Prosigue la desintegración económica del país
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Prosigue la desintegración económica del país

COMPARTIR

···

Prosigue la desintegración económica del país

14/10/2019
Actualización 15/10/2019 - 12:09

La economía mexicana no solo se ha estancado en su conjunto en los pasados trimestres, sino que continúa en un proceso de dispersión de las distintas entidades federales. Mientras que el PIB en su conjunto tiene un estancamiento en el primer semestre del año en comparación al año anterior, algunos estados de la República muestran elevadas tasas, incluso por arriba del 4 por ciento. Estos son los casos de Sinaloa, Chihuahua, Nuevo León y otros. Estos son porcentajes muy superiores a los prevalecientes en los países desarrollados y parecidas a las que tienen diversas naciones asiáticas.

Por otro lado hay estados en donde sus economías no solo no crecen, sino que están inmersas en fuertes contracciones, como son Tabasco (con tasas de -10.7 por ciento), así como Campeche, Chiapas, Oaxaca y Michoacán. Algunos de estos casos tienen problemáticas muy específicas, como son los estados productores de petróleo en donde se registran importantes caídas en su producción y que no han podido encontrar alternativas productivas relevantes. En otros casos se mantienen problemas de seguridad y delincuencia organizada que no se han podido superar.

Sin embargo, una regla general es que los estados y zonas del país que han podido integrarse de mejor manera al proceso de globalización son aquellos que registran tasas de crecimiento más elevadas. Como ejemplo están los estados fronterizos, a pesar del problema que varios de ellos tienen en el aspecto de violencia. Destacan por su dinamismo Nuevo León, Chihuahua y Tamaulipas. Caso relevante es Sinaloa, en donde se tiene un elevado crecimiento, especialmente después de la captura de un conocido capo del narcotráfico.

Otros casos que han sido exitosos en su integración al comercio global son los estados del Bajío y en general del centro del país, como son Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato y San Luis Potosí que han logrado elevadas tasas de crecimiento en los pasados años. Sin embargo, hay que destacar que su crecimiento se ha estancado en los últimos trimestres, siendo la causa la incertidumbre que provocó la renegociación del TLC con el triunfo de Trump a la presidencia de los Estados Unidos. Esta zona será muy beneficiada cuando se apruebe el T-MEC en los respectivos congresos.

Finalmente están las zonas turísticas que atraen visitantes del extranjero, como son Yucatán, Quintana Roo y Baja California Sur. Estos estados han logrado atraer importantes recursos del exterior que les permite elevar los niveles de vida de sus residentes.

En la medida en que todo el territorio nacional pueda integrarse al proceso de crecimiento en el que está inmerso el resto del mundo, se podrá obtener un desarrollo más armónico. Para ello se requiere que los distintos sectores nacionales colaboren conjuntamente para lograr este objetivo. Al revisar la lista de los distintos estados destacan que tienen un dinamismo más bajo o negativo aquellos con menores niveles educativos.

Para que la población pueda competir a nivel global, deberá elevar sus niveles educativos y adquirir más conocimientos técnicos. De otra manera solo podrá competir por medio de bajos sueldos y un tipo de cambio débil, es decir devaluado para que se abaraten nuestros productos. Por otro lado, el gobierno federal, los estatales y los municipales deberán trabajar coordinadamente para facilitar la producción en sus entidades y reducir los costos. Hay que enfatizar que costos más elevados van en detrimento de la recaudación, de las utilidades y, sobretodo, de los sueldos y salarios.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.