Prima de riesgo por la deuda externa de México baja en medio de la turbulencia internacional
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Prima de riesgo por la deuda externa de México baja en medio de la turbulencia internacional

COMPARTIR

···

Prima de riesgo por la deuda externa de México baja en medio de la turbulencia internacional

Los ingresos de divisas y el monto de las reservas internacionales permiten contar con los recursos suficientes para hacer frente a los compromisos financieros del país

Esteban Rojas
29/08/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El indicador del riesgo país, los Credit Default Swap (CDS), han mostrado un sesgo a la baja en las últimas semanas, debido a que diversos indicadores apuntan a una mejoría en la capacidad de pago de la deuda externa de México, lo cual ha permitido enfrentar mejor a un contexto externo adverso.

Los CDS referidos a México a plazo de 5 años han bajado 10.33 por ciento entre el 6 y el 28 de agosto de este año, al pasar su 132.51 puntos base a 118.32 unidades, de acuerdo con información de Bloomberg.

“El menor premio que se tiene que pagar para cubrir un incumpliendo en el servicio de la deuda externa de México, observado en las últimas semanas, se debe en buena parte al mejor desempeño observado en las cuentas del país con el exterior ya la disciplina fiscal, factores que se han acompañado con una moderación en el ritmo de financiamiento externo. Esto ha permitido enfrentar mejor a la turbulencia y al mayor riesgo prevaleciente en los mercados externos”, declaró Carlos Hernández García, analista de Masari casa de Bolsa.

El contexto externo se ha caracterizado, en las últimas semanas, por temores de que la guerra comercial emprendida por Donald Trump contra naciones como China, pueda derivar en un mayor enfriamiento en la actividad económica global. Esto ha llevado a que aparezca al fantasma de la recesión, incluso, en los mismos Estados Unidos.

Un menor crecimiento económico en el mundo tiende a afectar particularmente a la naciones en desarrollo, al verse disminuidos sus ingresos por la caída en los precios de las materias primas, lo cual dificulta cumplir con sus compromisos del servicio de la deuda externa.

Dentro de un contexto altamente restrictivo, México ha mostrado un buen dinamismo en los ingreso por remesas, exportaciones y de inversión extranjera directa. Ello a contribuido para que se reportara un superávit en la cuenta corriente al segundo trimestre de este año.

Al buen desempeño de los ingreso de dólares refuerza la capacidad de pago de la deuda externa de México, ademas de que se cuenta también con un elevado nivel de las reservas internacionales. Estos factores permiten que se pueda cumplir con su servicio en materia de intereses y del principal.

“Los mayores recursos denominado en divisas extranjeras disponibles para México se viene a sumar la perspectiva de menores tasa de interés en naciones como Estados Unidos, situación que puede facilitar, en adelante, cubrir los compromisos derivados de la deuda externa” preciso el especialista Carlos Hernández.

Sin embargo, todavía subsisten riesgos, como el de una recesión global y el tipo de señales que se envíen en el presupuesto para el 2020, que pueden generar volatilidad en el precios de los CDS referidos a la deuda externa.

Un Credit Default Swap (CDS) es un instrumento de cobertura contra un incumplimiento crediticio. En otras palabras, es un seguro que cubre a su tenedor el riesgo de que alguna compañía o gobierno no pague sus deudas.

Por lo general, los plazos de los CDS van de 1 a 10 años. La firma del contrato implica para el comprador la obligación del pago de una prima, mientras que, para el emisor, el compromiso es pagar el capital asegurado en caso de ser necesario.

La unidad en que se miden estos instrumentos se denomina spread. Si la deuda de una compañía tiene un spread de 852 puntos base, quiere decir que el costo de asegurar un millón de dólares sobre la deuda de esa empresa sería de 85 mil 200 dólares por año.

En el mercado de CDS, los principales compradores y vendedores son los bancos, fondos de inversión y compañías aseguradoras.