Mil 360 kilos de confeti, mar y lluvia de fuegos artificiales: así recibe el mundo al 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mil 360 kilos de confeti, mar y lluvia de fuegos artificiales: así recibe el mundo al 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

Mil 360 kilos de confeti, mar y lluvia de fuegos artificiales: así recibe el mundo al 2020

bulletCon campanadas, fuegos artificiales, rezos y más, así celebraron el primer día del año nuevo en diversos países.

AP
31/12/2019
Actualización 01/01/2020 - 17:07
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Fiesteros de todo el mundo recibieron este martes el nuevo año 2020 con festejos con fuegos artificiales, las tradicionales campanadas, rezos y más.

Así son los festejos en diversos países:

Fuegos artificiales, una lluvia de confeti y los vítores de la multitud dieron la bienvenida a 2020 en Times Square, Nueva York.

En uno de los espectáculos de Fin de Año más vistos del mundo, los asistentes participaron en la cuenta regresiva para despedir 2019 mientras una bola de cristal luminiscente descendía por un poste.

Una lluvia de confeti de unos mil 360 kilos bañó al mar de fiesteros, muchos de los cuales se habían mojado antes en el día por un breve aguacero cuando esperaban en los recintos de seguridad para las actuaciones de la estrella del rap-pop Post Malone, del grupo de K-pop BTS, del cantante country Sam Hunt y de la cantautora Alanis Morissette.

La muchedumbre que abarrotó el corazón de Manhattan cantó las letras de las canciones y mostró globos amarillos y morados antes de medianoche.

“Esto era un sueño, quería hacerlo así que este año mucha gente me ayudó para llegar aquí, y aquí estoy. Estoy muy agradecida por esto”, dijo Mariemma Mejías, 48, que viajó desde San Juan, Puerto Rico, para la fiesta.

La diversión era evidente en una fiesta que planteó importantes problemas globales.

Destacando los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático, profesores y estudiantes de ciencias de secundaria presionaron el botón que inició la famosa cuenta regresiva de 60 segundos que da inicio al nuevo año.

AP

Más de un millón de personas llegaron al Sydney Harbour y áreas circundantes para recibir al año nuevo a pesar de la emergencia por los incendios forestales que azotan Nueva Gales del Sur, el estado más poblado de Australia.

Los fuegos pirotécnicos, programados para las 9 de la noche, se retrasaron 15 minutos debido a los fuertes vientos, pero las personas seguían disfrutando.

Los incendios han arrasado con más de mil casas y dejado 12 muertos en los últimos meses, y el estado de Nueva Gales del Sur ha sido el más afectado.

Algunas comunidades cancelaron las celebraciones, pero el popular festejo en el fuerte de Sydney se vio exento de la prohibición total para utilizar pirotecnia que sí aplicó en otras localidades para evitar más incendios.

Una multitud disfruta un espectáculo de fuegos artificiales durante las celebraciones de Nochevieja en Brisbane, Australia.
Una multitud disfruta un espectáculo de fuegos artificiales durante las celebraciones de Nochevieja en Brisbane, Australia.AP

Las multitudes se mezclaron con manifestantes a favor de la democracia en las principales plazas del territorio, si bien los festejos se han atenuado debido a las protestas que comenzaron en junio.

La tradicional exhibición de fuegos artificiales en el Muelle Victoria fue cancelada por razones de seguridad y se erigieron barreras y se cerraron vías en el distrito de bares y restaurantes Lan Kwai Fong, para poder controlar a las multitudes.

Los manifestantes se congregaron en centros comerciales en Halloween y Navidad y hubo llamados de formar una cadena humana en centros comerciales además de otras medidas de protesta.

Las manifestaciones, que suelen desatar batallas contra la policía, han afectado al turismo y al comercio. Según cifras oficiales, la llegada de turistas disminuyó 56 por ciento en noviembre comparado con el mismo mes el año anterior.

Los festejos de Nuevo Año en Hong Kong reflejan el carácter internacional de la ciudad estado y su herencia como excolonia británica. En China continental las celebraciones son reducidas, ya que el que se celebra es el Año Nuevo Lunar.

China
ChinaAP

Alrededor de 3 millones de personas recibieron 2020 en la icónica playa brasileña de Copacabana mientras cerca de 15 mil 422 kilos de coloridos fuegos artificiales iluminaron el cielo durante 14 minutos al dar la medianoche.

Río de Janeiro acoge una de las mayores celebraciones de Año Nuevo del mundo, con música, bebidas y rituales religiosos en la costa. Muchos se vistieron de blanco, una forma tradicional de expresar un deseo de paz. Alrededor de 2 mil policías trabajaban para garantizar la seguridad de los asistentes a los festejos. Según las autoridades, por el momento apenas se reportaron incidentes menores.

Se espera que muchos residentes y turistas permanezcan en Copacabana hasta el amanecer del miércoles para su primer baño del año en el océano, con la esperanza de dejar atrás sus problemas de 2019. En verano, la temperatura de la ciudad acostumbra a ser alta desde temprano.

La fiesta en Sao Paulo, la metrópoli de Brasil, congregó a unos 2 millones de personas en la avenida Paulista, su principal calle. Prácticamente todos los 2 mil 722 kilos de fuegos artificiales empleados eran silenciosos para no molestar a las mascotas con el ruido.

Una alegre multitud de parisinos y turistas acudió a pie, en bici o en motoneta a los Campos Elíseos para los festejos por el Año Nuevo, en una ciudad que padece una parálisis casi total del transporte público debido a una huelga masiva.

Las personas se reunieron en la afamada avenida para ver un espectáculo de luces en el Arco del Triunfo, seguido por fuegos artificiales a medianoche. La policía de París estableció un perímetro de seguridad alrededor de los Campos Elíseos con una prohibición al ingreso de alcohol, al igual que restricciones al tránsito.

Todas las líneas del metro en la capital francesa estaban cerradas exceptuando dos que operan automáticamente, y sólo había algunos autobuses nocturnos funcionando. Fue el 27mo día consecutivo de huelgas de transportistas opuestos a los planes del presidente Emmanuel Macron de reestructurar el sistema de pensiones francés.

Los que celebran fueron a templos para rezar y colocar incienso, conmemorando el paso del año y el primer Año Nuevo de la Era Reiwa.

Bajo el calendario tradicional japonés, vinculado a las eras de cada emperador, la Era Reiwa comenzó en mayo cuando el emperador Akihito abdicó y su hijo Naruhito asumió el trono.

“Tenemos una nueva era y espero que las cosas mejoren, aunque el 2019 también fue un buen año porque no ocurrió nada malo”, expresó Masashi Ogami, un vendedor ambulante en Tokio.

Había otros quioscos con fideos fritos y manzanas cubiertas de caramelo, además de figurillas de ratón, el animal simbólico de 2020. Debido a que el Año del Ratón marca el inicio del zodiaco asiático, se le asocia con la idea de un nuevo comienzo.

Este año que entra Tokio será anfitrión de las Olimpiadas, evento que ha sembrado gran expectativa en todo el país.

Japón
JapónAP

Uno de los primeros países en dar la bienvenida a la nueva década fue Kiribati, una nación insular en el Océano Pacífico con 3 mil 200 atolones de coral que se extienden por más de 3 millones de millas cuadradas a ambos lados del ecuador.

Kiribati recibe el nuevo año en la primera línea de la batalla contra el cambio climático, luchando contra la sequía y el aumento del nivel del mar.

En 2020, un proyecto financiado por el Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo, el Fondo Verde para el Clima y el Gobierno de Kiribati espera llevar agua potable segura a la principal isla, Tarawa, donde viven la mayoría de los 110 mil habitantes de la nación.

En Samoa, la noche de Fin de Año fue más sombría de lo habitual. Aunque los fuegos artificiales marcaron la medianoche desde el Monte Vaea, en las inmediaciones de la capital, Apia, la despedida de 2019 fue un momento para la tristeza y el recuerdo.

Una epidemia de sarampión se cobró 81 vidas a final de año, en su mayoría de niños de menos de 5 años.

El país, que tiene una población de poco menos de 200 mil habitantes, registró más de 5 mil 600 casos de la enfermedad. Con la epidemia ya contenida, el diario Samoa Observer nombró persona del año a los trabajadores sanitarios que lucharon contra el brote.

“Hemos vivido una extrema tristeza y pesar”, dijo el periódico. “Desde la primera muerte por sarampión, el dolor solo se ha agravado. Pero en medio de la desesperanza y las lágrimas, también hemos visto lo mejor del ser humano en la respuesta de este país”.

Miles de surcoreanos llenaron las gélidas calles del centro de Seúl antes de la tradicional ceremonia de tañido de campanas cerca del ayuntamiento para despedir a un 2019 marcado por los escándalos políticos, la decadencia del mercado laboral y el colapso de la diplomacia con Corea del Norte.

Entre las personalidades seleccionadas para tocar la vieja campana de Bosingak a medianoche estaban el lanzador de las Grandes Ligas Hyun-Jin Ryu y Pengsoo, un personaje con forma de pingüino gigante y voz ronca que se convirtió en una de las mayores estrellas televisivas del año en el país.

El acto en la “campana de la libertad” en el parque de Imjingak, cerca de la frontera con Corea del Norte, se canceló por la cuarentena decretada tras un brote de peste porcina africana.

Una mujer reza en un templo con motivo del Año NUevo, en el templo budista Jogyesa en Seúl, Corea del Sur.
Una mujer reza en un templo con motivo del Año NUevo, en el templo budista Jogyesa en Seúl, Corea del Sur.AP

Miles de personas llegaron a las orillas del río Támesis para tener la mejor vista de los espectaculares fuegos pirotécnicos que se lanzaron desde el London Eye y otras sedes cerca del Parlamento.

Las famosas campanadas del Big Ben sonaron para el Año Nuevo, aunque han permanecido en silencio la mayor parte de 2019 debido a una extensa labor de restauración.

Los rusos comenzaron los festejos del Año Nuevo con fuegos pirotécnicos y un mensaje del presidente Vladimir Putin exhortándolos a trabajar juntos en 2020.

Putin mandó su breve mensaje por televisión en vivo poco antes de que dieran las 12 de la noche. La televisora estatal mostró imágenes de los festejos en ciudades en el extremo oriente del país.

AP

Miles de personas en Yakarta, la capital, recibieron 2020 bajo fuertes lluvias mientras esperaban el espectáculo de pirotecnia.

Los festejos en las áreas costeras cerca del Estrecho de Sunda se opacaron por una posible erupción del volcán Anak Krakatau, que hace un año arrojó lava poco antes de Navidad, ocasionando un tsunami que mató a 430 personas.

Fuegos artificiales estallan sobre la mezquita Mecidiye de la era otomana en la plaza Ortakoy y el 'Puente de los Mártires', anteriormente conocido como 'Puente del Bósforo' sobre el Estrecho del Bósforo, que separa Europa y Asia, en Estambul.

AP

Las principales ciudades de Nueva Zelanda entraron en 2020 con los tradicionales espectáculos pirotécnicos. En Auckland, se lanzaron media tonelada de fuegos artificiales desde la Sky Tower, en el centro de la ciudad.

El 15 de marzo, un pistolero mató a 51 personas e hirió a docenas más en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, en South Island. En diciembre, una erupción en la volcánica Isla Blanca, en la costa este de North Island, mató a al menos 19 visitantes y guías turísticos.