Luz amarilla en el semáforo de la actividad turística
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Luz amarilla en el semáforo de la actividad turística

COMPARTIR

···

Luz amarilla en el semáforo de la actividad turística

02/05/2019
Eduardo Sojo
Érase una vez un Número

La Cuenta Satélite del Sector Turismo es una de las mejoras más importantes que se han hecho a la estadística del sector en los últimos años. Por la cuenta satélite sabemos que el PIB turístico representa 8.7 por ciento del PIB nacional y 5.9 por ciento de las ocupaciones remuneradas del país, de acuerdo con la última medición.

La importancia del sector también se refleja en el hecho de que dos de las cinco entidades federativas que más han crecido en la última década, Quintana Roo y Baja California Sur, son eminentemente turísticas. Adicionalmente, información de Conapo revela que mientras la tasa de crecimiento promedio anual de la población en el país es de 1.3 por ciento, existen municipios turísticos o costeros que están creciendo a tasas de más de 3 por ciento anual, como: San José del Cabo, Playa del Carmen, La Peñita de Jaltemba, Motozintla de Mendoza, Loreto, Santa Rosalía, Felipe Carrillo Puerto y La Mira; y a tasas superiores a 2 por ciento: Cancún, Chetumal, La Paz y Puerto Vallarta. El sector turismo es, en síntesis, importante para la salud de la economía.

¿Cómo va el sector? De acuerdo con los registros administrativos no muy bien. El último reporte de resultados de la actividad turística de Datatur refleja que la ocupación hotelera en los 70 centros turísticos incorporados en la medición disminuyó 2.4 puntos porcentuales respecto a la observada el año anterior en el primer bimestre del año (59.2 por ciento vs. 61.6 por ciento).

De acuerdo con el mismo reporte también disminuyó la llegada de turistas nacionales y extranjeros a cuartos de hotel de 12.6 millones en los primeros dos meses del año pasado a 12.1 millones este año (una disminución de 4 por ciento). Adicionalmente, Francisco Madrid, un experto en el tema, documentó en su columna de El Universal que en las rutas aéreas internacionales entre Estados Unidos y Cancún, CDMX, Los Cabos y Puerto Vallarta, se reporta una pérdida de 1.7 millones de asientos para el periodo enero-agosto de 2019. Todo lo anterior antes de la aparición nuevamente del sargazo en el Caribe Mexicano.

En contraste con estas cifras, indicadores del Inegi provenientes de las encuestas de viajeros internacionales muestran que en el periodo enero-febrero los turistas internacionales se han incrementado en 4.4 por ciento (0.3 por ciento los turistas de internación y 10.5 por ciento los turistas fronterizos) respecto al mismo periodo del año anterior, y el gasto de los turistas internacionales lo ha hecho en 16.7 por ciento en el mismo periodo.

¿Quién tiene la razón? En mi opinión las dos fuentes son confiables; sin embargo, es necesario considerar que el año pasado se trasladó la responsabilidad de generación y difusión de las encuestas turísticas del Banco de México al Inegi y por ello debemos tomar con alguna reserva las comparaciones a tasa anual de las cifras de turismo hasta no tener una serie más larga, particularmente en lo que se refiere al gasto de turistas internacionales y el número de turistas fronterizos, donde las cifras entre la fuente anterior y la actual muestran diferencias significativas. El propio Inegi señala (implícitamente) que debemos tener cuidado en la comparación anual, al señalar en los tabulados de las encuestas de viajeros internacionales que las cifras del Instituto empiezan a partir de agosto.

En síntesis, con la información disponible es más responsable poner el semáforo de la actividad turística en luz amarilla, que en luz verde, aunque es demasiado pronto para decir que esto se debe a la cancelación del Consejo de Promoción Turística que ha decretado esta administración. Los impactos en los estados y municipios turísticos de dejar sin instrumentos a la Secretaría de Turismo se verán más adelante. Ojalá no se afecte de manera muy drástica la velocidad de uno de los motores más dinámicos e importantes de la economía.

* * *

Anumerismo en el debate sobre el precio de la gasolina. La presente administración decidió subsidiar la gasolina para cumplir con la promesa del presidente de que el precio no subiría en términos reales. La métrica para evaluar esa promesa es importante, particularmente en el primer año de gobierno. Si se utilizan tasas anuales, en marzo la tasa anual de crecimiento del índice de precios de la gasolina de bajo octanaje fue de 12.1 por ciento, mientras que la inflación general fue de 4.0 por ciento; sin embargo, buena parte de ese crecimiento tiene que ver con el crecimiento del precio de la gasolina entre marzo y noviembre del año pasado (10.7 por ciento), es decir, antes de que iniciara este sexenio.

Si utilizamos tasas mensuales el índice de precios de la gasolina de bajo octanaje ha crecido, entre noviembre del 2018 y marzo del 2019, 1.30 por ciento, el correspondiente a la gasolina alto octanaje ha disminuido 0.98 por ciento y la inflación ha sido de 1.15 por ciento. Cualquiera diría: ‘¿por qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo?’, a mi me parece que están utilizando tasas equivocadas para evaluar la promesa del presidente.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.