El mínimo esfuerzo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El mínimo esfuerzo

COMPARTIR

···
menu-trigger

El mínimo esfuerzo

25/03/2020
Actualización 25/03/2020 - 12:41
columnista
Atzayaelh Torres
Energía con H al Final

Me cuentan que ante el ambiente de incertidumbre que persiste en lo negocios en México, y ahora más enrarecido por el ataque del Covid-19, las petroleras privadas que ostentan algún contrato de exploración y producción con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) aplicarán la política del mínimo esfuerzo en lo que resta de este año, apenas cumpliendo las inversiones y programas de trabajo necesarios para no incurrir en penalizaciones.

La caída en precios del crudo ha sido el principal motivo para que las firmas privadas tomen esa decisión que sin duda impactará en la plataforma de producción proyectada para este año, tomando en cuenta que el gobierno de la #4T, muy a su pesar (y también muy a su conveniencia), están considerando los barriles de esas firmas que por meses han despreciado, por decir lo menos.

El problema, dicen, es que esta política del mínimo esfuerzo que muchas trataron de evitar para demostrarle al gobierno de la #4T que son dignos de conseguir más rondas y que reduciría sustancialmente la de por sí poca producción que aportan los privados, podría extenderse el resto del sexenio, pues si una vez que el país salga adelante de la amenaza sanitaria, no se incentiva la economía y los petroprecios siguen deprimidos, ellos simplemente ya no estarían interesados en tener aquí más negocios. Vaya, van a estar rogando en Palacio Nacional.

En contraste, Pemex informó a todos sus mandos alto y medios, al menos de manera verbal, que las operaciones no se detendrían. Pues el principal indicador que tiene el gobierno de López Obrador para medir el éxito de su política energética es la producción de crudo (no la rentabilidad de Pemex, como lo dejó claro Octavio Romero en su discurso del pasado 18 de marzo).

En la segunda semana de contingencia, Pemex está tomando las primeras medidas para contener la propagación del Covid-19 entre sus empleados, de lo cuales, por cierto, ya se reportó el primer contagio.

Por ejemplo, de acuerdo con un oficio del 23 de marzo, Pemex Exploración y Producción está aplicando horarios escalonados de acceso a las instalaciones de las diferentes regiones, y no es para menos, pues en total, la petrolera reconoce en ese documento que tiene 64 casos en valoración. Todavía hay mucho riesgo.

Aún así, las medidas han sido recibidas con desagrado por parte de la mayoría de los trabajadores, principalmente los sindicalizados, quienes están preocupados de que no se estén tomando las medidas suficientes para prevenir contagios.

Por lo pronto, los primeros efectos de la contingencia mundial ya se comenzaron a reflejar en la plataforma petrolera del país, que pasó de arrancar el año con una recuperación en enero, durante el segundo mes cayó tres mil barriles para ubicarse en un promedio diario de un millón 721 mil barriles en febrero. ¡Aguas!

En medio de este contexto que no parece prometedor para la industria, aún hay valientes. Esta semana Lifting, filial de Grupo Cotemar México, anunció que obtuvo la aprobación de la CNH para explorar el pozo terrestre Paso de Oro-2DEL, ubicado en Veracruz, donde invertirá más de 17.4 millones de dólares (mmd), de los cuales 14.8 se destinarán a la fase de perforación y 2.6 a la fase de abandono del pozo.

La perforación de Paso de Oro-2DEL dará inicio el 1 de abril de 2020 y concluirá alrededor del 20 de junio. Lifting de México llevará a cabo una perforación tipo “J”, con una profundidad total de 3 mil 853 metros verticales, para lo cual usará un equipo Parker Drilling. Suerte.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.