La mezcla mexicana va en caída libre; pierde casi 3 dólares
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La mezcla mexicana va en caída libre; pierde casi 3 dólares

COMPARTIR

···
menu-trigger

La mezcla mexicana va en caída libre; pierde casi 3 dólares

bulletEl petróleo mexicano se separó de la recuperación del WTI y del Brent y cotizó en su nivel más bajo desde principios de abril de este año.

Redacción
26/11/2018
Con la cotización alcanzada este lunes, el petróleo mexicano borró las ganancias del año.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El petróleo mexicano de exportación mantuvo su tendencia a la baja, aun cuando los principales crudos internacionales reportaron ganancias en sus cotizaciones.

Este lunes, la mezcla mexicana perdió 2.97 dólares respecto a su última cotización de la semana anterior, para quedar en 54.88 dólares el barril, su nivel más bajo desde el 6 de abril cuando se negoció en 54.66 dólares, de acuerdo con información de Pemex.

Con la cotización alcanzada este lunes, el petróleo mexicano borró las ganancias del año y está por debajo de su cotización con la que finalizó el 2017 de 56.19 dólares el barril.

Las primeras consecuencias de que el petróleo llegue a estos mínimos, es que afecta las estimaciones de ingresos petroleros del sector público, toda vez que las recientes cotizaciones de la mezcla mexicana se están acercando a las estimaciones de los Precriterios para 2019, que anticipaban un precio promedio del petróleo de 51 dólares el barril, nivel que era considerado como un expectativa conservadora.

Ahora, con este movimiento y en un escenario en que no cambie de tendencia, los pronósticos deberán quedar por debajo del nivel de los 50 dólares por barril.

En lo que respecta a los precios internacionales del petróleo, estos finalizaron con una corrección al alza, después de las fuertes pérdidas observadas durante la semana previa, según explicó Banco Base en su análisis diario.

El crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró un aumento de 1.52 dólares y se vendió en 51.94 dólares el barril, en tanto que el Brent ganó 2.20 dólares, para ofertarse en 61.00 dólares.

La recuperación se dio pese a la posibilidad de que nuevamente exista un exceso de oferta como la registrada en 2016, debido a una combinación de factores como es una mayor producción de petróleo (impulsada por Estados Unidos) y la expectativa de una menor demanda del hidrocarburo por expectativas de un menor crecimiento económico.

El alza observada durante la sesión ocurrió mientras los participantes del mercado aguardaban la reunión del G20 entre el príncipe heredero saudí, Mohammed Bin Salman, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

El mercado espera que ambos mandatarios puedan discutir sobre una posible reducción conjunta en la producción de crudo.

Tras este encuentro, le seguirá la reunión oficial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, la cual se llevará a cabo el próximo 6 de diciembre en Viena, Austria.

Aunque algunos miembros de la OPEP han comentado la necesidad de abordar la situación de exceso de oferta, el mercado se mantiene escéptico sobre una reducción en la producción conjunta, pues no se espera que Arabia Saudita la impulse.

El bombeo de crudo de Arabia Saudita alcanzó entre 11.1 millones y 11.3 millones de barriles por día durante noviembre, un máximo histórico, dijo una fuente de la industria.

Por otra parte, la institución financiera expuso que el mercado continuará cauteloso ante la expectativa de una desaceleración en el crecimiento económico global, provocado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Sólo en noviembre, los fondos de cobertura retiraron más de 12 mil millones de dólares del mercado del petróleo, cifra calculada en base a un caída récord de las tenencias largas de Brent y WTI y de las opciones contra el precio promedio de crudo para el mes.

Elaborada con información de Notimex y Reuters