Lo barato sale caro
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo barato sale caro

COMPARTIR

···
menu-trigger

Lo barato sale caro

bulletEl Presidente electo anunció que se reducirá el sueldo a la mitad de lo que gana el actual Presidente.

Opinión MTY Wiki-litico Miguel Moreno Tripp
16/07/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Miguel Moreno TrippFuente: Cortesía

¿Por qué motivo trabaja Ud.? ¿Satisfacción personal? ¿Deseo de hacer el bien a los demás? ¿Ganas de dejar este mundo un poco mejor de cuando uno llegó a él? Seguramente aplican, si no todas, varias de las anteriores razones.

¿Trabaja por tener un mejor futuro? ¿Por darle lo mejor a su familia? Bueno, ya no suena tan altruista como las preguntas del primer párrafo pero aún así son válidas las razones; creo yo.

¿Trabaja por una ambición sana que sí la hay y siempre que no sea desmedida y por supuesto dentro de la ética? Ya suena como a muy egoísta el asunto, ¿verdad?

En cualquier caso, o en la suma de los anteriores que variarían de loable a apenas aceptable (de nuevo, no hablamos de actividades ilícitas ni de ambiciones desmedidas), se debe pensar en el futuro. Pensar en el futuro pasa por que sea sostenible y sustentable la labor que se realiza. Es decir, se necesita que permanezca en el tiempo, si no pues ¿cómo?

En un diplomado que se imparte a los verdaderos héroes que son quienes llevan varias ONG’s, me tocó platicar de las finanzas de sus entidades. La primera pregunta que les hice fue: si ustedes no llevan a cabo la labor que hacen, ¿Habrá muchos más que le entren al quite? Claro que no. Se necesita, de nuevo, espíritu de héroe para llevar a cabo las actividades en beneficio de muy amplios sectores. Por lo mismo, se necesita que las entidades permanezcan en el tiempo. Eso solo se logra si tienen una rentabilidad adecuada. Hay que poner los pies en la tierra.

El Presidente electo anunció que se reducirá el sueldo a la mitad de lo que gana el actual Presidente. Suena loable, ¿verdad? El tema es que con la nueva ley propuesta de sueldos máximos, aunque ya existía, solo que aparentemente no estaba reglamentada, ningún funcionario ganará más que el propio Presidente.

La cuestión desde mi punto de vista, va por un lado por la motivación por la que trabajarían los nuevos secretarios de estado, pero también, poniendo los pies en la tierra, ¿será sustentable en el tiempo? Es decir, alguien con muy buenas credenciales, ¿se mantendrá en un puesto por mucho tiempo? No dudo ni de la capacidad ni de las intenciones (no estoy seguro de que tengan la experiencia adecuada) de quienes se perfilan o han sido anunciados como nuevos integrantes del gabinete, pero ¿y los siguientes niveles? ¿El gobierno contará con los mejores, más preparados y experimentados integrantes tanto del gabinete como de las propias secretarías? ¿Bajándoles el sueldo a la mitad? ¿Es un problema de “costo” o de resultados? Aunque no deja de ser claro que se necesita maximizar los resultados minimizando los costos.

Estamos en un momento en el que se decidió por un candidato de forma abrumadora y que de facto no tiene ningún contrapeso. Por lo mismo, lo más probable es que aceptarán todo lo que indique pero, ojalá que no sea en tanto busquen otro trabajo los más ambiciosos y se queden los más conformistas. Espero que lo barato no nos salga caro a la larga.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfin. Es Director del programa OneMBA.

Opine usted: morenotrip@gmail.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.