Ignorancia legislativa promovería mayor efecto invernadero
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ignorancia legislativa promovería mayor efecto invernadero

COMPARTIR

···
menu-trigger

Ignorancia legislativa promovería mayor efecto invernadero

25/09/2019

Aún tienen tiempo los diputados hidalguenses VICTOR OSMIND GUERRERO TREJO y RUBÍ ARELI MIRANDA AYALA de retirar su propuesta ante el Congreso de Hidalgo para no pasar a la historia como ignorantes. Nada personal legisladores.

Suponemos que su preocupación es legítima en favor de la salud de sus votantes pero su propuesta refleja la falta de información en materia ambiental y también en materia legal dentro del orden de nuestra Constitución Política Mexicana.

Lo que desean ambos legisladores es evitar que los hidalguenses sean contaminados por el uso de la basura como combustible en procesos de producción de cemento.

Promueven la modificación del art. 162 de la Ley de Protección al Ambiente del estado al que representan. Pretenden prohibir el uso de basura como alternativa energética en los hornos de empresas cementeras.

Pero en el camino cometen varios errores que anotamos en el mejor ánimo de que sus electores no descubran que el conocimiento en procesos ambientales, a ambos legisladores materialmente 'no se les dio'. Dice el dicho que donde natura NON DA, Salamanca NON PRESTA.

En primera porque la ley vigente EN TODO EL PAÍS, promovida por el CONGRESO FEDERAL es de observancia NACIONAL y de ninguna manera una entidad puede contravenir una ley que se respeta, o debe de respetarse, en todo el territorio nacional.

Ya ahí una objeción de peso suficiente. Pero sigamos.

Los legisladores consideran en su exposición de motivos que la empresa termovalorizadora VALORSUM puede representar un daño a la salud de los habitantes cercanos, cosa que no puede suceder por una cuestión elemental: la empresa no ha comenzado a operar por razones que no viene al caso mencionar.

Es decir que la empresa no puede hacer daño a la salud porque aún no INICIA FUNCIONES PRODUCTIVAS.

Otra destinataria de las inquietudes de los legisladores es una planta de CEMEX. Si usted se percata, todo indica que la iniciativa de los diputados de Morena y del PRD tiene destinatarios específicos. Pero vayamos adelante.

La página DE INTERNET de la SEMARNAT puede orientar a los proponentes porque establece con claridad que la política ambiental en materia de uso de residuos sólidos permite su aprovechamiento por los sectores productivos como fuente de energía alternativa.

Es decir... por ejemplo: llantas, pilas incluso, pueden ser aprovechados en su capacidad calórica. Por cierto que las toallas sanitarias y los pañales, mediante un tratamiento especial, también pueden ser aprovechados en los hornos de las cementeras. Puede servir prácticamente cualquier basura sólida no orgánica.

En lugar de que estén en las calles o terrenos baldíos abandonados, pueden ser útiles para los hornos de las empresas mencionadas.

La industria cementera mundial así lo hace y lo hace muy bien. Desde 1975 en Europa, hace 48 años aprovechan la basura en sus hornos de las cementeras. En 1982 lo comenzó a hacer la industria norteamericana y en México se permitió ese uso hace 17 años. Algo tarde, pero bueno... mejor que nada.

En el mundo habrá cinco mil hornos cementeros de los cuales 37 están en territorio nacional. Mucho ha ayudado en Hidalgo el permiso para usar basura en procesos de los hornos cementeros. Si no hubiese sido así serían más que 41 los tiraderos a cielo abierto que existen en la entidad y los supuestos tres rellenos sanitarios registrados oficialmente.

En México los procesos de los hornos se nutren en 10 por ciento por el aprovechamiento de la energía contenida en la basura mientras que en Europa ellos alimentan los hornos al 95 con los desechos.

Por obvias razones, el proceso energético es más económico. Pero ahí no está la real ventaja sino en el hecho de que al usar la basura contaminante evitan que crezca el efecto invernadero porque reducen hasta 45 por ciento las emisiones de CO2.

Pero evidentemente los legisladores esta parte la desconocen, porque lo que desean los legisladores es que las cementeras en el estado tengan PROHIBIDO USAR DESECHOS SOLIDOS EN SUS HORNOS, lo que tiene preocupada no solo a la industria cementera en Hidalgo, también en otras entidades si es que la propuesta Morena acaba siendo 'copiada' por otras huestes morenistas en el país.

Aún hay tiempo para evitar que legisladores hicieran el ridículo en Hidalgo, si de algo les puede servir esta columna. Con todo respeto diputados.

Continuará, por cierto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.