El mundo de afuera
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El mundo de afuera

COMPARTIR

···
menu-trigger

El mundo de afuera

31/01/2020
Actualización 31/01/2020 - 11:07

¿Qué tanto preocupan a los mexicanos los temas internacionales como los incendios en Australia, el Brexit, el cambio climático, entre otros? En semanas recientes, Australia sufrió incendios devastadores cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. Hoy, el Reino Unido materializa su salida de la Unión Europea, votada en el referéndum de 2016. Apenas hace unas semanas, la imaginación popular se echó a volar en torno a una posible guerra entre Estados Unidos e Irán. También se tensaron las relaciones entre México y Bolivia.

¿Qué tanto preocupan estas y otras situaciones internacionales en nuestro país? De acuerdo con una encuesta nacional de El Financiero, realizada en este mes de enero, hay temas y asuntos internacionales que sí generan una gran preocupación entre los mexicanos, y otros que parecen simplemente pasar desapercibidos.

El cambio climático, por ejemplo, le preocupa “mucho” al 67 por ciento de los entrevistados. Si sumamos al 28 por ciento que se dijo “algo” preocupado, resulta un total de 95 por ciento; una preocupación prácticamente unánime. Pero enfoquémonos en el porcentaje “muy” preocupado para diferenciar qué tan intenso o importante resulta cada tema.

Los incendios en Australia, por ejemplo, le preocuparon mucho a 64 por ciento de los entrevistados, casi al mismo nivel que el cambio climático, pero ligeramente menos. Por su parte, el conflicto que se veía venir entre Estados Unidos e Irán registró un 56 por ciento de encuestados que se dijeron muy preocupados.

Los tres temas resultan más preocupantes en México que el coronavirus, que registró un 43 por ciento de entrevistados muy preocupados, según la encuesta publicada en este diario el miércoles pasado. (En la publicación se reportó un 72 por ciento que dijo estar muy o algo preocupado por la epidemia de coronavirus desatada en China, aunque en el texto mencionamos 43 por ciento que dijo estar muy preocupado).

Hasta ahora hemos discutido mayorías muy preocupadas, con la excepción del virus, cuyo grado de preocupación podría cambiar dependiendo de cómo evolucione la epidemia. Pero en otros temas los mexicanos muy preocupados representan una minoría: apenas un tercio, una quinta parte o un poco más de una décima parte.

Por ejemplo, quién gane las elecciones en Estados Unidos preocupa mucho a 34 por ciento, con todo y que hasta ahora el candidato republicano es Donald Trump, quien busca reelegirse en noviembre y quien, dicen por ahí, ya tiene contratados anuncios para el Super Bowl. Veremos si es el caso.

Por otro lado, las relaciones entre México y Bolivia preocupan mucho a 21 por ciento de los mexicanos, una proporción importante, pero muy menor comparada con otros temas. Además, las señales de una relación tensa con el país andino parecen haberse diluido pronto.

Finalmente, el Brexit le preocupa mucho a 13 por ciento de los mexicanos. La salida del Reino Unido de la Unión Europea ha ocupado una buena parte de la cobertura mediática internacional, pero para los mexicanos no parece ser tan importante.

Al parecer, los mexicanos nos preocupamos en grados distintos sobre lo que sucede en el mundo. Algunos temas son mucho más preocupantes que otros. El peso del cambio climático en la mente colectiva de los mexicanos ya lo habíamos detectado durante la visita de Greta Thunberg a Nueva York, en septiembre pasado, cuando 66 por ciento nos dijo estar altamente consciente del cambio climático y el calentamiento global. Los incendios de Australia denotan una alta sensibilidad mexicana hacia esa problemática. Pero la política y la diplomacia internacionales no parecen ser tan centrales, a menos de que se hable de guerra. Queden estos datos como un registro de que no toda la preocupación de la ciudadanía se circuncribe a lo que sucede dentro del país. Parafraseando al célebre periodista Walter Lippman, en un libro de 1922, así están las imágenes en nuestra mente acerca del mundo exterior, the world outside.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.