Implicaciones económicas del evento en Culiacán
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Implicaciones económicas del evento en Culiacán

COMPARTIR

···
menu-trigger

Implicaciones económicas del evento en Culiacán

22/10/2019

Mucho se ha dicho y escrito sobre los hechos violentos ocurridos en Culiacán, en el norteño estado de Sinaloa en días pasados, cuando se detuvo y luego se liberó al hijo de un conocido narcotraficante. Este tema se menciona en los distintos medios de comunicación en todo el mundo.

Se le ha dado énfasis al aspecto de la violencia y de la estrategia de las autoridades, así como sus implicaciones políticas, pero poco se dice sobre las señales que este hecho manda a aquellos que son los responsables de tomar decisiones relevantes que afecten los flujos de capitales, los montos de inversiones, así como las exportaciones e importaciones de bienes y de servicios.

Hay que enfatizar que las decisiones de largo plazo se toman con base en la información que se tienen en el presente, pero que consideren que tendrá algún impacto en el futuro. Por lo mismo, es relevante lo que hagan los gobiernos y los consumidores, los competidores y en general los diversos agentes económicos en el momento presente y lo que piensen que podrán hacer en los siguientes años. Con base en lo ocurrido los inversionistas están obteniendo tres grandes conclusiones: 1) Lo ocurrido en Culiacán sí es relevante y tiene implicaciones en sus futuras decisiones. En esto influyó el hecho de que las redes sociales lo dieron a conocer a nivel mundial con anticipación a las mismas autoridades y a los noticieros; 2) el problema del narcotráfico y la delincuencia organizada en México es mayor a lo que pensaban, hecho que se tomará en cuenta en sus próximas inversiones; 3) el gobierno sigue en la actualidad una estrategia para enfrentarlo que parece que no está funcionando, por lo cual el problema puede empeorar en el futuro.

De los puntos anteriores se desprenden varias implicaciones con impacto económico: 1) Las inversiones en México son más riesgosas de los previamente estimado, por lo cual requieren un mayor porcentaje de rendimiento. Por lo mismo, cabe esperar que el problema de caída en la inversión fija bruta siga agravándose en los siguientes meses.

2) Es probable que este tema aterrice en el Congreso norteamericano durante las negociaciones de aprobación del T-MEC. Aunque es poco probable que lo rechace, sí es posible que retrase todo el proceso, al volverse un tema en la campaña electoral de esa nación. Además es muy probable que se incrementen los requisitos y las revisiones a los productos mexicanos que se importen a ese país en los siguientes meses, lo cual elevará sus costos.

3) La esperada disminución en las tasas internas de interés será más lento de lo esperado, por el mayor nivel de riesgo que es percibido.

4) Crecerá la percepción en la opinión norteamericana de que es conveniente la construcción del muro entre nuestros países, para evitar que la violencia que ocurre en México les perjudique.

5) La petición para que EU frene los flujos de armas hacia nuestro país (lo que implica que nosotros no tenemos la capacidad de hacerlo), reforzará aún más la idea de que se debe construir el muro.

6) Se tendrán cancelaciones de reservaciones en centros turísticos en los siguientes meses. Esto propiciará que los diversos servicios en los mismos bajen sus precios, afectando los ingresos y utilidades en este sector.

7) Es posible que distintos países impongan mayores restricciones a nuestras exportaciones e incluso a los visitantes mexicanos, como pueden ser el requisito de visas.

En conclusión, este evento sí tendrá diferentes impactos en nuestra economía, principalmente por el lado de las inversiones y el comercio internacional. Esto es especialmente preocupante en el momento actual en el cual varios países ya muestran una clara desaceleración o posible recesión económica, como ocurre en Alemania, así como en la producción industrial norteamericana.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.