Banca Responsable: la nueva forma de trabajar
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banca Responsable: la nueva forma de trabajar

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banca Responsable: la nueva forma de trabajar

21/11/2019

Por Héctor Grisi, CEO de Banco Santander México.

La banca es una industria que se caracteriza por una constante evolución. Sin embargo, el mayor cambio en la industria bancaria no viene solamente de la adopción de nuevas tecnologías con las que los bancos ya trabajan, sino de una renovada relación con la sociedad, que reformula el papel social de las instituciones financieras y su forma de hacer negocios.

En septiembre de este año 130 bancos de todo el mundo, entre los que está Santander, se comprometieron como fundadores firmantes con los Principios de Banca Responsable, mediante los que se comprometen a alinear estratégicamente su negocio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y al Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Lejos de ser una firma protocolaria, o un anuncio de buenas intenciones, es un compromiso de los bancos para hacer frente a los desafíos globales y contribuir así hacia la generación de economías más verdes, patrones de consumo más responsables y un mejor equilibrio social. De esta forma, estos principios se convierten en el primer marco mundial para incorporar la sostenibilidad en todas las áreas del negocio bancario, estableciendo una definición estándar de lo que implica ser un banco responsable.

Desde la banca debemos ser conscientes de que la manera para contribuir positivamente a la comunidad en donde desarrollamos nuestras actividades es, únicamente, mediante la coincidencia de objetivos en el largo plazo: así es como se hace la Banca Responsable.

En Santander buscamos darle trascendencia a todo lo que hacemos y que nuestras actividades hoy no comprometan el mañana y a las generaciones futuras. Así, hemos establecido 10 compromisos como Banca Responsable, con resultados tan cercanos como en 2021, que enriquecen la manera en la que desarrollamos nuestras actividades. De esta forma, pretendemos estar entre las 10 mejores empresas para trabajar en por lo menos seis de las geografías donde operamos; también buscamos que la participación femenina en nuestro Consejo de Administración sea al menos del 40% además de incrementar la diversidad de género en todos los niveles de dirección. Pretendemos alcanzar una meta para que al menos un 60% de la electricidad que consumimos provenga de fuentes renovables; reducir a cero el consumo de plástico de un solo uso en nuestras oficinas; sumar 200 mil beneficiarios con becas, prácticas profesionales en Pymes o programas de emprendimiento; y llegar a cuatro millones de personas apoyadas con nuestros programas de inversión en la comunidad.

Pero hacer Banca Responsable implica más: para 2025, un 30% de nuestros directivos deberán ser mujeres, así como alcanzar total equidad salarial de género. Asimismo, el 100% de la electricidad que consumamos vendrá de fuentes renovables; empoderaremos financieramente a 10 millones de personas y otorgaremos 120 mil millones de euros en financiamiento verde.

Estos compromisos —que llevan implícita una estricta medición y transparencia sobre su cumplimiento— abonan a las acciones que ya realizamos en materia de sustentabilidad y responsabilidad y se alinean con lo que todos como sociedad aspiramos en torno a la equidad, la inclusión financiera, y el cuidado del medio ambiente.

Nuestro fin último es el de hacer una banca diferente que nos permita contribuir al progreso de las personas y de las empresas, mirando juntos a un futuro sostenible. Así, refrendamos nuestro compromiso para sumar esfuerzos con las autoridades y la sociedad con el fin de trabajar de manera responsable y hacer de nuestro país, y el mundo, un lugar mejor para vivir.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.