menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La Conago se diluye entre las manos a los gobernadores

COMPARTIR

···
menu-trigger

La Conago se diluye entre las manos a los gobernadores

18/01/2021
Actualización 18/01/2021 - 15:23

Partida en cuatro, pero aún cohesionada por defender los mismos intereses, la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) se apresta a cambiar de titular en una presidencia rotatoria que responde más a prácticas democráticas que a un poder real de interlocución con el gobierno federal.

En tiempos en que el presidente de México desoye los reclamos y peticiones de la mayoría de los mandatarios estatales, estos han cedido a la tentación de agruparse conforme mejor les convenga en cuatro frentes; los aliancistas, los panistas, los morenistas y los 'institucionales' que se mantienen firmes en la filas de la Conago.

Así polarizados y algunas veces enfrentados han sorteado los dos primeros años de la actual administración y la verdad, ni unos ni otros han sido escuchados por el Poder Ejecutivo federal. Ni en sus peticiones de mantener por lo menos el presupuesto asignado sin variaciones y mucho menos en las peticiones de mayor presupuesto para combatir los efectos de la pandemia, vamos, ni siquiera les han abierto las puertas para la compra de vacunas del Covid-19, no obstante que el presidente López Obrador declarara que no hay inconveniente para que ello ocurra.

Lo cierto es que la Confederación Nacional de Gobernadores se extingue y se les diluye entre las manos a los actuales gobernadores y no por falta de oficio de los presidentes que han tenido, sino porque los objetivos que persiguen no son a veces compatibles entre sí, o de plano prevalecen intereses políticos e ideológicos que no se han podido zanjar.

En unos días, el 27 de enero, dejará ser presidente de la Conago el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras y la verdad lo hizo bastante bien al mantener el canal abierto con Palacio Nacional, merced a la espléndida relación que existe con AMLO. Sin embargo, ello no fue suficiente para evitar que los mandatarios del PAN, algunos del PRI, PRD e independiente se cohesionaran mejor bajo otras siglas que mantenerse fieles a la Conago.

El gobernador de la entidad potosina termina su administración con las elecciones del 6 de junio y con ello se cierra un capítulo de pujante crecimiento y buenos resultados en ese estado que ahora representa una región muy atractiva para la inversión y para vivir.

El siguiente capítulo de la Conago lo escribirá la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, quien también se va el 6 de junio y al igual que Carreras, ha hecho un extraordinario papel al frente del gobierno de Sonora, de hecho fue una de los mejores gobernadores del territorio nacional en cuanto a la evaluación de sus gobernados.

En congruencia a los nuevos tiempos y como un acto de responsabilidad social, la toma de protesta se realizará vía Zoom, en virtud del repunte a nivel nacional que está registrando la pandemia por el Covid-19.

La mandataria sonorense es vicepresidenta de esta confederación desde el pasado julio, cuando asumió, junto con Carreras López, la representación de este organismo por un periodo de seis meses.

Claudia Pavlovich Arellano es apenas la segunda mujer en ser presidenta de la Conago en la historia de la organización. La primera fue Amalia García Medina, gobernadora de Zacatecas en el periodo de 2004 a 2010 y fue designada para la presidencia en la XXIII Reunión Ordinaria de la Conago, celebrada el 16 de marzo de 2005.

Por el periodo en que le tocará estar al frente de esta Confederación de Gobernadores, que es la instancia de interlocución con el gobierno federal, la gobernadora Pavlovich tendrá en su gestión como principales retos el seguimiento al proceso de aplicación de las vacunas y la reactivación económica de los estados.

Asimismo, un tema en el que se asegura pondrá especial interés es en diseñar estrategias para acortar la brecha social que permita equilibrar el acceso a la tecnología en la educación, que quedó manifiesta en esta contingencia sanitaria y que ha obligado a adoptar la formación académica a distancia.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.