Millonarios compran arte en salas de exhibición secretas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Millonarios compran arte en salas de exhibición secretas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Millonarios compran arte en salas de exhibición secretas

bulletArt Basel, la mayor feria de arte moderno y contemporáneo del mundo, alquila salas de exhibición privadas que llegan a estar en almacenes de alta seguridad.

Bloomberg / Katya Kazakina
07/06/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Cuando miles de coleccionistas adinerados viajen a Suiza la próxima semana para asistir a la feria de arte Art Basel, las obras de algunos de los artistas más codiciados no estarán en exhibición pública. En su lugar, se les ofrecerá seleccionar clientes, uno por uno, en salas privadas.

Algunas salas están escondidas sobre los pasillos del centro de convenciones, donde 290 galerías de 34 países instalarán puestos en la mayor feria de arte moderno y contemporáneo del mundo. Otras están en almacenes de alta seguridad en un área industrial a 15 minutos de distancia en automóvil.

La 50ª edición de Art Basel ofrecerá un monto estimado de 3 mil 500 millones de euros (4 mil millones de dólares) en obras de arte, según la aseguradora AXA. Mientras las galerías envían decenas de obras, sus cabinas cuidadosamente curadas solo pueden acomodar una fracción del inventario.

Las salas de exhibición privadas, que Art Basel alquila a los expositores por un costo adicional, ofrecen flexibilidad a las galerías y discreción a compradores y vendedores.

La demanda de salas privadas está en aumento, según organizadores de la feria, que atrajo a casi 100 mil personas el año pasado. Las 12 salas de exhibición del evento de este año se pueden reservar por hora, día o toda la semana. Están disponibles por orden de llegada, con un precio de 3 mil dólares por un espacio de dos horas.

"Ofrecemos las salas de exposición como una oportunidad adicional para que nuestras galerías presenten grandes obras de arte en su inventario a sus clientes en un entorno tranquilo", comentó en un comunicado Dorothee Dines, representante de la feria.

Las obras se suelen exhibir en privado porque los propietarios no quieren que todos sepan que se desprenden de una preciada obra de Warhol o Rothko. Del mismo modo, algunos compradores no quieren ser vistos desembolsando grandes sumas para adquirir arte de alto valor.

"A mucha gente le gusta la idea de observar la obra de arte sin que otras personas la vean", declaró la asesora de arte Abigail Asher. "Les gusta esa sensación de exclusividad".

La feria de este año incluye una escultura de corazón de casi cuatro metros de altura de Jeff Koons, una de las primeras pinturas conceptuales de John Baldessari con un precio de 8 millones de dólares y el retrato de Picasso de su hijo que una vez fue propiedad de Gianni Versace, por 7 millones de dólares.

Los cuartos privados son particularmente valiosos para las galerías porque no se les permite cambiar obras en sus stands durante las horas de exhibición.

"Algunos coleccionistas están allí por un solo día", explicó el asesor de arte Todd Levin. "Las galerías quieren hacer todo lo posible para realizar transacciones".

Este tipo de transacciones suelen estar envueltas en secretismo ya que los participantes del mercado se muestran reacios a discutir incluso detalles aparentemente inocuos como el nombre del artista. Empresas locales de despachos y almacenamiento son igual de estrictas.

Las galerías utilizan hace años espacios privados en ferias de arte, pero a medida que las pinturas y esculturas crecen en tamaño y valor y el costo de exhibir en ferias aumenta, los armarios pequeños en stands ya no son suficientes.

Fritz Dietl, cuya compañía de logística envió suficientes obras de arte a Basilea este año para llenar tres aviones jumbo, rememoró los días en que los comerciantes visitaban los almacenes con los clientes, tomaban una obra de arte de la caja y la mostraban apoyada contra la pared.

"No costaba nada", recordó.