Calderón, Reyes Heroles y Elías Ayub, entre los señalados por el Gobierno de debilitar a la CFE
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Calderón, Reyes Heroles y Elías Ayub, entre los señalados por el Gobierno de debilitar a la CFE

COMPARTIR

···

Calderón, Reyes Heroles y Elías Ayub, entre los señalados por el Gobierno de debilitar a la CFE

El director de la CFE, Manuel Bartlett, señaló que nueve exfuncionarios incurrieron en conflicto de interés cuando en el sector público utilizaron su influencia para favorecer a empresas privadas del sector energético.

Redacción
11/02/2019
Actualización 11/02/2019 - 18:07
Manuel Bartlett, director de CFE.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Nueve exfuncionarios públicos incurrieron en conflicto de interés cuando en el sector público utilizaron su influencia y favorecieron a empresas privadas del sector energético, lo que debilitó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), indicó su director, Manuel Bartlett.

Los exfuncionaros, indicó, habrían firmado contratos “leoninos” con empresas en las que luego trabajaron o fueron accionistas.

En conferencia de prensa matutina de este lunes, Bartlett mencionó como responsables de ese debilitamiento a:

-José Córdoba Montoya

-Jesús Reyes Heroles

-Carlos Ruiz Sacristán

-Luis Tellez

-Alfredo Elías Ayub

-Felipe Calderón Hinojosa

-Georgina Kessel

-Jordi Herrera

-Alejandro Fleming

Más tarde la Presidencia informó que Pedro Aspe, secretario de Hacienda durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, también forma parte de la lista ya que fungió como presidente de la empresa Evercore, aunque dejó el cargo en 2017.

Bartlett dijo que los exfuncionarios antes mencionados hoy día trabajan como consultores de empresas como Iberdrola, IEnova, entre otras.

La influencia de dichos exfuncionarios en empresas privadas, indicó Bartlett, deriva en que la capacidad de CFE se haya reducido a ser una empresa que genera apenas el 50 por ciento de la energía del país.

“Son personas destacadas, pero que participaron en ese proceso de privatización apoyando a empresas privadas como asesores para dar como resultado esa combinación entre empresas privadas y la CFE en absoluto conflicto de intereses con lo que han representado”, dijo.

Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que la infraestructura de la CFE fue abandonada y que se presentará un plan de rescate para la empresa.

“Esto tiene que ver con el plan para fortalecer a la CFE, en todo este periodo para dar preferencia a las empresas particulares se dejó en el abandono la infraestructura de la CFE. Se dejaron de utilizar y no se modernizaron las plantas hidroeléctricas, por ejemplo”, dijo Obrador.

“Dejar ya este plan perverso de ir destruyendo la CFE para que las empresas particulares se apoderen del mercado eléctrico en situaciones también de mucha ineficiencia”, agregó.

Indicó que se notificará a la Fiscalía General de la República (FGR) para que determinen si existe algún delito.

"No se había presentado nada, pero ahora como ya se dio a conocer, pues se va a dar vista a la Fiscalía General, y si es que existe algún delito que ellos decidan", dijo.

Tras las declaraciones de Bartlett en la conferencia de prensa, el expresidente Felipe Calderón respondió vía Twitter al señalamiento, asegurando que “solo quien ignora la complejidad del sector energético puede asombrarse de que verdaderos expertos en el tema trabajen honestamente en el sector energético”.

López Obrador indicó al respecto que Calderón tiene derecho a manifestar su punto de vista y le invitó a dialogar.

“Tiene todo su derecho de exponer sus puntos de vista, que haya debate y se trate el asunto. Tiene que ver con el interés público. Sin enojarnos, con urbanidad política, con respeto, vamos a dialogar, eso es lo que estamos planteando”, dijo.

Más tarde, Luis Téllez, exfuncionario de los gobiernos de Ernesto Zedillo y Felipe Calderón refutó los señalamientos de Manuel Bartlett.

En un comunicado, Tellez reiteró su compromiso por evitar conflictos de interés y por ello dijo que ha cumplido estrictamente con las disposiciones legales.

Reconoció además su participación como consejero de una empresa de energía en los Estados Unidos entre 2004 y 2006, más de tres años después de haber terminado su encargo como secretario de Energía el 30 de noviembre de 2000.