'Our Planet': un documental perfecto para el 2019
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'Our Planet': un documental perfecto para el 2019

COMPARTIR

···
menu-trigger

'Our Planet': un documental perfecto para el 2019

26/07/2019
Actualización 26/07/2019 - 15:34

A simple vista, Our Planet es sólo la versión Netflix de Planet Earth, célebre serie documental de la BBC, también narrada por David Attenborough, en la que cada episodio se enfoca en un tipo de región –planicies, desiertos, mares, bosques– para después llevarnos por el mundo a conocer las diversas especies de flora y fauna que habitan en esos lugares. Planet Earth depuró el estilo de los clásicos documentales de National Geographic, hilando secuencias de suspenso a través de material grabado in situ, creando segmentos entretenidos y ricos en información: cacerías, rituales de apareamiento, extraños ciclos vitales. Pero la mejoría no sólo fue narrativa sino técnica. Con ayuda de sofisticadas cámaras, Planet Earth grabó desde las alturas hasta las más hondas profundidades, acompañando las imágenes con música emotiva. Our Planet es menos impactante que Planet Earth y, sobre todo para quienes hayan visto la serie de la BBC, sus escenas a veces parecerán refritos. La serie incluso repite lugares y animales a lo largo de sus episodios. Hay algo un poquito apresurado, al menos en comparación con Planet Earth.

No obstante, en Our Planet hay un cambio de tono que le da urgencia al material. Mientras que Planet Earth soltaba las malas noticias a cuentagotas, en Our Planet estamos frente a un mundo al borde del colapso. Sólo un puñado de segmentos no culmina con un giro de tuerca triste, como cuando Attenborough avisa que un trecho de bosque en Madagascar, donde grabaron un pasaje entero, desapareció durante la posproducción. Pero no todas las tragedias se transmiten con la parquedad de los mapas y los datos. La contundencia de Our Planet está precisamente en alejarse de las secuencias tensas o divertidas para enfrentarnos a realidades aterradoras. No exagero cuando les digo que lo más perturbador que he visto este año es un episodio en el que vemos morsas agazapadas en riscos polares, a punto de caer al vacío. La secuencia es casi insoportable.

Por eso, a pesar de sus carencias, Our Planet es una serie más adecuada para el día de hoy, cuando el cambio climático parece una tragedia atroz. El asombro y la esperanza tenían cabida cuando se estrenó Planet Earth. Hoy lo que nos toca son segmentos como el de las morsas: parábola precisa de nuestro tiempo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.