Banxico e Inegi definirían cuándo hay emergencia económica en reforma a Ley de Presupuesto
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico e Inegi definirían cuándo hay emergencia económica en reforma a Ley de Presupuesto

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banxico e Inegi definirían cuándo hay emergencia económica en reforma a Ley de Presupuesto

bulletMario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, informó que esa será una de las modificaciones que se harán a la iniciativa del presidente.

Víctor Chávez Amilcar Salazar
30/04/2020
Actualización 30/04/2020 - 2:30
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El coordinador de los diputados federales de Morena, Mario Delgado, adelantó que se acordó hacer modificaciones a la iniciativa de reformas a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria del presidente Andrés Manuel López Obrador, en respuesta a las voces críticas al interior de su bancada.

Aunque acusó que las descalificaciones a la propuesta presidencial son solo “campañas mentirosas de la derecha”, admitió que se le harán modificaciones de fondo.

Dichos cambios consisten en que “primero, vamos a definir cuándo se dan las condiciones de una emergencia económica y para ello necesitamos parámetros del Banco de México o del Inegi, para que pueda ser declarada esa emergencia económica”.

Segundo, se van a delimitar los cambios que puede hacer el Ejecutivo al Presupuesto. Actualmente se pueden hacer cambios al equivalente al 5 por ciento, y la Cámara de Diputados simplemente manifiesta una opinión.

"Pero cuando el Presupuesto requiera una cirugía mayor, el Ejecutivo tendría que enviarlo nuevamente a los diputados para que lo aprueben, porque es la única facultada para aprobar el Presupuesto”, explicó Delgado Carrillo.

En un videomensaje dirigido en redes sociales, pidió no hacer caso de las campañas mentirosas de la derecha.

"Nosotros vamos a actuar con mucha responsabilidad y vamos a aprovechar esta reforma para profundizar nuestra vida democrática. Es tiempo de que todos actuemos con mucha responsabilidad. No te vamos a fallar”, indicó a los ciudadanos.

Incluso, el rebelde diputado morenista Porfirio Muñoz Ledo también celebró en redes y detalló que le satisface "el consenso entre los grupos parlamentarios en la Cámara de Diputados para no otorgar facultades anticonstitucionales al Ejecutivo, que además no las necesita, ya que tiene mayoría".

En medio del rechazo generalizado de los partidos de oposición, representantes del Ejecutivo y legisladores de Morena de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de San Lázaro aceleraron la redacción del dictamen con las respectivas modificaciones.

Los diputados pretenden tener listo el dictamen desde este jueves para turnarlo a la Comisión de Hacienda, que debe dar solo su “opinión”, y el viernes a la Comisión de Presupuesto, para su revisión.

Sin embargo, por desacuerdos, la Comisión de Hacienda suspendió una reunión programada para este miércoles; en una reunión virtual de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, el PVEM –aliado de Morena– se sumó a la oposición y rechazó que se toque el Fondo Metropolitano y se destine a otros rubros, y la Comisión de Presupuesto convocó para este jueves a expertos a un foro virtual de parlamento abierto para analizar la iniciativa presidencial.

Otros legisladores de Morena advirtieron que no permitirán que el Ejecutivo y la Secretaría de Hacienda “arrebaten” los recursos ya destinados y etiquetados este 2020 al Fondo Metropolitano, al servicio de las metrópolis del país.

Plantearon que se quiere pasar por encima de los diputados y de la Constitución, con un claro intento de “manoseo” de recursos.

Por ello, la diputada morenista de la Ciudad de México, Lorena Villavicencio, pidió “atender lo establecido en el artículo segundo transitorio (de la iniciativa del Presidente), donde se pretende que el Fondo Metropolitano sea utilizado para otros fines que los establecidos en el Presupuesto que aprobamos para este año”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que su iniciativa para que se autorice modificar el presupuesto ante la pandemia de COVID-19 es una práctica que no se realizaba en las administraciones pasadas, cuando se presentaba una emergencia, por lo que pidió a sus críticos hacer el análisis de la discrecionalidad con la que entregaban los recursos.

Durante su conferencia matutina, el titular del Ejecutivo aclaró que él podría hacer lo mismo, motivo por el cual ahora se pide permiso al Congreso, de manera particular a la Cámara de Diputados.

“Antes, muy contrario de lo que ahora se está diciendo, se aprobaba el presupuesto, era un mero trámite y el Ejecutivo hacía lo que quería con el presupuesto autorizado. Gastaba más de lo autorizado, transfería recursos de una partida a otra, endeudaba al país aun cuando no estaba autorizado en la ley de ingresos, había una gran discrecionalidad”, dijo durante su intervención.

“Y si hay duda, hagan el análisis de cómo era el presupuesto autorizado y cómo terminaba siendo ejercido el presupuesto”, exhortó.

Tras la presentación de la iniciativa para modificar el artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y eliminar la revisión por parte del Legislativo a los cambios del gasto que debe proponer el Ejecutivo, López Obrador consideró que detrás de esta polémica está el hecho de que ya se acercan las elecciones “y hay sectores conservadores que todo lo quieren convertir en política”.

Pero durante el mensaje matutino, el mandatario aprovechó para acusar que, en el periodo anterior, tan sólo en la Secretaría de Gobernación había partidas con 500 millones de pesos, cuando en realidad se ejercían 10 mil.

“Bueno, para no ir tan lejos, revisen cuánto se autorizaba para gastos de publicidad y cuánto se terminaba ejerciendo”, añadió.

Finalmente, dijo que ante la emergencia sanitaria y económica ocasionada por el coronavirus ya ha elaborado un plan que le otorga tranquilidad, en el que se incluye mantener las relaciones con el presidente Donald Trump para la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el 1 de julio.

“Para enfrentar la crisis económica ya tengo el plan, me llevó tiempo trabajar, ajustar, hablar con todos, definir cómo íbamos a rehacer el presupuesto”, informó.