Ivonne puede ganar
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ivonne puede ganar

COMPARTIR

···

Ivonne puede ganar

19/07/2019

Si a alguna conclusión se pudiera llegar después de haber presenciado el debate entre los tres aspirantes a dirigir los destinos de lo que queda del otrora poderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI), a manera de resumen diremos que en ese instituto no están acostumbrados a la democracia interna, ya que cuando la ejercen salen fracturados.

En este contexto, aunque falta otro debate y la elección, diremos que los dados están cargados en favor de Alejandro Moreno Cárdenas, quien además de contar con el respaldo de los gobernadores priistas, tiene la venía de los liderazgos que aún tienen gran influencia en el partido; sin embargo, la auténtica base priista puede dar un giro inesperado a los resultados de la elección en favor de la exgobernadora de Yucatán.

En estos tiempos, ante la omnipresencia del poder presidencial, se requieren partidos políticos de oposición fuertes, que ejerzan un contrapeso real, empero al tricolor le va a costar tiempo y trabajo en la operación cicatriz para sanar de sus heridas y refundarse, y con ello abrirse camino hacia las elecciones intermedias de 2021.

Las reglas impuestas a los contendientes por la Comisión de Procesos Internos del PRI, de no agresión, no calumnias, no denigrar, no interrumpir y no usar lenguaje discriminatorio, no se respetaron por los debatientes y por las porras de los aspirantes, ya que ninguno dejó pasar la oportunidad para cobrar afrentas, siendo que el tema a discutir era sobre la visión del partido.

Realmente enfrentados se mostraron los aspirantes al igual que sus adeptos que, con vítores y aplausos, hacían sentir sus preferencias y se pusieron en sintonía con los dimes y diretes ahí pronunciados. “Corrupto” le gritaron al candidato de sobrenombre Alito en una de sus intervenciones y los del grupo contrario respondieron con un “mentirosa”, dirigiéndose a la yucateca. “Así se llevan”, se oyó decir a alguien de los reporteros que cubrieron el encuentro desde la sala de prensa.

El debate se desarrolló en cinco bloques de preguntas y respuestas. Con matices, los debatientes de las tres fórmulas coincidieron en poner al centro de los objetivos del partido a la militancia: hay que escucharla, atenderla, empoderarlos, abrirles las puertas del partido, capacitarlos y en general hacer una alianza con ellos, fueron algunos de los argumentos expuestos de quienes buscan la participación de las bases en esta nueva fase del Institucional.

Por más que los tres suspirantes pretendieron mantenerse institucionales, lo cierto es que se salieron del guión para dar uno que otro raspón a sus contrincantes: “Aquí hay dos campañas, una que divide y otra que une, yo represento a la unidad”, diría Alito en su presentación, y en otra de sus intervenciones se le fue a la yugular a su más fuerte contendiente, ¿ustedes le creen a Ivonne… yo tampoco?, eso sin dejar de hacer énfasis que en lugar de propuestas eran meras ocurrencias las de su adversaria. Ivonne no se quedó con el golpe, al final, en rueda de prensa, denunció posible enriquecimiento inexplicable de su correligionario. Presentó dos fotografías, una de la casa donde hace unos años vivía el de Campeche y otra una imagen que da cuenta de una casa ubicada en una zona residencial de terreno extenso.

Un dato más, Ivonne Ortega se mantiene invicta en cualquier elección que ha participado por un cargo de elección popular. Veremos si mantiene la racha o de plano sólo se prestó a una farsa.

VACACIONES. Inmerecidas pero necesarias, tomaremos unos días de asueto. Abur.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.