Lo que se presumirá en el Informe
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lo que se presumirá en el Informe

COMPARTIR

···

Lo que se presumirá en el Informe

28/08/2019
Actualización 28/08/2019 - 12:47

El Presidente Andrés Manuel López Obrador presentará el domingo su Primer Informe de Gobierno, y en materia energética los resultados a presumir serán dos principalmente: la estabilización en la producción de crudo, que no ha roto el piso de los 1.6 millones de barriles diarios; así como los avances en la construcción de la refinería de Dos Bocas, que recibió apenas el 12 de agosto pasado (tal cual adelanté en este espacio) el visto bueno en materia ambiental por parte de la Semarnat, vía la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

Dirá también que la estrategia para desarrollar 22 campos petroleros está avanzando, que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) ya otorgó su venia a 15 planes presentados, que se tienen contratada el 100 por ciento de la infraestructura necesaria, y que este año cerrarán con una producción promedio de 1.8 millones de barriles diarios de crudo, aunque a julio andaba en unos 1.671 millones de barriles.

En materia eléctrica, el Presidente presumirá que las tarifas no se han incrementado más allá de la inflación, enunciado que también aplicará para las gasolinas, cuyo precio, al menos en el Valle de México, se ha estabilizado en alrededor de 20 pesos por litro en el caso de la regular y 21 para la Premium.

El acuerdo logrado ayer por los gasoductos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) será el argumento para decir que su gobierno sí escucha a los empresarios y da certidumbre para fomentar las inversiones.

Sin embargo, más allá de los logros que se han anotado en materia energética, existe un pendiente muy importante del cual no se han dado pasos firmes y claros. Tiene que ver con el desarrollo de fuentes de energía renovable, pues si bien el gobierno tiene anclado este punto a la recuperación de las hidroeléctricas olvidadas en el pasado, es importante que se defina el rumbo de esa industria paralela privada que ya está en marcha y que ha dejado beneficios.

Para lograrlo, es necesario que se instrumente ya un plan para la construcción de las líneas de transmisión necesarias en el país, y cuya saturación de las existentes es el principal argumento de la administración lopezobradorista para haber detenido las subastas de largo plazo que comprometieron inversiones importantes en ese rubro.

Pese a los resultados al primer Informe, aún es primordial que quede muy bien definida la estrategia a seguir, poner los ojos hacia adelante. Por dar otro ejemplo, se tienen que definir de una buena vez si le darán entrada a la ley que prohíbe el fracking, con todas las consecuencias directas que tendría en las operaciones diarias de Pemex, donde hoy cada barril cuenta mucho; otro es si veremos rondas petroleras en esta administración.

También, de igual manera tienen que definir lo más pronto posible cuál será el esquema de inversión para la petroquímica, donde el sector privado ha reconocido que el gobierno "se los dejará".

Es decir, la certidumbre no solo se construye con disposición a negociar, sino con la garantía de que se tendrán negocios en común qué discutir. Por ello se requiere ampliar el abanico para darles más opciones a los empresarios.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.