¿Qué prefieres, dinero o felicidad?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué prefieres, dinero o felicidad?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Qué prefieres, dinero o felicidad?

24/10/2019
Actualización 24/10/2019 - 12:47

¿Cuánto dinero te hace feliz? De seguro las respuestas son variadas, pues en los extremos, la contestación no es igual entre un empresario, obrero o monje budista; más aún si hay diferencia de edades o país de residencia. La satisfacción económica es importante en nuestras vidas y su administración es fundamental, pero habrá de aceptar que la percepción es relativa.

Has la prueba, pregúntale a tus amigos: ¿qué desearías en un nuevo empleo? Es probable que sitúen el aumento salarial en una tercera o cuarta posición, después de factores como 'reconocimiento', 'ambiente de oficina' o 'perspectivas de crecimiento', como características primordiales.

Es decir, aunque bajo un criterio racional ponemos el bienestar en un contexto económico, al momento de tomar decisiones entran otras variable en juego.

Llamó mi atención el resultado de un estudio realizado por Addeco, compañía especializada en reclutamiento, quienes afirman que seis de cada diez españoles prefieren un menor salario a cambio de una mayor felicidad laboral.

Puesto en sentido contrario, la búsqueda de dinero como un fin en sí mismo podría alejarnos del bienestar porque puede implicar estrés, lejanía, más horas de trabajo, etcétera. En ocasiones se ve como el sacrificio que debe hacerse para proveer a la familia de un patrimonio.

De hecho, en el Reporte Mundial de Felicidad elaborado por Gallup, los primeros sitios los tienen naciones como Finlandia, Dinamarca o Noruega, pero México se encuentra en un lugar destacado a pesar de sus enormes carencias, siendo el 23 de 156 países; el número uno de Latinoamérica.

Según la investigación del Inegi, los aspectos que obtienen una puntuación alta en términos de satisfacción son las relaciones personales, la ocupación y los logros. En tanto, los que influyen de manera negativa son los vinculados con la ciudad, el país y, en particular, la seguridad. Incluso, el triunfo de López Obrador tuvo un impacto positivo en el índice.

Otros estudios muestran que hay una cantidad de dinero para alcanzar un nivel de felicidad y a partir de ahí un monto adicional deja de aportar significativamente más. Es curioso; los países ricos requieren un valor mayor de ingreso y llega a ser cerca de cuatro veces superior al de los pobres.

Podrían estar actuando los costos para lograr un determinado estándar de vida o la posición relativa que se tiene dentro de la sociedad, el caso es que en ocasiones el dinero no viene ligado con la percepción de bienestar.

¿Tú qué deseas, riqueza o felicidad?

Coméntame en Instagram: @atovar.castro.

Twitter: @albertotovarc

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.