menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Siguen sin medicamentos los niños con cáncer

COMPARTIR

···
menu-trigger

Siguen sin medicamentos los niños con cáncer

05/10/2020
Actualización 05/10/2020 - 13:30

La negligencia, los errores en las cadenas de distribución, las nuevas reglas de compra de medicamentos, la corrupción y el escozor que tiene la 4T contra los industriales farmacéuticos nacionales, son algunas de las causas que provocan el desabasto de medicamentos para niños con cáncer y como se aprecian las cosas, tardará todavía tiempo poner solución inmediata a este criminal problema.

Mientras no haya voluntad política del jefe del Ejecutivo federal, no habrá poder humano que logre poner fin a la burocracia que provoca fallecimientos entre los infantes.

Esta burocracia asesina ha matado a infantes por no contar a tiempo con los vitales medicamentos. Tanto el ISSSTE, como el IMSS, el Insabi, y hasta los hospitales de Pemex, presentan los casos más representativos de desabasto de medicamentos.

La diputada Sara Rocha Medina (PRI), vicepresidenta de la Mesa Directiva, urgió a la Secretaría de Salud federal, al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a garantizar la adquisición, distribución y acceso a medicamentos para el tratamiento del cáncer infantil y otras enfermedades crónico degenerativas.

Llamó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a fortalecer las acciones para identificar y prevenir el incremento injustificado en los precios de medicamentos para el cáncer infantil, y sancionar de manera ejemplar a los establecimientos que cometan esta irregularidad.

La legisladora federal presentó un punto de acuerdo para que la Cámara de Diputados haga dicho llamado.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), 20 por ciento de los mexicanos no son derechohabientes de los servicios de salud, y el cáncer es una enfermedad costosa que impacta a la economía familiar.

El cáncer infantil ha causado el fallecimiento de niñas y niños por falta de fármacos y quimioterapias en diversas entidades del país.

La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC), dice la diputada, ha alertado que en México cada cuatro horas muere una niña o niño a consecuencia del cáncer, y que, por lo menos, 23 mil se encuentran en tratamiento activo o vigilancia, por lo que es elemental garantizarles servicios de salud accesibles y de calidad.

Desde el año pasado se ha agravado la falta de medicinas para la atención de múltiples enfermedades, principalmente para las crónico degenerativas, como diabetes, VIH y problemas renales, por lo que existen diversas denuncias públicas que exhiben las irregularidades en la adquisición de medicamentos, su falta de disposición en los hospitales del país y lamentablemente, la muerte en los últimos meses de personas debido a esta problemática.

La pandemia por Covid-19 no puede ser motivo para evadir la responsabilidad en la prestación de los servicios, la carencia de los medicamentos y mucho menos, aliciente para incrementar los precios de insumos en la aplicación de las quimioterapias.

Al sufrimiento de los padres por tener un hijo enfermo de cáncer se suma el dolor, la desesperación y la impotencia, por carecer del apoyo de las instituciones públicas de salud, no obstante que muchos de ellos cotizan en el IMSS e ISSSTE y aun así padecen por el desabasto de medicamentos.

Ningún gobierno, del color o ideología que sea, puede castigar a los niños y sus familiares con la carencia de medicamentos y tratamientos, hacerlo habla de responsabilidades, incluso de tipo penal.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.