Logros precisos y adversidades, a un año de la 4T
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Logros precisos y adversidades, a un año de la 4T

COMPARTIR

···
menu-trigger

Logros precisos y adversidades, a un año de la 4T

13/12/2019

El pasado primero de diciembre se cumplió un año del Gobierno de la Cuarta Transformación de la República que encabeza nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador. Una de las principales conquistas de este primer año es que hemos comenzado a lograr equilibrios económicos, es decir, estamos impulsando el desarrollo nacional manteniendo nuestras finanzas públicas sanas.

Los resultados han sido precisos. Tal como lo ha mencionado nuestro presidente, estamos comprometidos con el bienestar general de la población. Los programas sociales impulsados por el actual gobierno están llegando ya a la mitad de las familias mexicanas, y en el caso de los pueblos indígenas, el 95 por ciento de los hogares ya cuentan con al menos uno de los apoyos.

En lo que respecta a los adultos mayores, ya están recibiendo pensiones de dos mil 550 pesos bimestrales, el doble de lo que obtenían antes. De la misma forma, se está apoyando a 790 mil personas con discapacidad, en especial, niñas y niños pobres, con una pensión de dos mil 550 pesos bimestrales.

También se están otorgando becas de mil 600 pesos bimestrales a estudiantes pobres de preescolar, primaria y secundaria. El programa Jóvenes Construyendo el Futuro ha dado trabajo como aprendices a 930 mil jóvenes que antes eran discriminados.

Por otra parte, desde el Senado de la República, en el Grupo Parlamentario de Morena, estamos generando reformas para sanear la economía y revertir los efectos devastadores que dejaron las administraciones anteriores. Uno de nuestros principales objetivos ha sido impulsar el crecimiento y desarrollo económicos del país, mediante un proceso de redistribución del ingreso equitativo y justo, con el fin de alcanzar el equilibrio fiscal.

En el nuevo gobierno de México, la ruta elegida está encaminada a reestructurar el gasto público con un programa de austeridad republicana, que trata de abolir dispendios excesivos, es decir, gastos innecesarios, para de ahí obtener recursos de arranque con los cuales cubrir objetivos sociales y revivir la inversión pública. Pero, como lo ha manifestado el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin tocar los otros componentes de la política fiscal, que son la cuestión tributaria y la deuda pública.

En lo que respecta a los hidrocarburos, el llamado “huachicoleo” se ha reducido hasta 94 por ciento y se prohibió la condonación de impuestos a las grandes corporaciones empresariales y financieras. Estamos en una lucha permanente para combatir la corrupción, se ha reducido el costo del gobierno de manera exponencial, no ha habido aumento de impuestos ni incremento a los precios de los combustibles.

Por otro lado, estamos conscientes de que han existido momentos difíciles. Hemos enfrentado adversidades que nos han marcado y lastimado, como la explosión del gasoducto en Tlahuelilpan, Hidalgo, la amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de imponer aranceles a los productos mexicanos y la situación de violencia que se desató a consecuencia de la captura de Ovidio Guzmán, hijo del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

En el primer año del Gobierno de la Cuarta Transformación de la vida pública del país, está implícito el carácter humano y la responsabilidad social. Nuestro compromiso es trabajar para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, pero también, lograr un desarrollo económico que fortalezca las condiciones de la estructura productiva y social de México, que depende, en gran medida, de políticas públicas y reformas institucionales correctas y justas.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.