Desarrollo industrial de CDMX atempera
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Desarrollo industrial de CDMX atempera

COMPARTIR

···

Desarrollo industrial de CDMX atempera

16/10/2019

El dinamismo del negocio industrial que experimentan distintos mercados del norte del país va en sentido contrario de lo que refleja el desarrollo inmobiliario en la Ciudad de México (CDMX).

Esta lógica se basa en un continuo crecimiento de la demanda, pero que no se refleja en la misma dimensión en el inventario de edificios nuevos en construcción. Lo anterior representa que durante el tercer trimestre del año una variación apenas 0.5% respecto al inventario en construcción en el mismo período de 2018.

Un análisis de la firma Cushman & Wakefield (C&W) sobre el particular indica que el reducido crecimiento nuevas edificaciones en el centro del país refleja la preocupación entre los desarrolladores sobre los retos de la economía local en el mediano plazo.

Como hemos dicho, el norte del país continúa dinámico por el desempeño de ciertos corredores tradicionalmente enfocados a la manufactura, ahora complementados por la participación de otros sectores como la electrónica, equipamiento médico y otros.

Sin embargo, las áreas de oportunidad existen en otras regiones que en el pasado crecieron gracias al dinamismo industrial como el Bajío, ahora se replantean un reacomodo que pueda soportar la llegada de nuevas inversiones, esas que sólo pueden alentar un robustecido crecimiento económico y la ratificación del nuevo T-MEC con Estados Unidos y Canadá.

En el caso específico de la Ciudad de México y los corredores que la conectan en el Estado de México, reflejaron movimientos a números como la tasa de disponibilidad, las tendencias y los niveles de absorción en general.

La estabilidad en el comportamiento se generó por el comercio internacional y la inercia que aún mantenían los fundamentos de la economía. Incluso la actividad fue sana, producto de la demanda logística de empresas comerciales y el elevado dinamismo del e-commerce.

Este efecto hizo que la tasa de disponibilidad en el período fuera de 3%, sin embargo, este nivel representó una reducción anual de 10 puntos base.

De este grupo de corredores fue Tepotzotlán el corredor más dinámico en materia de bienes industriales, incluso logró alcanzar a Cuautitlán, que cuenta con 3.9 millones de m2 cuenta con el mayor inventario en el área metropolitana.

Como en otros mercados, como las oficinas, el mercado industrial y logístico ha mantenido sus precios por más de una década. Las rentas de salida, según la previsión de C&W, promediaron $5.21 dólares por m2 al mes lo que representó un incremento de apenas 0.3%.

Para quienes observan el mercado, la salida que equilibraría el moderado desempeño estable, es el incremento de la integración en las cadenas productivas internacionales para aprovechar el fuerte bono demográfico que tanto se menciona en ciclos inmobiliarios en expansión.

Esta opción la han podido ver firmas de nuevas economías como Amazon que rentó 28 mil m2 en el parque CPA en San Martín Obispo o Neovia Logistics que arrendó 27 mil 800 pesos en San Martín Obispo Park, ambos ubicados en Cuautitlán.

Con este escenario es obvio que el mercado está entrando a otra parte del ciclo inmobiliario. Veremos cómo se reacomodan la confianza del desarrollador y la confianza del inversionista para tomar espacio aprovechando las oportunidades de ampliar cuotas de mercado.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.