Frente a la incertidumbre, empresas cautelosas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Frente a la incertidumbre, empresas cautelosas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Frente a la incertidumbre, empresas cautelosas

26/11/2019

La economía global se encuentra en un proceso de desaceleración, sumado esto a las condiciones de incertidumbre en aspectos económicos y políticos. Hoy atravesamos un entorno de mayor reserva en la toma de decisiones en las empresas dentro de la región APEC (Asia Pacific Economic Cooperation, por sus siglas en inglés), tal y como se refleja en el reciente estudio APEC Survey 2019 México de PwC. Este destaca que solo el 34 por ciento de los líderes empresariales mantiene la confianza en aumentar sus ingresos para el próximo año.

Otros factores que, de manera más específica, contribuyen con la incertidumbre generalizada son la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la expectativa de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y la dificultad que se ha presentado para la entrada en vigor del Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés). Es importante destacar que sólo 28 por ciento de los CEO en la región, espera incrementar sus oportunidades de negocio debido a un nuevo acuerdo comercial.

Ante el desarrollo de este escenario, las empresas no son simples espectadoras. Al mismo tiempo, se enfrentan a nuevas tecnologías, intensos procesos de innovación, a la búsqueda de nuevos modelos de negocio; y sí, también buscan al talento que las ayude a alcanzar los nuevos objetivos. En este derrotero, las organizaciones se encuentran en un estado de planeación, midiendo los riesgos que surgen al incursionar en otros mercados.

Cabe aclarar que, si bien todos los sectores económicos pueden tener oportunidades relevantes en este momento, de manera específica el sector terciario –la prestación de servicios de cualquier índole– está llamado a tener un auge importante. ¿La razón? Las nuevas tecnologías permiten ofrecer a los clientes mejores experiencias, convirtiéndolas en valor agregado. Otras empresas que podrían tener buenas oportunidades son las enfocadas a la manufactura para exportación y las cadenas productivas para mercados internacionales.

Un aspecto que llamó la atención en la reciente APEC Survey 2019 México, es que 53 por ciento de los CEO continuará la tendencia de incrementar sus inversiones globales en la región, principalmente en países como Vietnam, Australia, Singapur y Tailandia. Pero ¿qué tienen en común estas economías tan diversas? Han reducido sus tarifas arancelarias, son eficientes en sus mercados domésticos, y crecen significativamente en las exportaciones de bienes. Lo más importante: muestran permanencia en las condiciones para hacer negocios; ofreciendo certidumbre a los inversionistas en el mediano y largo plazos.

México podría estar en el top 10. Sin duda, pero necesita ofrecer señales claras de consistencia en su política económica y en su estrategia en general. La ubicación del país es privilegiada al tener acceso al mercado más grande del mundo: Estados Unidos, pero también tiene oportunidades de diversificación con otros países –en especial asiáticos– con quienes paulatinamente se ha incrementado el nivel de comercio. Si México lograra consolidar ese atractivo, convertirse en un hub para las inversiones y transmitir confianza a los inversionistas, claro que podría formar parte de ese listado.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.