Luis González: Adictos a la energía
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Luis González: Adictos a la energía

COMPARTIR

···
menu-trigger

Luis González: Adictos a la energía

bulletUna hora de energía solar es equivalente a toda la energía que consumimos en un año.

Opinión MTY STRUCTURA ENERGÉTICA Luis González Villareal
10/10/2019
Actualización 10/10/2019 - 10:53
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Luis González Villarreal
Luis González VillarrealFuente: Cortesía

Estimado lector, nuestra sociedad se ha acostumbrado a la contaminación, nueve de cada diez personas en el mundo respiramos aire sucio.

Nos hemos convertido en adictos a la energía, no podemos vivir si ella, desde que nos levantamos hasta dormidos la utilizamos, no podemos dormir sin calefacción, abanicos, aires acondicionados y durante nuestra vida diaria ocupamos en todo momento la energía. La cual la utilizamos en transporte, para comunicarnos, para hacer casi cualquier tarea diaria y cada vez ocupamos mayores cantidades.

Con la actual revolución tecnológica, tenemos la alternativa de hacer eficientes todos nuestros procesos, buscando la forma más inteligente el disminuir los consumos energéticos. También el buscar las alternativas de generación energética más competitivas y limpias.

Una hora de energía solar es equivalente a toda la energía que consumimos en un año. Pero actualmente únicamente el uno por ciento de la energía que aprovechamos proviene del sol. En su mayoría consumimos combustibles fósiles. Debemos impulsar a la sociedad a las universidades, a la gran industria mexicana y a los gobiernos a invertir en desarrollos tecnológicos para aprender a aprovechar esta energía.

Imagine usted cual será el impacto ecológico en las próximas décadas aquí en el área metropolitana de Monterrey de no tomar las medidas competentes. Tendremos nuestra ciudad y un México lleno de enfermos, en los cuales no sería únicamente hablar de los costos directos a la economía, es hablar de tu salud y la de todos los que nos rodean. Es nuestra obligación tomar medidas inteligentes al respecto.

Cada ciudad tiene sus propios retos, desde la temperatura, la humedad, la altura, las costumbres de los ciudadanos, así como en la forma en que fueron trazadas cada una de las ciudades, dejando en ocasiones industrias que son originarias de gran contaminación cercanas a las pocas fuentes de oxígeno y el agua con las que se cuentan, por este motivo debemos de buscar soluciones a la medida de cada ciudad. Claro que es de suma importancia impulsar la industria, pero estamos viviendo un momento de revolución tecnológica que si lo aprovechamos bien podemos generar mayores ingresos para todos, revirtiendo los grabes efectos colaterales en la salud originados por la quema de fósiles.

Estamos en muy buen momento para que cada una de empresas busquen el minimizar sus costos con generación eficiente, lo cual va desde las cuestiones más simples, que pueden ser el traslado de cada uno de los empleados, hasta los tipos de combustibles que son utilizados en la producción y en el transporte. Esto no solo brinda grandes ahorros económicos, sino que también genera grandes beneficios sociales y ecológicos. Es importante que todos los niveles de gobierno, otorguen beneficios a las empresas que estén generando impactos ecológicos positivos.

Y para la sociedad en general es necesario, pensar que cada foco que dejamos encendido, es energía que es proveniente mayormente de la quema de combustibles fósiles. Es decir, muy frecuentemente vemos la energía eléctrica como algo limpio y posiblemente lo es en el lugar que la consumimos, pero en el lugar que se está generando se está creando gran contaminación.

También hay que aprovechar más la basura, si hablamos del plástico en si es un gran producto, el cual puede pasar por procesos y ser reutilizable, únicamente debemos de trabajar más en tener mejores procesos y no tirar la basura en cualquier lugar.

Es importante para la sociedad en general realizar un análisis de nuestros consumos, esto nos brindara beneficios económicos directos, como un ejemplo, si en su automóvil no revisa la presión de sus neumáticos, posiblemente tendrá un menor rendimiento de combustible, de igual forma con los mantenimientos correspondientes y si usted aparte empieza a utilizar la tecnología revisando las rutas con menor tráfico, usted obtendrá un menor consumo de combustibles.

En todo momento que usted ahorra en el consumo energético en su casa, de su empresa y en su vehículo es menos contaminación del agua y en el aire, misma que usted, sus familiares y toda la sociedad dejamos de ingerir.

Estimado lector, ¿estamos dispuestos a realizar ajustes inteligentes en nuestra vida cotidiana que nos brinden ahorros sostenibles? .

Gracias, ¡Hasta la próxima!

El autor es CEO de Petroland, ex Director General de Franquicias Pemex y constructor de Estaciones de Servicio. También es Comercializador Autorizado de la CRE; miembro del PEI/NACS y Consultor en Eficiencia Energética.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.