¿Cómo va la economía?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo va la economía?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cómo va la economía?

04/04/2019
Actualización 04/04/2019 - 12:53
columnista
Eduardo Sojo
Érase una vez un Número

Un buen amigo me decía la semana pasada que para esa pregunta hay dos respuestas, una corta y una larga. La respuesta corta es ‘lo que se ve no se pregunta’. La larga tiene que ser un poco más elaborada.

En este artículo exploro una respuesta larga utilizando una herramienta del Inegi denominada el Reloj de los Ciclos Económicos, que permite analizar la coyuntura de la economía de manera sistemática. La herramienta utiliza el concepto de ciclos de crecimiento para dar seguimiento al indicador coincidente, que refleja dónde se encuentra la economía, y al indicador adelantado, que refleja hacia dónde podría moverse la economía en el futuro cercano.

La herramienta permite observar en qué etapa se encuentra el componente cíclico del indicador coincidente y del adelantado, y de las variables que forman parte de ambos. Cuando el componente cíclico se encuentra arriba de su tendencia y creciendo, se encuentra en la parte alta (positiva) del ciclo; por el contrario, cuando el componente cíclico se encuentra abajo de su tendencia y decreciendo, se encuentra en la parte baja (negativa) del ciclo. Al primero lo llamaremos cuadrante verde y al segundo cuadrante rojo.

El reloj de los ciclos económicos permite identificar siete patrones en este inicio de año:

1.- Las variables relacionadas con la actividad productiva: la actividad industrial, los ingresos al por menor y el indicador global de la actividad económica, tienen seis meses en el cuadrante rojo, es decir, están evolucionando abajo de su tendencia y decreciendo.

2.- El indicador de las importaciones totales se encontraba en el cuadrante verde hace siete meses, pero a partir de ese momento se movió hacia el cuadrante rojo, como expresión de la desaceleración de la actividad económica.

3.- Como sucede normalmente en el ciclo de disminución de la actividad económica, lo primero que cae es la actividad productiva y posteriormente el empleo. En el reloj de los ciclos económicos la tasa de desocupación urbana y los asegurados en el IMSS ya se encuentran en el cuadrante rojo desde hace varios meses, pero la variable tendencia del empleo pasa apenas el mes de febrero a este cuadrante. La tendencia del empleo se construye a partir de una encuesta en la que preguntan a los empresarios respecto de si en el último mes el número de trabajadores aumentó, permaneció igual o disminuyó.

4.- Las dos variables relacionadas con la confianza de los ciudadanos, la confianza empresarial y la confianza del consumidor, se encuentran en el cuadrante verde, arriba de la tendencia y creciendo. La variable que refiere si es un momento adecuado para invertir, aunque está disminuyendo, todavía se encuentra arriba de la tendencia. Parecería que las expectativas ciudadanas y empresariales no van en el mismo sentido que las cifras de la actividad productiva y el empleo.

5.- Respecto de las variables financieras, encontramos al índice de la Bolsa de Valores de México y al índice S&P 500 de los Estados Unidos en el cuadrante rojo y al tipo de cambio real en el cuadrante verde. En general un peso fuerte coincide con etapas positivas de la actividad económica y un buen comportamiento de la bolsa de valores de México, sin embargo, en esta coyuntura, parece estar respondiendo a variables ajenas al comportamiento de la economía real.

6.- El componente cíclico del indicador coincidente, que refleja la ubicación de la actividad económica, se encuentra en el cuadrante rojo desde hace seis meses. Las variables que componen el indicador coincidente son: el indicador global de la actividad económica, el indicador de la actividad industrial, el índice de ingresos por suministro de bienes y servicios al por menor, los asegurados trabajadores permanentes en el IMSS, la tasa de desocupación urbana y las importaciones totales.

7.- El componente cíclico del indicador adelantado se encuentra por arriba de la tendencia y sin marcar claramente el sentido de la economía para los siguientes meses. Este indicador está compuesto por la tendencia del empleo en las manufacturas, el indicador del momento adecuado para invertir, el índice de precios y cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores en términos reales, el tipo de cambio real bilateral México-EUA, la tasa de interés interbancaria de equilibrio y el índice Standard & Poor´s 500 (índice bursátil de Estados Unidos).

En síntesis, la economía muestra más malas que buenas noticias. Entre las malas noticias encontramos la caída en el ritmo de la actividad productiva, que comienza a reflejarse en el mercado laboral y en las importaciones. Entre las buenas noticas encontramos la confianza empresarial y del consumidor y la evolución del tipo de cambio. El indicador coincidente refleja que la economía esta en el cuadrante rojo (negativo) desde hace varios meses; no obstante, el indicador adelantado, que busca adelantarse al ciclo de la economía y que incorpora variables financieras y opiniones del sector empresarial, todavía no muestra el deterioro que están mostrando algunas de las variables del sector real de la economía.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.