China se está quedando sin dinero para pagar sus deudas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

China se está quedando sin dinero para pagar sus deudas

COMPARTIR

···
menu-trigger

China se está quedando sin dinero para pagar sus deudas

bulletDe acuerdo con S&P Global Ratings, la segunda mayor economía del mundo corre el riesgo de un incumplimiento por su limitada experiencia y acceso a mercados de capital

Rubén Rivera
07/02/2018
Actualización 06/02/2018 - 21:59
China corre el riesgo de un incumplimiento de su deuda
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Este podría ser el año en que China incurra en su primer incumplimiento. O al menos eso dice S&P Global Ratings, que analiza la posibilidad de que un Vehículo de Financiamiento del Gobierno Local (LGFV, por sus siglas en inglés) pueda finalmente fracasar.

La emisión de LGFV denominados en yuanes cayó un 21 por ciento el año pasado, mientras que el cupón promedio subió a 5.7 por ciento en títulos con vencimientos de alrededor de 3 años, o un punto porcentual más que en 2016. Este año, el costo del endeudamiento sigue en aumento.

A este ritmo, la refinanciación, en efecto, podría resultar complicada para algunos prestatarios, y las garantías implícitas de los gobiernos subnacionales podrían entrar en juego, según señaló Andy Mukherjee, especialista del sector industrial y servicios financieros y columnista de Bloomberg.

Rusell Duke, CEO de National Standard Finance, señaló en entrevista para EL FINANCIERO que gran parte de la deuda China está próxima a pagarse, lo que deja a muchas empresas chinas y gobiernos locales luchando globalmente por nuevas deudas para refinanciar la deuda existente a nivel local: hasta cierto punto han tenido dificultades para encontrar el capital necesario.

Cada uno de estos problemas de deuda es aún más problemático, ya que China tiene experiencia limitada y acceso a mercados de capitales extranjeros importantes como Londres y Nueva York, lo que significa que no pueden confiar en los mercados de capital institucionales de la misma forma que otras economías occidentales.

“Necesitan una mayor expansión y maduración, en los mercados de capital de deuda para cumplir con el refinanciamiento de deuda y las nuevas necesidades de deuda de una China con un panorama económico incierto que se refleja con un crecimiento del PIB decreciente. Los bancos chinos también son víctimas de altos niveles de préstamos morosos, algunos estiman que esta cantidad llega a un billón de dólares, sin embargo, la buena noticia es que los cuatro bancos más grandes de China son al menos parcialmente propiedad y respaldados por el gobierno”, dijo Duke.

“”