Logros y retos a un año de la 4T
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Logros y retos a un año de la 4T

COMPARTIR

···
menu-trigger

Logros y retos a un año de la 4T

17/01/2020

Iniciamos el 2020 con una larga lista de pendientes, pero con una gran voluntad y capacidad para alcanzar los enormes desafíos que enfrenta nuestra nación. En el 2019 se cumplió un año del Gobierno de la Cuarta Transformación de la vida pública del país.

En este primer año se comenzaron a construir los cimientos para lograr un país justo y próspero.

Tenemos ahora una administración con carácter humano y responsabilidad social. El compromiso de Morena en el Senado de la República, con el liderazgo de nuestro coordinador, el senador Ricardo Monreal, es trabajar para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos y lograr un desarrollo económico que fortalezca las condiciones de la estructura productiva y social de México.

Cabe recordar que el 2019 lo comenzamos frenando la corrupción que generaba el llamado “huachicoleo”, con lo que se ha reducido hasta 94 por ciento de ese ilícito.

En el mes de mayo se prohibió la condonación de impuestos a las grandes corporaciones empresariales y financieras, con base en un decreto presidencial de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, para terminar con la condonación de impuestos a las grandes empresas situadas en suelo mexicano, que en los últimos dos sexenios dejaron de pagar más de 400 mil millones de pesos, bajo el principio de progresividad de su gobierno de “que contribuyan más, quienes más ingresos tienen”.

Aunado a lo anterior, el proyecto que encabeza la Cuarta Transformación propuso, a través de la legislación fiscal, la de competencia económica, la administrativa y la de prevención del lavado de dinero, levantar por completo el velo corporativo de las llamadas “empresas fantasma”, para evitar que se sigan cometiendo delitos como lo son la evasión y elusión fiscales.

Es así como en el nuevo gobierno de México, estamos en una lucha permanente para combatir la corrupción; se ha logrado reducir el costo del gobierno de manera exponencial y se ha manteniendo la promesa de no aumentar los impuestos en productos básicos ni incrementar los precios de los combustibles.

Los resultados de los programas sociales impulsados por el gobierno de México han sido incluyentes para la población en general, enfocándose de manera particular a la población más vulnerable. Al día de hoy, la mitad de las familias mexicanas y el 95 por ciento de los pueblos indígenas ya cuentan con al menos uno de los apoyos otorgados.

Por otra parte, se ha logrado que nuestros adultos mayores inscritos en el programa reciban el doble de apoyo de lo que obtenían antes, al igual que las 790 mil de las personas con discapacidad, en especial, niñas y niños en situación de pobreza, lo que significa que ambos grupos vulnerables reciben una pensión de dos mil 550 pesos bimestrales.

En lo que respecta a los jóvenes mexicanos, el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” ha dado trabajo a 930 mil jóvenes como aprendices que antes eran discriminados y ahora se están otorgando becas de mil 600 pesos bimestrales a estudiantes de bajos recursos de educación preescolar, primaria y secundaria.

Uno de los principales objetivos en el Grupo Parlamentario de Morena en el Senado de la República, es mantenernos firmes en el combate a la corrupción buscando mecanismos para reestructurar el gasto público con un programa de austeridad republicana, para de ahí obtener recursos de arranque con los cuales cubrir objetivos sociales y revivir la inversión pública.

En próximos días, en el Grupo Parlamentario de Morena estaremos presentando una serie de reformas e iniciativas para trabajar en el próximo periodo de sesiones que inicia el primero de febrero, en donde priorizaremos reformas en materia seguridad, tales como el fortalecimiento de la Guardia Nacional, la reforma judicial, así como la reforma electoral, la reforma a la Ley de Disciplina Financiera de Estados y Municipios y la procuración de nuestro medio ambiente, entre otros.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.