Una joven familia hondureña traza un nuevo comienzo en Belice
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Una joven familia hondureña traza un nuevo comienzo en Belice

COMPARTIR

···
menu-trigger

Una joven familia hondureña traza un nuevo comienzo en Belice

bullet“Tenía una hora para salir”, una joven familia hondureña busca una nueva vida en Belice.

ACNUR
23/08/2019
Una joven familia hondureña traza un nuevo comienzo en Belice.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A Patricia * a veces le preocupaba que su hermano se metiera en problemas por beber demasiado. Un día lluvioso sus temores se hicieron realidad. “Mi hermano estaba borracho y les dijo que no quería pandillas en su vecindario. A menudo recuerdo ese día. Me llamaron para decirme que, la próxima vez que se metiera con ellos, lo matarían”.

Las pandillas en Honduras cuentan con redes poderosas y no dudan en localizar a los familiares de quienes se crucen con ellos. Nadie está a salvo una vez que se ha dado la orden. “Les pedí que lo perdonaran, intenté explicarles que estaba ebrio. Pero igual nos amenazaron y no escucharon razón alguna”, dice Patricia.

Poco después, Patricia empezó a recibir amenazas de muerte. “Un día, la policía llegó al lugar donde se reunía la pandilla”, recuerda. “Algunos lograron escapar, pero otros fueron golpeados y detenidos. La pandilla pensó que yo había contactado a la policía y me llamaron nuevamente”.

Esta vez le dieron una fecha límite: “Me llamaron para decirme que tenía una hora para irme, de lo contrario, matarían a mi hijo, a mi marido y a mí”. Agobiada por el miedo, Patricia huyó con su familia, dejando todo atrás.

“Las pandillas te encuentran dondequiera que vayas en Honduras”. Patricia huyó a Belice donde está rehaciendo su vida con su familia.