Hoteleros vs Booking.com
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hoteleros vs Booking.com

COMPARTIR

···

Hoteleros vs Booking.com

09/07/2019
Actualización 09/07/2019 - 10:01

Además de la inseguridad, la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México, la irrupción de nuevas plataformas de hospedaje y el sargazo, los hoteleros tienen otro reto: Booking.com.

El sábado, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Roberto Cintrón, hizo un llamado para evitar ceder a lo que llamó una “absurda extorsión” de Booking.com.

¿Qué pasa con esta agencia de viajes online que dirigió hasta junio Gillian Tans? Pues que pretende cobrar a los prestadores de servicios comisiones adicionales sobre gastos de turistas.

En la actualidad Booking.com, que lleva aquí Jeremy John Fournier, cobra comisión en cuartos de hoteles, tiempos compartidos, boletos de avión, cruceros, tours, renta de autos y restaurantes.

Sus comisiones por llevar clientes a esa cadena de prestadores de servicios turísticos fluctúan entre 25 y 30 por ciento. Pero ahora quiere cobrar comisión por gastos adicionales de turistas en los establecimientos.

Por ejemplo, un upgrade de un asiento de avión o de un cuarto hotelero, el uso de wi-fi en una habitación, un valet parking o servicio de estacionamiento, o un guía de turistas, por señalar casos.

Vamos, Booking.com quería meterse hasta con los llamados resorts fee, que son cargos extras que se cobran a los clientes por el uso y disfrute de ciertos productos o servicios de valor añadido.

Algunos de estos gastos que hoy cobran ciertos hoteles del país se comisionan a los trabajadores de esos establecimientos, lo que implicaría una merma económica para la planta laboral.

Booking.com incluso se aventuró a querer cobrar comisión por concepto de marketing, es decir, drenar fondos de promoción y publicidad, como intentó hacerlo en el Caribe y fue rechazado.

El llamado del representante de los hoteleros de Quintana Roo, que posee un inventario de 104 mil habitaciones y que en dos años sumará 30 mil más, hizo eco en otras asociaciones.

Ilustraciones de Nelly Vega

Los hoteleros de Huatulco, Los Cabos, Puerto Vallarta, Riviera Nayarita, Acapulco, Veracruz y Chiapas respaldaron la posición de Cintrón, igual que el Consejo Nacional Empresarial Turístico.

Lo mismo plataformas como Best Day de Julián Balbuena, aunque Expedia de Freddy Domínguez, Price Travel de Lorenzo Vargas y Trivago de Rolf Schrögens, no se han pronunciado.

De hecho la agresividad de la nueva política de Booking.com va encaminada a cerrarle el paso a estos que son sus competidores. Pero definitivamente se les pasó la mano.

ENRIQUE PEÑA y Luis Videgaray dejaron solo a Emilio Lozoya, quien ya tiene claro de qué lado quedaron las lealtades y afectos. Hoy más que nunca, acogerse a la figura de testigo protegido, que le ofreció desde hace tiempo el Departamento de Justicia de Estados Unidos, se le presenta como la opción más segura para evitar que la 4T lo lleve a la cárcel. Javier Coello Trejo, su abogado, ha recibido múltiples peticiones de tiempo atrás para presentarlo como informante de los actos de corrupción del sexenio pasado, pero el litigante lo ha rechazado sistemáticamente. Quizás llegó el momento de reconsiderarlo.

LA UNIDAD DE Inteligencia Financiera, que comanda Santiago Nieto, ya inició pesquisas en torno a la operación del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM). Ahí otro filón de la gran corrupción del gobierno pasado que Andrés Manuel López Obrador va a destapar para demostrar por qué extinguió ese organismo. Por lo pronto las investigaciones se centraron en MSL, la empresa de relaciones públicas que se contrató para dispersar los recursos de promoción en Estados Unidos. Su representante aquí era Joe Shapiro.

JERÓNIMO BÁEZ, un funcionario de la SCT, adquirió ocho vehículos tipo Scania con un valor de 41 millones 450 mil pesos, la mayoría comprados entre el 2014 y el 2017, tiempo en el que se desempeñó como subdirector de área en el Centro SCT Estado de México. La unidad más cara es un autobús por el que desembolsó 7 millones 800 mil pesos. Si Báez quisiera comprar uno de ese valor con su sueldo actual de funcionario, le llevaría 100 meses de trabajo.

ESTE FIN DE semana Interjet recibió otro A321 que se suma al que arribó un mes antes. Con ello la aerolínea que dirige William Shaw llega a una flota de 65 aviones. Las huestes de Miguel Alemán ya se preparan para salir a Bolsa, muy posiblemente este mismo año. Morgan Stanley, que conduce Jaime Martínez-Negrete, es el asesor contratado y lleva como colíderes a Citibanamex, de Ernesto Torres Cantú, y parece que a Santander, de Héctor Grisi.

OTRA FIRMA QUE va a recurrir pero al mercado de deuda en la Bolsa Mexicana de Valores, que dirige José Oriol Bosch, es Marinsa. Nos referimos a la empresa de servicios petroleros de José Luis Zavala, que justo ayer empezó a perforar el pozo Xikin de Pemex. La intención es colocar Certificados Bursátiles por alrededor de 500 millones de pesos antes de listarse. La emisión se realizará en los próximos seis meses. Actinver, de Héctor Madero, es el asesor.

HOGAN LOVELLS, QUE encabeza Juan Francisco Torres Landa, no es el despacho que fichó IEnova, que preside Carlos Ruiz Sacristán. Fue Transcanada, que acordó con su socio liderar la estrategia de arbitraje. Los estadounidenses poseen 40 por ciento del consorcio que construyó el ducto marino de Texas a Tuxpan, hoy objeto de un litigio con la CFE, de Manuel Bartlett. Pero es Transcanada, de Robert Jones, el mayoritario, administrador y operador del activo.

TERMINÓ EL DESAHOGO de pruebas en la demanda mercantil que QET Tech Aerospace, de Guillermo Heredia, interpuso desde el año pasado contra la aerolínea TAR, de Miguel Franco. Este jueves el Juzgado Primero Civil de Querétaro, que lleva Enrique López, debe resolver. La línea que dirige Ricardo Bastón se niega a pagar 48.4 millones de pesos por servicios de mantenimiento. Lo inaudito es lo omiso de Aeronáutica Civil, que dirige Rodrigo Vásquez Colmenares.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.