Vete de 'mochilazo' y 'caza' vuelos de lujo baratos con estos 8 tips
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Vete de 'mochilazo' y 'caza' vuelos de lujo baratos con estos 8 tips

COMPARTIR

···
menu-trigger

Vete de 'mochilazo' y 'caza' vuelos de lujo baratos con estos 8 tips

bullet¿Quieres estar en forma y ser creativo? Es hora de que te vayas de 'mochilero'. ¿Vas a un viaje corto? Entonces, empaca más. ¿Harás un viaje más largo? Empaca menos. Acá te damos algunos consejos para hacer más 'cool' tu viaje.

Bloomberg / Mark Ellwood
29/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A todos nos encanta viajar. Y siempre queremos asegurarnos de que estamos haciéndolo bien. Así que hemos hablando con viajeros de todas nuestras áreas de lujo: comida, vino, moda, automóviles y bienes raíces, para aprender algunos de sus trucos en áreas de alta gama, así como consejos y experiencias extravagantes.

Estos son los consejos de ‘Distinguidos Viajeros Hackers’.

El diseñador Patrick Robinson ha pasado los últimos 30 años a la vanguardia de la moda, ya sea dirigiendo la línea Giorgio Armani Collezioni o aprovechando las ventas de GAP con una sacudida de creatividad de alta costura.

Este viajero tiene actualmente un proyecto llamado Pashko, una startup especializada en ropa de viajes para hombres y mujeres: con cada pieza hecha de textiles recuperados y sostenibles, Robinson busca que todos se vean tan bien al final y al principio de cada aventura, desde el momento de estar en el asiento 1A de una aeronave hasta una reunión de nivel C-suite, sin la necesidad de cambiarse entre una y otra situación.

Patrick no está seguro de cuántos kilómetros viaja cada año, pero estima al menos 200 mil. Intenta volar en JetBlue a nivel local, ya que es fan de su clase Mint.

"Soy un fanático de eso. Es increíble, porque literalmente cierras la puerta y estás en tu propia cápsula de búnker. Es casi como tener un jet privado", cuenta. A menudo intenta usar sus kilómetros de viajero frecuente JetBlue para obtener boletos en Emirates, que le encanta por la misma razón: "En Emirates, ir en primera clase implica viajar en una habitación completa".

Robinson vive en la ciudad de Nueva York y en el norte del estado con su esposa, la editora de moda Virginia Smith y su hijo.

1. Olvídate de los maratones. Lo mejor para cuidar tu estado físico: vete de 'mochilero'

“Una de las cosas que quiero lograr es mantenerme en forma, pero trabajo todo el tiempo y eso lo hace difícil, sobre todo si no tengo una meta o estoy entrenando para algo específico, como correr un maratón. Así que me voy de mochilero. Así como tienes que ponerte en forma para el maratón, tienes que hacerlo para un viaje de mochilero.

“Por lo general, contrato a un entrenador para prepararme para ello, para trabajar en lo que voy a hacer. Necesitas tener el viaje establecido. A medida que envejeces, ves que los viajes de ciertas personas se vuelven más 'light', ¿verdad? Debes tener estos viajes que también son difíciles, y que te mantienen joven”.

2. Usa este truco para encontrar al mejor guía sin importar a dónde vas

“Voy solo, pero me gusta contratar una guía. Mi primer paso es investigar a dónde quiero ir, y las fotografías aparecen. Luego miro los nombres de los fotógrafos. Ellos son una ‘mina’ de información sobre los mejores lugares para ir a ver, porque necesitan esas imágenes, ¿no? Así es como ganan dinero. Entonces me pongo en contacto con ellos y les pregunto por sus guías. Este es un viejo truco para obtener información sobre los lugares”.

3. Haz un viaje de tu lista de deseos

“Si me voy de viaje, lo quiero todo sobre mí. Quiero ir a algún lugar y encontrarme. Una vez contraté a un guía para que me llevara al desierto de Gobi, e íbamos a acampar por unos días. Esto cambia la vida. No hay nada más que desierto, a donde mires. No escuchas nada. Dormí solo.

“Vagas por el desierto y finalmente terminas en algún campamento con muchos camellos. En realidad no quieren que los montes; son muy malos, así que tratan de asustarte muchísimo. Tuve al peor camello. Pero literalmente podía subir y bajar verticalmente”.

4. Cómo volar en clase ejecutiva con 80% de descuento (o más)

“Uso Luxury 4 Less todo el tiempo. Es increíble. Ellos compran kilómetros de empresas (kilómetros no utilizados) y te reservan un boleto de premio (con ellos). Por lo general, es más barato que un boleto económico de precio completo. Podrías volar a Hong Kong, que es muy caro. La aerolínea Lufthansa me llevó a Milán (donde tuve una reunión). Luego a Hong Kong, a través de Dubai, a una de esas cabañas privadas.

“Probablemente fuera un boleto de 20 mil dólares, pero creo que el total fue de 3 mil 200 dólares. No obtendrás nada más que el viaje, por supuesto. No obtendrás kilómetros de ellos, pero a veces eso es todo lo que necesitas. Solo tienes que ser flexible con los tiempos de vuelo y todo eso. [Nota del editor: Las aerolíneas no permiten comprar kilómetros y pueden cancelarte el viaje]”.

5. Aprende a empacar según el tipo de viaje

"Mi padre es una especie de viajero extremo. Era un médico que invirtió bien su dinero y se retiró a los 45 para poder viajar a todos los países del mundo. Creo que terminó esa etapa, digamos, hace cinco, seis años. Y luego recorrió todos territorios. Recién me envió un correo electrónico desde la Antártida, diciéndome: ‘Sí, es la segunda o la tercera vez que he estado aquí. Simplemente tenía ganas de venir’.

“Por él aprendí a empacar. En un viaje corto, de unos tres a cinco días, podrías terminar llevando más equipaje, pero en un viaje más largo, de dos o tres semanas, nunca deberías. La gente hace lo contrario, lo cual considero fascinante. En realidad, en los viajes cortos necesitas empacar más, porque usualmente uno de estos viajes tienen un motivo y traes más cosas contigo. No quieres perder el tiempo lavando ropa, por lo que deberías llevar todo lo que necesites. Al contrario, en un viaje largo, puedes llevar muy, muy poco, porque es entonces cuando tienes tiempo para lavar o para hacer otras cosas.

“Mi padre se fue de viaje solo para ver una ópera en Austria y se llevó muchas cosas consigo: un traje sastre, los zapatos indicados. Pero en viajes largos solo se lleva una mochila”.

6. Tómate un momento; ese vuelo podría inspirarte

Odio el aeropuerto pero amo los aviones. Me parece que respiro mejor en los aviones y tengo pensamientos creativos. ¿Sabes qué no hacemos mucho como personas? Simplemente siéntate y date tiempo para pensar. Los aviones son bastante tranquilos, y esa es una oportunidad maravillosa. Por lo general, llevo conmigo algo que me despierte pensamientos, como un libro, para luego poder escribir en mi diario. Los aviones no son un lugar para enviar correos electrónicos, sino un lugar para ser creativos.

7. ¿Un kit de primeros auxilios? Piensa en él como algo cotidiano

“Viajo con frecuencia y siempre tengo un botiquín de primeros auxilios elaborado por mí. Esa es la forma en la que vivo, y creo que tienes que hacerlo por todas las cosas que podrían pasar y no piensas. Contiene todo: desde medicamentos recetados para problemas estomacales severos y otras dolencias o hasta vendajes, aspirinas, gotas para los ojos, pero también tengo café y pequeñas botellas de alcohol.

“Cuando voy a países musulmanes, me aseguro de tener algunas botellas pequeñas de vodka o tequila y café instantáneo de Folgers. Solo tienes que abrirlo, ponerlo en una taza y vertir agua caliente. Literalmente me salvan la vida, y tengo toneladas y toneladas de esas, y solo tomo –por lo menos- dos al día, necesito dos tazas. Mi esposa me llamaría neurótico, pero planifico con anticipación. Bueno, planeo con anticipación hasta el extremo”.

8. Mantén estos dos artículos en una bolsa de mano siempre

“Puse una playera extra y un par de calcetines en mi bolso más pequeño, y los dejé allí. Nunca salen de esa bolsa. Siempre digo que si pierdo mi bolsa grande, si me la quitan, si se cae del cielo, si sucede algo, en realidad puedo vivir solo con la bolsa pequeña. Si te cambias la camisa en el avión, puedes cambiar la perspectiva de quién eres. Y los calcetines son para que no tengas que preocuparte si te mojas los pies. La gente dice: ‘¿Por qué no te pones ropa interior?’, pero puedes sobrevivir sin ropa interior. Incluso usando [solo] un par de pantalones, puedes seguir adelante”.