia con la institución financiera o el despacho al cual pasó la deuda para conseguir el mejor descuento.

Una vez que el deudor logra el monto para liquidar con tus propios recursos, se hace el pago y la empresa genera una carta de no adeudo.

No obstante, revisa los siguientes puntos en los que los deudores que consideren tomar esta opción deben fijarse:

Revisar siempre en el contrato: ¡lee las letras chiquitas!

Preguntar qué pasa con el dinero ahorrado si el deudor decide dejar el programa a la mitad.

Revisar que la empresa reparadora sea corresponsable de la liquidación de la deuda en caso de que cometa algún error.

Analizar los plazos en los que la empresa promete llegar a un acuerdo y analizar si va de acuerdo a sus necesidades.

Revisar la comisión que tienen que pagar por el servicio.