Bill Gates hablando de Steve Jobs
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bill Gates hablando de Steve Jobs

COMPARTIR

···

Bill Gates hablando de Steve Jobs

19/07/2019

El 7 de julio de 2019, Bill Gates, el multimillonario cofundador del gigante tecnológico Microsoft, fue entrevistado por Fareed Zakaria, de CNN. El tema de la entrevista fue nada menos que Steve Jobs, quien fuera el fundador de Apple, un legendario innovador. La relación entre Jobs y Gates fue muy particular y tuvo muchas variaciones pues Jobs acusaba a Gates de haber “malcopiado” el sistema operativo de la Macintosh para desarrollar Windows.

En esta relación que duró casi 40 años, hasta la muerte de Jobs, hubo de todo: fueron aliados cautelosos, rivales muy enconados y, a veces, hasta amigos que recordaban el pasado sonriendo. También hubo épocas en que estos tres papeles los representaron al mismo tiempo.

Pero cuando Apple andaba de capa caída y prácticamente a punto de la quiebra en 1997, año en el que Jobs regresó a la empresa que había fundado, Gates participó en una de las presentaciones de Jobs en el evento MacWorld 1997. El fundador de Microsoft apareció sorpresivamente en la pantalla del escenario, convocado por Jobs, para anunciar que invertiría 150 millones de dólares en acciones de Apple.

En aquel entonces las acciones de Apple costaban 86 centavos, esa misma acción (a precio ajustado por Splits) actualmente valdría 2,846 dólares, es decir que, si Microsoft hubiera conservado las acciones, actualmente valdrían casi 50,000 millones de dólares. Microsoft las vendió en 2001, duplicando su inversión, cuando Apple estaba ya en plena recuperación.

Dicha inversión fue un trato ganar-ganar, pues Apple recibió un fuerte mensaje de credibilidad, muy necesitado en ese momento, y Microsoft evitó que la acusaran de prácticas monopólicas con Gates anunciando el desarrollo de software de Office para Apple. Además, arreglaron una litigación entre ambos que tenían pendiente. A veces los enemigos pueden dialogar y llegar a buenos acuerdos, en este caso porque finalmente estaban en el mismo ecosistema tecnológico.

En la entrevista mencionada, Gates afirmó que Steve Jobs fue un maestro en “hechizar” a los empleados para mantenerlos motivados y trabajando largas horas. “Yo intentaba hechizar también a las personas, pero algo me fallaba”, dijo el empresario. “Debo haber sido un mal hechicero, pues no lo lograba”.

“Es fácil señalar las partes malas de Steve (su dureza en el trato, por ejemplo), pero todavía no he conocido a ninguna persona que, en términos de selección y motivación de talento, sea capaz de igualarlo”, agregó Gates. “Jobs aportó algunas cosas increíblemente positivas junto con esa dureza”.

Jobs era, sin duda alguna, un perfeccionista sumamente exigente con sus empleados, sin embargo, me atrevo a afirmar que predicaba con el ejemplo: era tremendamente exigente consigo mismo, sus empleados constataban su coherencia, pues pedía a los demás lo mismo que se exigía a sí mismo. “Quien no puede esforzarse para dar lo mejor de sí, no podrá lograr que los demás den igualmente lo mejor de sí mismos”, afirmaba el Dr. Carlos Llano.

“Jobs fue un caso singular”, expresó Gates, “Apple iba ya rumbo a la tumba y se convirtió en la compañía más valiosa del mundo, difícilmente habrá mas historias como esta”.

Steve Jobs murió de cáncer de páncreas en 2011, su puesto lo ocupó el actual CEO, Tim Cook. Durante los ya ocho años que Cook ha sido CEO de Apple, el valor de la acción se ha multiplicado cuatro veces y su valor de mercado ha superado el millón de millones de dólares (actualmente es de 935,000 millones de dólares).

El pasado 27 de junio, la compañía anunció la partida de Jony Ive —Sir Jonathan Ive, Caballero del Imperio Británico desde 2006— que fue el director de diseño de Apple. Ive es considerado una de las personas más importantes de Apple porque fue el responsable del diseño industrial y la apariencia de todos los productos principales de Apple, incluidos el iPhone y la Mac. Había trabajado en Apple por casi 30 años.

Ive fundará su empresa de diseño (LoveFrom) cuyo principal cliente será Apple. Una noticia que sin duda sorprende, pero al mismo tiempo nos indica que Apple se está modificando para seguir siendo líder.

Recordemos que, si queremos permanecer en nuestra posición, tenemos que cambiar para adaptarnos a las nuevas realidades, demandas y tecnologías. Cambiar proactivamente para forjar el futuro que deseamos. Numerosos ejemplos recientes —quizá Kodak, Blackberry o Nokia sean algunos de los más significativos— demuestran que las empresas que se “duermen en sus laureles” después de haber obtenido importantes éxitos, pueden entrar en profundas crisis.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.