“Diputados marrulleros”
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

“Diputados marrulleros”

COMPARTIR

···

“Diputados marrulleros”

21/10/2019
Darío Celis
La Cuarta Transformación

Como el diputado de Morena, Manuel López Castillo, no ve poder humano que pueda retirar unos 18 millones de vehículos chocolates que hay en México, se le ocurrió una brillante idea.

“Pensamos que sería bueno que esta soberanía pensara en legalizar esos autos. Primeramente sería una entrada de dinero fabulosa para los gobiernos federales, estatales y municipales”.

Así, campechana y simplistamente, el diputado de Sonora cree que le hace un favor al país y al gobierno de la 4T con el madruguete del viernes en la noche en la Ley de Ingresos que se discute.

Según el legislador de San Luis Río Colorado, entrarían a las arcas 50 mil millones de pesos y se daría solución al destino del enorme parque automotor que rueda de forma ilegal.

“Los autos ya están aquí, díganme si el ejército de la ONU o qué poder los va sacar y adónde los van a mandar? ¿Al deshuesadero? Sería una solución muy favorable que se legalizaran”.

El albazo prendió las alarmas desde el mismo viernes en el sector automotriz, que contribuye con el 3% del PIB nacional y el 19% del PIB manufacturero, impactando a 157 actividades económicas.

El sábado la Coparmex, que capitanea Gustavo de Hoyos, se manifestó en contra al advertir que “así no habrá inversión y crecimiento” y alertando un millonario negocio para bandas criminales.

La industria de por sí anda de capa caída: esperan vender en 2019 cerca de 1.3 millones de autos ligeros, lo que significa una caída de 9% con un costo promedio de 300 mil pesos por unidad.

Lo anterior implica ventas por 390 mil millones de pesos, que de proceder esta iniciativa llevaría a un 30% menos de ventas con un impacto de 127 mil millones de pesos, con su golpe fiscal.

Una eventual caída de las ventas a 263 mil millones de pesos tendrá una afectación en todas las variables económicas, esto es empleo, impuestos, programas sociales y crecimiento.

Abrir la puerta de la legalización de los “autos chocolate” significaría recaudar hasta 20 mil millones de pesos menos de IVA y 5 mil millones menos de Impuesto sobre Autos Nuevos (ISAN).

No es exagerado mencionar que podría cerrar entre 200 y 300 agencias automotrices agrupadas en la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, que preside Guillermo Prieto.

Ilustraciones de Nelly Vega

La noticia cayó como balde de agua helada, justo cuando hoy arranca el Foro Automotor 2019. Alfonso Romo, el Jefe de la Oficina de la Presidencia, lo inauguraría y canceló su participación el jueves.

Hay mucha molestia con la 4T, pues apenas el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, había asegurado ante la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial que no pasaría.

Y después la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, en la Expo Transporte, igualmente se comprometió a evitar la legalización de autos importados usados.

EL PRESIDENTE ANDRÉS Manuel López Obrador volvió a reunir hace unos días a Rocío Nahle y a Octavio Romero. Sentó otra vez a la secretaria de Energía con el director de Pemex y dijo a éste último, un vez más, que la primera tiene la responsabilidad de Dos Bocas y de rehabilitar todo el sistema de refinación del país. Y es que Romero sigue frenando con artimañas ese objetivo vía el que por lo visto es el verdadero poder atrás de Pemex: Marcos Herrerías. Fue el director corporativo de Administración el que recibió los 100 mil millones de pesos que Hacienda transfirió hace unos días para pagar a proveedores y el que vetó al área de refinación. Lo peor es que dice Herrería que se privilegió a los contratistas que están perforando pozos, pero a ellos tampoco les han caído los pagos. ¿Entonces?

LA 4T PODRÍA replantear la Asociación Público Privada de Altan porque no está cumpliendo los compromisos con Andrés Manuel López Obrador. En menos de un año los directivos de esa firma de Eugenio Galdón se han reunido 3 veces con el presidente, quien ha confiado en que sean el vehículo para conectar las poblaciones aisladas, sobre todo con Internet. Pero a 19 meses de haber iniciado la cobertura, el énfasis de la firma dirigida aquí por Javier Salgado han sido los mercados lucrativos en los que ya están América Móvil de Carlos Slim, AT&T de Laurent Therivel y Telefónica de Camilo Aya, amén de prestar un servicio con problemas de calidad.

OTRA ESPAÑOLA EN la mira de la 4T es Avanzia, filial del conglomerado ACS de Florentino Pérez. La compañía es dirigida por Miguel Ángel Spínola desde hace un par de años y la consigna ahora es suavizar la relación con el gobierno, tras haber sido inhabilitada por la Función Pública que lleva Eréndira Sandoval por falsear información en la licitación del Centro Intermodal de Transporte Terrestre de lo que sería el aeropuerto de Texcoco. Pero ahora esta empresa que preside Francisco Gil Díaz enfrenta otro problema con la CFE, que dirige Manuel Bartlett. Está en default en la entrega de una planta de ciclo combinado en Tula, Hidalgo.

PARA REMATAR OHL es otra hispana en falta. Ahora Aleática, al mando de Sergio Hidalgo, es objeto de otro arbitraje bajo los lineamientos de la Corte Internacional de Comercio con sede en París por negarse a pagar a Boyle Energy, de Michael P. Boyle, mantenimientos en Empalme I, otra planta de ciclo combinado de la misma CFE. Sin esos trabajos la compañía propiedad ahora del fondo autrialiano IFM no hubiera podido entregar la obra en abril pasado y cobrado unos 470 millones de dólares al gobierno de la 4T. El árbitro es Alejandro Osuna.

LUMO FINANCIERA, QUE preside Luis Montaño, ganó la licitación de mil patrullas que organizó el gobierno de Puebla. La administración de Miguel Ángel Barbosa le acaba de adjudicar un contrato de 27 meses por la friolera de mil 387 millones 413 mil pesos, sin considerar el IVA. Lumo ya había ganado previamente 160 patrullas para el gobierno de Cuitláhuac García en Veracruz, contrato por 245 millones de pesos, amén de 180 patrullas para el gobierno de Tabasco de Adán Augusto López, por otros 235 millones de pesos más.

EN EL ESTADO de México el que está bajo fuego es el secretario de Comunicaciones, Luis Gilberto Limón. Es uno de los colaboradores más honestos que tiene Alfredo del Mazo Maza. Precisamente por no prestarse a componendas sus adversarios lo quieren fuera del gabinete. Uno de los megaproyectos sobre los cuales va a tener competencia, aunque es de corte federal, va ser el relanzamiento del Tren Rápido México-Querétaro que utilizará parte del tramo del Tren Suburbano, éste que corre de Cuautitlán a Buenavista.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.