¿Qué es una oferta inicial de tokens?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué es una oferta inicial de tokens?

COMPARTIR

···

¿Qué es una oferta inicial de tokens?

Jonathan Stahl, CEO de Edufintech, señaló que 'hay distintos tipos de activos virtuales, desde aquellos valores que utilizan algún tipo de criptografía hasta las ya conocidas criptomonedas'.

Rubén Rivera
20/05/2019
Actualización 20/05/2019 - 4:50
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El crecimiento exponencial de activos virtuales desde hace algunos años ha despertado el interés de inversionistas y del público en general por participar en este tipo de mercados, sin embargo, se suele confundir todo el ecosistema con la cotización de activos como el bitcoin, el ethereum, el ripple, entre otros.

Una Oferta Inicial de Tokens (ICO por sus siglas en inglés) es el equivalente a una Oferta Pública Inicial (OPI) en el mercado de valores, con la principal diferencia de que la primera ocurre en el mundo de los activos virtuales y muchas veces no se tiene la suficiente información sobre ellas, pero hoy existe una oferta que ha inundado el mercado.

“Cuando se hacen estas Ofertas Iniciales de Criptomonedas, no abarca a todo el ecosistema, porque hay distintos tipos de activos virtuales, desde aquellos valores que utilizan algún tipo de criptografía hasta las ya conocidas criptomonedas”, comentó en entrevista, Jonathan Stahl, CEO de Edufintech.

De acuerdo con el especialista, una primera categorización sería el de las criptomonedas, como aquellos activos que se asemejan al dinero de curso legal (otro debate) y que tienen una función similar al dinero, una reserva de valor o un medio de intercambio; el segundo tipo, son los que funcionan como un commodity o materia prima y son necesarios para impulsar un servicio descentralizado, y por último en un tercer nivel, están los tokens que se ven en las ofertas iniciales.

Desde la visión de quienes emiten los tokens se encuentra la obtención de algún financiamiento para efectuar un proyecto, y por otro lado, el objetivo de los individuos que los compran está usarlos para intercambiar, comprar, vender bienes o servicios, artículos, u obtener una ganancia de capital.

Una vez identificado a qué tipo de activo corresponde, la segunda recomendación de Hilton es distinguir en términos regulatorios “si es un valor” y si es así, tendría que seguir un proceso de registro como lo define la Ley del Mercado de Valores, establecer diferencias y el proceso que sigue para listarse (transparencia, publicidad, etc.) de no hacerlo se estaría violando la ley y constituyendo un delito, situación que en su opinión es “el tema más sensible” y que no está presente en el ecosistema de estos activos en el país.

Diego de la Campa Corcuera fundador de Invierte con Expertos y quién ha estudiado el ecosistema coincidió en que los aspectos regulatorios son de vital importancia en una oferta de tokens, si bien cada país puede solicitar pasos diferentes, en nivel general diferenciar si es un Security Token o un Infinitiny (Comodity) token sería uno de los pasos iniciales para identificar qué es lo que se está amparando.

“Con ello se puede diferenciar entre los que reciben beneficios además de utilidades y los que solo representan una inversión”, agregó de la Campa.

Los Security Token Offers desde un principio nacen bajo un “valor”, siguen todos los procesos regulatorios, pueden ser ofrecidos a cierto tipo de inversionistas, a veces más sofisticados, como ha ocurrido recientemente y se listan en un Exchange.

Un siguiente punto de atención de acuerdo con los especialistas es revisar el white paper o prospecto, para ver qué es lo que se está ofreciendo, y porque es necesario tener un token.

“Pasa que cuando te involucras y te adentras en un white paper en ocasiones te das cuenta que se podría usar otro activo virtual ya existente y su plataforma o dinero de curso legal y no hay una explicación lógica para la creación de un nuevo token y solo está revuelto el sustento en lenguaje técnico, algo que veo que está pasando mucho en los proyectos que se listan”, agregó Hilton.

Para el caso de proyectos que están sustentados en la creación de un token, Diego de la Campa sugirió que la valuación de esos proyectos a través del activo de creación es de los aspectos que hay que cuestionar. ¿Por qué a ese precio o valuación y que lo está amparando?

Además de hacerte estas preguntas ambos coincidieron que ven adecuada una simple búsqueda en “google u otras plataformas” de quienes son los expertos atrás del proyecto, quién es el equipo, tienen otros proyectos, si hay una oferta de recompra de tokens, si se está reservado la oferta en fondos administrados por parte de los creadores y también en ocasiones se avisa si estos proyectos son conocidos o si es gente que ha hecho mal uso del ecosistema.

Por ejemplo, Smith&Crown, Icorating o coinshedule son algunas de estas páginas que Hilton comentó sirven para revisar ICO´s y donde un equipo de especialistas asigna un score para tomar decisiones más informadas.

A pesar de todos estos cuidados ambos especialistas enfatizaron de manera muy clara que aunque un token siga todos los procesos de regulación, no hay una certeza total y como en toda inversión hay que ser prudentes y destinar recursos que “no te quiten el sueño”.

“Hay proyectos que fracasan y eso no quiere decir que fue un fraude, simplemente el mercado no respondió”, agregó De la Campa.

Entre algunas de las ofertas que Hilton recordó que vinieron al país a recaudar millones de dólares y que no está operando como se prometió y su cotización es cercana a 0 se encuentra TaTaTu una plataforma parecida a Netflix u otros Streamings pero que pagaría a usuarios y proveedores mediante criptomonedas por consumir su programación.

Sobre las características de obtener recursos, el especialista elogió las cualidades y la democratización que hacen estas ofertas.

“Fue una idea y un modelo novedoso que obtuvo recursos fuera de la forma tradicional, de una manera económica, rápida y global, cuando estas alternativas a veces son muy lejanas