De la cárcel a delinquir
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

De la cárcel a delinquir

COMPARTIR

···
menu-trigger

De la cárcel a delinquir

13/12/2019
Actualización 13/12/2019 - 11:53

¿Y las víctimas, a esas quién les hará justicia?

De las escuelas del crimen que son las cárceles, saldrán miles de delincuentes a atacar a la población que, de por sí, ya está en estado de indefensión ante el avance exponencial de la delincuencia.

No entienden que ante el mayor problema que lastima a los mexicanos, la inseguridad pública, los tres poderes de la Unión son omisos y prueba de ello es la Cámara de Diputados, en donde aprobaron el dictamen de la Ley de Amnistía que otorga el perdón por aborto, consumo de drogas y delitos contra la salud, robo simple sin violencia a personas en condición de pobreza y vulnerabilidad y que no sean reincidentes, además de cualquier infracción perpetuada por integrantes de los pueblos indígenas.

Para nadie es un secreto que las cárceles mexicanas están abarrotadas de personas que no pudieron en su momento librar el proceso de aprehensión por que simple y sencillamente no tuvieron los recursos económicos para sobornar y quedar en libertad. También es una realidad que están recluidos miles de inocentes, aunque para sobrevivir tuvieron que aprender las malas mañas en la catedral de la enseñanza del delincuente: la cárcel.

Tiene razón la diputada del PAN, Dunyaska García Rojas, cuando señala que la ley es innecesaria porque ya se tienen las figuras jurídicas y no resuelve problemas de impartición de justicia, no reduce los vicios de procedimientos, no garantiza el derecho de las víctimas, no atiende el problema de inseguridad, ni fortalece a las instituciones. “Debemos fortalecer el sistema de justicia, no al populismo criminal”.

Así es, la Ley de Amnistía responde más a una acción populista y electorera que al deseo de hacer justicia a aquellos procesados que son inocentes o están recluidos por delitos menores.

Solo algún iluso o diputado de Morena desconoce el modus vivendi y operandi de los reclusos, ya que están a merced del hampa institucional o de los criminales que han hecho del asesinato, feminicidios, secuestro, robo con violencia y trata de blancas su modo de trabajo, y esa forma de ganarse la vida la enseñan en los reclusorios.

Son pocos, muy pocos los que saldrán a ganarse la vida honestamente; los demás, arremeterán contra la sociedad.

Verónica Beatriz Juárez Piña, coordinadora del PRD, mencionó que la propuesta es engañosa, viola la Constitución y transgrede las leyes, y serán muy pocas las personas que puedan beneficiarse de esta amnistía. “Votamos en contra porque este dictamen se olvida de las víctimas y de la reparación del daño, y evita el derecho de saber la verdad. Además, resulta violatoria de la autonomía de la Fiscalía General de la República”.

La LXIV Legislatura pasará a la historia por las reformas constitucionales y leyes que han impulsado con sentido populista, respondiendo a intereses del presidente de la República, como la Ley de Amnistía y el desmantelamiento de los órganos autónomos del Estado, así como de establecer una estructura jurídica que permita la reelección presidencial y dejar en estado de indefensión a los mexicanos productivos, habría que recordar la ley de terrorismo fiscal.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.