¿Me conviene invertir en criptomonedas durante la pandemia?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Me conviene invertir en criptomonedas durante la pandemia?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Me conviene invertir en criptomonedas durante la pandemia?

bulletTras un descalabro en marzo, las monedas digitales como el bitcoin muestran un fuerte repunte en sus precios.

Diana Nava
13/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En los últimos meses la pandemia de COVID-19 ha cambiado de manera drástica los pronósticos de la economía, por lo que los inversores buscan desesperadamente seguridad dentro de un mercado que se transforma continuamente por los efectos de la emergencia sanitaria.

Las criptomonedas —como el bitcoin o el ethereum— fueron creadas justamente después de la crisis económica de 2008 y desde hace ya varios años se han convertido en una alternativa para inversionistas, pero ¿qué tanto conviene recurrir a estos instrumentos durante esta época?

El bitcoin, la moneda virtual más popular, no ha estado exenta de los efectos de la emergencia en salud. La criptomoneda perdió 36 por ciento de su valor el 12 de marzo, un día después de que la Organización Mundial de la Salud declaró al COVID-19 como pandemia, al pasar de 7 mil 696 dólares por unidad, a 4 mil 927 dólares.

No obstante, la moneda mostró resiliencia y en los dos últimos meses superó el valor que tuvo días antes de ser declarada la pandemia. Ayer cotizó en 8 mil 800 dólares, un valor 78 por ciento más alto que el registrado hace dos meses.

Esta recuperación no ha sido imitada por otros activos, como el petróleo, cuyo precio está muy por debajo del registrado en los primeros meses del año.

“Si bien el bitcoin sufrió una caída violenta en marzo hasta de más del 60 por ciento cuando cayeron todos los mercados, a partir de ahí se ha ido recuperando y es hoy ya el activo con mejor desempeño en lo que va del 2020. Esto muestra cómo la correlación de bitcoin con otros activos tradicionales es muchas veces temporal”, dijo David Yao, consultor en criptomonedas.

“La coyuntura de millones de empleos perdidos y paquetes económicos multimillonarios generan incertidumbre por no tener un respaldo sólido, por lo que los inversionistas globales apuntan a activos refugio como el bitcoin o el oro para preservar valor, protegiéndose ante escenarios de alta inflación”, explicó.

Otras monedas como el ethereum también han visto crecimientos favorables recientemente, aunque aún no supera su cotización de antes de la pandemia. Ayer cotizó en 190 dólares, pero después de ser declarada la pandemia su valor bajó de 195 a 109.5 dólares.

Obtener buenas ganancias depende del tiempo en que se ingresó a este mercado.

“Todo depende del momento en que entres (a comprar estos activos) para obtener o no rendimientos. En los últimos seis años ha tenido un rendimiento de 3 mil por ciento; si empezaste hace tres años es un vehículo de inversión muy atractivo, en lo que va del año el rendimiento es de 37 por ciento”, dice Anthony Chávez, cofundador de Monetae, una startup enfocada en impulsar la creación de productos de finanzas descentralizadas.

“Me parece bastante atractivo ante la situación actual empezar a invertir en ese tipo de criptomonedas, por ser una alternativa al sistema tradicional”, apuntó.

Dentro de las monedas virtuales, dijo Chávez, existe un segmento que se llama stablecoins —como DAI y Tether— que son activos más estables que otras criptomonedas y que resguardarn su valor si cae la moneda local frente al dólar.

“La forma en la que puedes acceder a este tipo de servicios financieros conocidos como DeFi o Decentralized Finance es por medio de smart wallets y plataformas de intercambio de criptomonedas”, explicó.

-Las criptomonedas son monedas virtuales que se crean y se almacenan electrónicamente, según las define el Banco Central Europeo.

-La diferencia con las convencionales es que no están reguladas por ningún gobierno, por lo que invertir en ellas es altamente riesgoso, señala la Condusef.

-Su valor lo determina la oferta y la demanda y suele ser muy volátil, con grandes cambios en cuestión de horas.