menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nada volverá a ser igual

COMPARTIR

···
menu-trigger

Nada volverá a ser igual

08/01/2021
Actualización 08/01/2021 - 15:38

Con qué anhelo escuchamos decir a la gente sobre el deseo de que todo vuelva a la normalidad que existía antes de la pandemia; sin embargo, ello no será posible ya que no solo se ha modificado la interacción entre seres humanos, sino que las mismas actividades productivas se desarrollarán en jun nuevo marco conceptual y operativo que, por ejemplo, dejará atrás el acudir físicamente a algún centro de trabajo.

En muy poco tiempo se empezará a trazar la nueva normalidad que, por desgracia o fortuna, los más aptos sobrevivirán, lo que pone en evidencia que la teoría darwiniana sigue tan vigente como nunca.

Los consultores de innovación y nuevos modelos de negocio, como el especialista Carlos Glatt, trabajan ya sobre las nuevas tendencias representativas para este año en donde la humanidad se enfrenta a nuevos paradigmas.

El avance hacia lo digital y de los celulares inteligentes con multiplicidad de funciones son una realidad que habla de esa transformación, adaptación y renovación permanente.

A continuación, tan solo enunciaré algunas consideraciones hechas por expertos y cuyo trabajo en diversos ámbitos del conocimiento representan algunas pinceladas que tendrá esa realidad y ese nuevo entorno de los negocios:

1.- El trabajo a distancia básicamente se quedará igual. El modelo mixto de trabajo es irreal, simplemente seguiremos trabajando en línea desde nuestras casas cada vez más adaptadas para ello. Se crearán múltiples espacios para grandes juntas digitales con todas las soluciones resueltas. Nadie quiere vivir en el tráfico ni en esa vorágine que representaba trasladarse a una 'oficina tumultuosa'.

2.- Los centros de trabajo están cerrando gradualmente en un porcentaje altísimo y ese modelo atrasado es retomado por tecnologías disruptivas. Cada día tendremos más asistentes digitales para trabajar en forma eficiente. Esos grandes corporativos serán recordados por siempre como los enormes mamuts de 1980-2020 en extinción. La gente no siempre trabajó así y no trabajará por siempre en ese mismo esquema.

3.- Los hoteles de trabajo y viajes de negocios desaparecen en un 50 por ciento, por lo menos; ya no habrá viajes, congresos o reuniones de trabajo si es que se pueden hacer en línea. El turismo de trabajo desaparece prácticamente. Las llamadas se convierten en videollamadas. Las juntas internacionales en juntas en línea. Los grandes congresos en sistemas tecnológicos. Nuevos lanzamientos de productos en forma digital y tecnologías novedosas. Congresos apoyados por AI. Para recibir experiencias personales.

4.- Las casas se vuelven más tecnológicas y adaptadas al trabajo diario. Muchas empresas se dedicarán a solucionar las necesidades de trabajar desde casa. La casa cambia de ubicación. Hoy se puede vivir fuera de una gran ciudad, trabajar igual y generar el mismo valor. La ubicación física pasa a un segundo término para las empresas, pero a un primer término para los trabajadores.

5.- La productividad ya no depende de un jefe que te supervise, ahora es por medio de plataformas que te ayudan a medir resultados, KPI’s y tiempos eficientes. La forma de contratar personal se replantea. Contratar al mejor del mundo hoy es más fácil, económico y eficiente. No habrá diferencia entre contratar personal local y extranjero. Hoy todos somos globales.

6.- Todo lo repetitivo se vuelve virtual y en esquema de suscripción. Desde iglesias, arte, gimnasios, cines, entretenimientos. A veces iremos a actividades presenciales, pero los números no darán para mantener las infraestructuras físicas que se tenían antes. Menos lugares podrán mantener algunos modelos abiertos. Servicios sofisticados a domicilio por medio de VR llegarán muy pronto.

7.- Las empresas que no inviertan por lo menos 10 por ciento en nuevas tecnologías, desaparecerán. La empresa tradicional llegó a su fin en 2020. Ya solo queda esperar a su muerte definitiva. Con recursos limitados las empresas requieren más certidumbre y mejores inversiones. Una empresa tecnológica, nueva y fresca hoy, puede desbancar a una que lleva haciendo lo mismo en los últimos 50 años. Así como el modelo de dark kitchen ha crecido muchos servicios copiarán el modelo.

(Continuará)

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.