Carso, IEnova y TransCanada, propietarias de 7 ductos inactivos que cobran a CFE
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Carso, IEnova y TransCanada, propietarias de 7 ductos inactivos que cobran a CFE

COMPARTIR

···

Carso, IEnova y TransCanada, propietarias de 7 ductos inactivos que cobran a CFE

El presidente López Obrador dijo que se buscará un diálogo con las empresas para regularizar los contratos y fortalecer a la CFE.

Redacción
11/02/2019
Actualización 11/02/2019 - 11:36
Manuel Bartlett, director de CFE, en la conferencia matutina de AMLO.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Carso, IEnova y TransCanada son las tres empresas propietarias de siete gasoductos que están detenidos a los que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aún sigue pagando, reveló este lunes en conferencia de prensa matutina Manuel Bartlett, director del organismo.

De acuerdo con Manuel Bartlett, director de CFE, estas empresas cuentan con contratos que, asegura, han dañado a la comisión. Los pagos a dichas empresas, indicó, alcanzarían los 70 mil millones de pesos, lo que abona a la crisis en la CFE.

El director de la CFE indicó que se firman contratos “realmente leoninos” que los constructores privados tienen que pagar todo el tránsito de la construcción de los ductos, pero por cualquier caso de fuerza mayor que impida la construcción obliga a la CFE una pena como si estuviera recibiendo el gas sin recibirlo.

“El alquiler en esa aplicación tenemos ya una serie de penas, lleva pagados 5 mil millones de pesos, y este año estría pagando otros 16 mil mdp, la CFE tiene que pagar el préstamo que se traduce de 16 mil millones de dólares, tendremos que pagar 70 mil millones en 25 años, llevamos 62 mil millones desde 2015. De continuar estos contratos, la CFE estaría en una posición de quiebra”, dijo Bartlett.

El presidente López Obrador señaló que se buscará dialogar y llegar a un acuerdo con las empresas para regularizar los contratos y la situación de esos ductos.

“Es básicamente llegar a un acuerdo con la participación de las empresas. Espero que abriendo este diálogo se logre una renegociación en beneficio de los mexicanos y sostenemos el compromiso de no aumentar, en términos reales, el precio de la energía eléctrica a los consumidores”, dijo.

“Va a ser decisión de las empresas. Si ellos dicen ‘no, no quiero’, no hay ningún problema, nosotros vamos a buscar la forma de fortalecer a la CFE. Pero yo espero que sean empresas responsables y que tengan dimensión social, cívica, y se entienda la situación por la que está atravesando el país”, añadió.