Tráfico de influencias en Banamex
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Tráfico de influencias en Banamex

COMPARTIR

···

Tráfico de influencias en Banamex

19/07/2019
Actualización 19/07/2019 - 10:06

El petróleo fue el talón de Aquiles de Citibanamex en el sexenio pasado. Por prestarse al juego del gobierno de Enrique Peña Nieto, el boomerang viene de regreso contra el grupo de Michael Corbat.

Seis años después de que el entonces director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, operara la intervención de Oceanografía, todas las acusaciones contra Amado Yáñez están perdiendo sustento.

En contra, hay evidencia de que el banco dirigido entonces por Javier Arrigunaga actuó, por decir lo menos, con consigna política, total desaseo y sin estándares de control.

Otro problema en que incurrió el banco fue el sistemático tráfico de influencias alentado por la cercanía de altos exdirectivos de Banamex con el management en funciones.

El caso más ominoso fue Oro Negro, y su presidente Gonzalo Gil White es hoy prófugo de la justicia. Esta empresa proveedora de Pemex jamás hubiera escalado sin sus relaciones.

Gil White es hijo de Francisco Gil Díaz, cuya influencia en Banamex no está en duda. Oro Negro levantó originalmente 300 millones de dólares de recursos de la Afore de ese banco.

Diego Tarrats, director de Renta Variable y Alternativos de Afore Banamex, veía las inversiones de esa administradora de fondos y está casado con la hija de Gil Díaz, o sea, la hermana de Gonzalo.

Por otro lado, el jefe de Tarrats es Javier Orvañanos, cercanísimo a la familia Gil Díaz, y su jefe es Luis Sayeg, el director general de la misma Afore.

Ilustraciones de Nelly Vega

Sayeg a su vez es sobrino de Alfredo Harp, que junto con Roberto Hernández consolidaron Banamex y posteriormente, en el gobierno de Vicente Fox, lo vendieron a Citigroup.

Son increíbles las faltas de gobierno corporativo: ¿Dónde quedaron los miembros del Consejo de Administración, del comité de inversiones y del comité de riesgos de Afore Banamex?

Ahora que Oro Negro quebró y sus socios están prófugos, ¿quién rendirá cuentas del quebranto de por lo menos 300 millones de dólares de los recursos de los trabajadores de esa Afore?

LA SECRETARÍA DE Energía, que comanda Rocío Nahle, recibe hoy las ofertas técnicas y económicas de los seis paquetes en que dividió la construcción de la refinería de Dos Bocas. Como le anticipé, Wood Group, que encabeza Robin Watson, también se retiró del proceso. KBR, que preside Stuart Bradie, va por los paquetes 1, 4 y 6 y se asoció con las mexicanas Hostos de Abraham Baruch y MRP que es filial de Citapia de Juan Carlos Tapia. ICA Fluor, que dirige Juan Carlos Santos, va solo y tras los paquetes 1, 2 y 3, mismos por los que pujará Samsung de KimKi Nam que no ha definido socio, y finalmente Saipem, de Stefano Cao, que apunta a los paquetes 2, 4 y 6 de la mano de las mexicanas Cargo, de Rolando Ugalde, y ESE ASA, de Daniel Santos.

LA VENTA DEL 50 por ciento de Televisa Radio vino a transparentar los precios en este sector. Si se considera la reciente venta de las dos FM en la CDMX y Guadalajara de Imagen de Olegario Vázquez Aldir a El Heraldo de Ángel Mieres, se pensaría que el consorcio de Emilio Azcárraga Jean malbarató. En el primer caso se pagó cerca de 75 millones de dólares y en el segundo 76 millones, pero por 17 estaciones de las cuales cinco están en la CDMX y tres de ellas son FM. Pero no. La realidad es que Televisa tuvo una ganancia en dólares de 38 por ciento en 17 años. En 2002 le vendió el 50 por ciento a Prisa, de Manuel Mirat, en 49 millones de dólares y ahora le vende a Miguel Alemán su 50 por ciento en 76 millones. ¿Quién ganó y quién perdió?

EN EL BANCO del Bienestar, que maneja Rabindranath Salazar, más de uno se anda tronando los dedos. Sucede que tras envalentonarse y adjudicarle a Axtel el contrato de data center, ahora no les salen las cuentas en el tiempo que les llevará hacer la migración de la información del actual proveedor, Kio de María Asunción Aramburuzabala, a la telefónica que dirige Rolando Zubirán. Triara, la de Carlos Slim, estimó seis meses en las juntas de aclaraciones, pero los genios del banco se empeñaron en 45 días, lo que se ve complicadísimo. El contrato fijó tres meses. El punto es que los tiempos se ven apretados, lo que llevará a un sobrecosto que nada va gustar a la Secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, cuyos programas sociales y respectivos recursos correrán por esa plataforma.

EL DIRECTOR DEL IMSSZoé Robledo, tuvo su primer encontronazo esta semana con la oficial mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro. Y es que la segunda quiso imponer en la dirección de Finanzas a Flavio Cienfuegos, pero el Consejo Técnico lo rechazó en Consejo Extraordinario apenas el lunes. La posición quedó vacante tras la salida de Gisela Morales por diferencias precisamente con Cienfuegos, quien por lo pronto se mantiene en la dirección de Administración. La manzana de la discordia es la compra y distribución de medicamentos e insumos para la salud.

DONDE TAMBIÉN YA están sintiendo la presión de la señora Buenrostro es entre los reguladores del sector financiero. Las comisiones Bancaria, de Seguros y del SAR, que llevan respectivamente Adalberto PalmaRicardo Ochoa Abraham Vela, están en riesgo de aflojar la supervisión porque la oficial mayor no autoriza nuevas plazas para cubrir las renuncias que su misma ley provocó. Lo que no entiende Buenrostro es que las tres comisiones generan sus propios ingresos de lo que le cobran a los regulados y con los que pueden pagar plazas. Ni si quiera le están pidiendo dinero.

GUILLERMO GARCÍA ALCOCER se incorporará al ITAM como profesor de economía a partir del próximo semestre que está por iniciar. El expresidente de la Comisión Reguladora de Energía regresa a su alma máter.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.