Dudas por AMLO se difuminan en el mercado: UBS
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Dudas por AMLO se difuminan en el mercado: UBS

COMPARTIR

···
menu-trigger

Dudas por AMLO se difuminan en el mercado: UBS

bulletLos participantes locales fueron más reacios ante la campaña de AMLO, en tanto que los inversionistas extranjeros tenían el incentivo de los altos retorno en términos cambiarios.

Rubén Rivera
09/07/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El triunfo claro de Andrés Manuel López Obrador ha provocado que el escepticismo y sentimiento de duda entre los inversionistas se vaya difuminando.

Tan sólo en el último mes, la recuperación del índice accionario mexicano, que llegó acumular una caída superior al 10 por ciento en el año, se ha recortado a menos de un punto de ponerse en positivo.

De acuerdo con UBS, ese escepticismo que llegó a estar presente en la etapa pre y post electoral puede dividirse en dos grandes grupos.

“Los inversionistas locales en general durante todo el proceso electoral fueron los más escépticos y reacios a ser optimistas en torno a la campaña de López Obrador y los internacionales por el contrario se mantuvieron positivos, y esto se puede ver en el flujo de capitales que entraron al país en el último trimestre”, señaló en entrevista con El Financiero, Esteban Polidura, jefe de inversión para México de UBS.

De acuerdo con el especialista, los inversionistas extranjeros, además tenían un mayor incentivo para mantenerse invertidos en el país y era el retorno que podían tener en términos cambiarios.

Ahora, en la etapa post electoral para los inversionistas internacionales, simplemente se confirmó el escenario base y para los locales, se presentó un escenario de confianza y mesura que se ha contagiado para ambos casos.

“El poco espacio a la duda, que era algo que le preocupaba al mercado que fuera a causar un ambiente político inestable, aunado al escenario de los mensajes correctos enviados por López Obrador hacia el mercado durante esta semana, ha ayudado a impregnar un ambiente de optimismo”, agregó el directivo.

Hacia adelante, el grupo financiero estima que esta percepción siga siendo la tónica en los siguientes mensajes, que se fortalezcan los temas de disciplina financiera, autonomía del banco central y apoyo a la iniciativa privada.

OPTIMISMO TIENE UN LÍMITE

El ambiente optimista que ha sido claro durante la primera semana de julio, podría mesurarse y un punto de inflexión será la aprobación del presupuesto y la composición del Congreso.

Polidura destacó que el presupuesto que se va a ejercer el próximo año va a ser vigilado de cerca por el mercado y en el caso del Congreso es posible que Morena obtenga mayoría simple, pero si esta se torna en mayoría calificada abre la puerta a cambios constitucionales, situación que revisarían los inversionistas de cerca.

“Los inversionistas estarán atentos a estos acontecimientos, porque en algún momento se va acabar ese impacto de los mensajes y el mercado va a querer ver acciones –hechos— y la ejecución del plan y que este no conlleve falta de disciplina en las finanzas públicas y eso va ser gradual después de la toma de protesta”, subrayó el especialista.