Así se siente ser CEO a los 28 años (y no, no todo es glamour)
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Así se siente ser CEO a los 28 años (y no, no todo es glamour)

COMPARTIR

···
menu-trigger

Así se siente ser CEO a los 28 años (y no, no todo es glamour)

bulletCecilia Sánchez del Río compartió un mes con José Antonio García, entonces CEO de la firma de Recursos Humanos Adecco, y señala algunas de las características que cualquier director general exitoso debe tener.

Omar Ortega
22/09/2019
Actualización 23/09/2019 - 17:33
 Cecilia Sánchez del Río y José Antonio García
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Imagina que te conviertes en 'el jefe de todos' de un momento a otro a los 28 años. De inmediato, la imaginación nos lleva a una vida de 'rockstar', con lujosos viajes y reuniones en los lugares más exclusivos del mundo, pero...

En realidad no todo es magia y diversión e implica una responsabilidad muy grande.

Cecilia Sánchez del Río, egresada de la carrera de Marketing y Comunicación del Tecnológico de Monterrey, fue elegida de entre 6 mil aspirantes para el programa 'CEO for One Month' de Adecco, firma de recursos Humanos.

Durante julio pasado, Cecilia Sánchez hizo 'marca personal' a José Antonio García, quien fuera CEO de Adecco de septiembre de 2018 al 3 de septiembre pasado, y tuvo una experiencia que la hizo ver que estar en el escalón más alto de una organización es muy difícil, aunque muy gratificante.

"Para describir la forma de vivir de José Antonio diría que con él todo sucede muy rápido, todo es corriendo, desde muy temprano hasta que sale del trabajo la agenda está llena", contó Cecilia Sánchez en entrevista con El Financiero.

Para ello, una de las principales características básicas de un buen CEO, desde la perspectiva de Sánchez del Río, es una excelente administración del tiempo.

"Tienes que saber aprovechar cada minuto. Que cada junta sea eficaz para poder avanzar a lo que sigue", dijo.

En un artículo publicado en LinkedIn, Cecilia Sánchez del Río señala que las 'comidas fancy' (lujosas) y las reuniones en lugares exclusivos son reales.

"Pero cuando todo esto termina, generalmente a las 6 de la tarde de una bella tarde soleada, el trabajo apenas comienza", explicó en la entrevista.

La mercadóloga originaria de Torreón, Coahuila, señala que, después de vivir la experiencia de ser CEO de una empresa, aprendió que hay otras cualidades que un director general debe tener si quiere que su organización crezca.

Uno de esos factores es la humildad. "En una empresa siempre estás viendo hacia arriba, al puesto de tu jefe directo, y al del jefe de tu jefe directo, y así sucesivamente. Pero cuando estás en el lugar de una figura tan importante y que debe ser tan inspiradora, entonces debes aprender a voltear hacia abajo y estar cerca de la gente", dijo.

"Es buenísimo cuando los directores generales están clavados en la operación, es muy inspirador", agregó.

La segunda característica básica de un CEO es una excelente habilidad de comunicación.

"La gente siempre te está escuchando, cuando eres el CEO, si a alguien escuchan, es a ti", indicó en entrevista.

En su artículo, señala que es importante saber controlar tus palabras, modales, humor, redes sociales y hasta tu apariencia, ya que, en efecto, los ojos de toda una organización voltean a verte.

Finalmente, dijo, el CEO requiere tener un sentido humano hacia su personal que haga a la gente sentirse valorada y que los inspire a dar lo mejor de sí mismos por la firma.

"Ver a la gente como personas, no como un número. Eso los ayuda a explotar sus fortalezas y arreglar las cosas malas. Si los percibes con un número o un papel, nunca vas a desarrollar a tu equipo", dijo.

Cecilia Sánchez del Río se autodescribe como una CEO que no para de aprender, y aconseja hacerlo de todo el personal que te rodea sin importar en qué escalón de la firma se encuentre.

"Es un error pensar que ya llegaste a cierto punto en el que nadie tiene nada que enseñarte. Todo el tiempo, desde un cliente, hasta un becario, tiene algo nuevo que enseñarte", concluyó.