El futuro no pertenece a los globalistas, pertenece a los patriotas: Trump
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El futuro no pertenece a los globalistas, pertenece a los patriotas: Trump

COMPARTIR

···
menu-trigger

El futuro no pertenece a los globalistas, pertenece a los patriotas: Trump

bulletEl presidente atacó de nuevo cuenta a la globalización y señaló que los líderes mundiales dejaron de atender los intereses de sus propias naciones.

AP
24/09/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo este martes una apasionada defensa a favor de la soberanía y nacionalismo de su país.

El mandatario pidió a los líderes mundiales, en su participación en la 74 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que prioricen a sus naciones con fronteras fuertes y acuerdos comerciales entre un país y otro, rechazando así alianzas transnacionales.

"El futuro no pertenece a los globalistas, el futuro pertenece a los patriotas. El futuro depende de las naciones fuertes e independientes", señaló el presidente ante la asamblea.

"La globalización ejerció una 'atracción religiosa' sobre gobernantes anteriores, causando que ignoraran sus propios intereses nacionales. Esos días quedaron en el pasado", agregó.

Al hablar sobre los intereses estadounidenses, Trump remarcó que la seguridad nacional estaba en riesgo por la amenaza de Irán y advirtió a Teherán de que detenga sus agresiones contra los aliados de Washington en Medio Oriente.

"Mientras Irán continúe con su conducta amenazadora, las sanciones (de EU) en su contra no se levantarán, serán reforzadas. Estados Unidos no busca ningún conflicto con otra nación. Deseamos que haya paz, cooperación y ganancia mutua entre todos, pero nunca fallaré en defender los intereses de Estados Unidos", subrayó.

Al respecto, Trump dejó abierta la posibilidad de una pausa en las hostilidades con Irán.

"Estados Unidos nunca ha creído en tener enemigos permanentes. Queremos socios, no adversarios", dijo tras la creciente especulación de que mantenga una reunión con el presidente iraní, Hassan Rouhani.

Si bien Trump busca que los aliados de EU se unan en su intento por aislar aún más a Irán, también parece estar aferrado a su estrategia de usar las sanciones económicas para presionar a Teherán a abandonar su programa nuclear y detener los ataques que están sacudiendo a Medio Oriente.

En los primeros momentos del discurso, Trump no culpó explícitamente a Irán por los recientes ataques contra instalaciones petroleras en Arabia Saudita. Irán ha negado haber organizado el ataque, que el secretario de Estado Mike Pompeo calificó como "un acto de guerra".

Reino Unido, Francia y Alemania se unieron a Estados Unidos el lunes para culpar a Irán por los ataques. Por otra parte, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, remarcó las adjudicaciones hechas por rebeldes yemeníes por los ataques.

"Si Irán hubiera estado detrás de este ataque, no habría quedado nada de esta refinería", agregó.

Pero mientras Trump hacía estas declaraciones, un impulso en Washington entre los demócratas se estaba generando para enjuiciar al presidente después de que se revelara que ordenó congelar casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania unos días antes de una llamada telefónica en la que presionó a Volodímir Zelenski, mandatario de ese país, para que investigara a la famiia de su rival político, Joe Biden.