Esto es lo que debes saber sobre los remates hipotecarios
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Esto es lo que debes saber sobre los remates hipotecarios

COMPARTIR

···
menu-trigger

Esto es lo que debes saber sobre los remates hipotecarios

bullet¿Quieres comprar una casa y estás explorando todas tus opciones? Conoce de qué tratan los remates hipotecarios para saber si puede ser una alternativa de compra viable para ti.

Por VIVANUNCIOS
17/10/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Antes de comprar una casa es importante explorar todas las opciones con las que se cuenta, para saber en qué consiste cada una y decidir cuál es la opción más conveniente de acuerdo a tu presupuesto, necesidades y propósito.

Comprar inmuebles en remate puede parecer una opción atractiva para muchos debido a que esto supone de una inversión significativamente menor. Si bien, existe una serie de ventajas relacionadas con la compra de remates hipotecarios, como en todo también hay riesgos que se pueden correr y de los que es necesario saber antes de tomar una decisión.

Por esto, te explicamos todo lo que debes saber sobre los remates judiciales de casas para que lo consideres y puedas decidir si ésta es una opción conveniente de acuerdo a tus necesidades.

Los remates hipotecarios consisten en un proceso judicial en el cual un juez ordena el remate de cierta propiedad ante una demanda por parte del acreedor por el incumplimiento de obligaciones del deudor.

Esto quiere decir que el inmueble en remate pertenecía a algún sujeto que, por no cumplir con las obligaciones establecidas en su hipoteca, incumple su contrato y pierde los derechos sobre el inmueble. Por esto último, el acreedor cuenta con el derecho de levantar una demanda judicial para recuperar los adeudos mediante el remate de dicha propiedad.

Una vez dada la orden, el juzgado deberá informar de manera pública las características de la propiedad en cuestión, así como la fecha y precio del remate para los posibles interesados.

Todo aquél que quiera entrar a la subasta deberá presentarse a Bansefi con el fin de adquirir un billete que le permita la entrada, el cual se obtiene realizando un depósito del 10 por ciento del valor del inmueble.

El costo de un inmueble en remate siempre será menor a su precio de mercado, es decir, a su valor comercial, lo cual es precisamente la característica que hace a la venta de estos inmuebles una opción más atractiva para los compradores; ya sea como inversión para después vender el inmueble a su valor comercial y así obtener un porcentaje significativo de ganancia, o bien, simplemente para adquirir una vivienda a un precio más accesible.

La cantidad, por supuesto, dependerá de las características, ubicación y condiciones del inmueble, sin embargo, dicho precio puede llegar a ser de 30 o hasta 60 por ciento menor del valor que podrían tener en el mercado ya que este es fijado por medio de un avalúo judicial.

El principal beneficio de comprar una vivienda a través de un remate hipotecario judicial es sin duda el de obtener tu casa a un precio considerablemente reducido y que por lo tanto puede estar a un mayor alcance conforme a tus posibilidades, o que puede significar un ahorro importante de capital que puedes utilizar para una remodelación o ampliación de tu vivienda.

Además de esto, al comprar un inmueble en remate hipotecario no tendrás que pagar anticipos, tus pagos se llevarán a cabo mediante documentos nominativos, y el proceso a seguir será un proceso legal realizado ante el juzgado o un notario público.

Si bien, optar por un remate judicial de casas tiene sus beneficios, es importante también que consideres los riesgos o desventajas de este tipo de compra de inmueble. Estos son:

  • Debes contar con la cantidad total del precio del inmueble, ya que éste se debe pagar al contado.
  • Los impuestos a cubrir serán más elevados
  • Deberás esperar aproximadamente un año a que se finalicen las operaciones para poder tomar posesión del inmueble.
  • No puedes visitar la casa antes de adquirirla, únicamente la puedes conocer por medio de fotografías o planos.
  • El éxito de estas operaciones dependerá de una resolución judicial.
  • Puedes estar expuesto a posibles fraudes, por lo que si optas por este tipo de compra será imprescindible asesorarte por un experto.
  • Si existen pagos que no estén al corriente como el predial, agua u otros servicios, serás tú quien deberá hacerse cargo de la deuda.