Herrera, en el filo de la navaja
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Herrera, en el filo de la navaja

COMPARTIR

···

Herrera, en el filo de la navaja

06/09/2019

Vaya reto es el que tiene el secretario de Hacienda, Arturo Herrera.

Si saca adelante lo que falta, seguramente cuando pongan su cuadro en el salón de los secretarios, va a ser recordado por el trabajo muy complejo que realizó.

El Paquete Económico 2020, en el que ha estado trabajando desde hace varios meses, requiere algo así como encontrarle la cuadratura al círculo.

Debe satisfacer muchas condiciones y cumplir con una cantidad enorme de requisitos. Todos al mismo tiempo.

Le explico. El Paquete debe cumplir las siguientes condiciones:

1-Tiene que gustarle al presidente López Obrador. Esa es la primera condición, pues el secretario finalmente es un subordinado al presidente de la República, quien es el que finalmente toma las decisiones.

Sabemos que AMLO va a insistir en la austeridad republicana, pidiendo más y más apretones de cinturón en múltiples ámbitos. Y también va a demandar que haya recursos para los proyectos que para él son los más importantes. Y todo ello, sin más deuda y sin más impuestos.

2-Tiene que convencer a los mercados financieros. Herrera sabe que, aunque trabaja para el presidente López Obrador, tiene que asegurarse que el Paquete sea bien recibido por la mayoría de los inversionistas. Esto quiere decir en primer lugar que exista la convicción de que se mantiene la disciplina de las finanzas públicas, es decir, que habrá un superávit primario que no solo esté en el papel, sino que parezca realmente alcanzable en la práctica. Esto supone un escenario realista en la recaudación y un mayor control del gasto.

3-Tiene que convencer a las calificadoras. Algunas de ellas, señaladamente Moody’s, han dicho que una de las premisas para no bajar la calificación de la deuda mexicana, es que se establezcan las condiciones para que haya un mayor crecimiento económico. Un estancamiento crónico erosiona la base tributaria y deja al gobierno en una situación más vulnerable, que eventualmente se castigaría con una reducción de la nota de México.

4-Tiene que convencer al Poder Legislativo. Más allá de que Morena cuenta con mayoría en las dos cámaras, el Paquete que debe ser aprobado debe ser convincente para legisladores que eventualmente deben responder también tanto a electores como diversos grupos con intereses específicos.

El problema con todos estos requisitos es que algunos son contradictorios entre sí. Por ejemplo, una política de gasto que incentive la actividad productiva podría chocar con la meta de la disciplina fiscal.

El Paquete Económico debe tener márgenes de maniobra para que los legisladores hagan algunas modificaciones, pero no demasiadas para que no se distorsione el Paquete.

Si mantiene la filosofía de estimar el crecimiento, entonces probablemente el rango que se establezca el PIB del próximo año sea con una tasa de 1 a 2 por ciento.

Seguramente Arturo Herrera, con su talento analítico tiene una matriz con todas las implicaciones y efectos del Paquete Económico.

Si alguien puede sacar adelante al Paquete es Herrera. Pero, ni aun con las habilidades económicas y políticas que tiene, va a estar fácil.

Se trata de un desafío gigante, que, entre otras cosas, va a definir el futuro de este gobierno.

Supongo que Herrera y AMLO lo tienen claro.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.