menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Pandemia: nos resta un largo viaje

COMPARTIR

···
menu-trigger

Pandemia: nos resta un largo viaje

14/01/2021
Actualización 14/01/2021 - 8:13

El virus continúa ganándonos la carrera.

El mundo comenzó el proceso de vacunación a mediados de diciembre. De acuerdo con los últimos datos, hasta ahora van cerca de 30 millones de vacunas aplicadas.

Pero entre el 15 de diciembre y el registro del día de ayer, el número total de contagios se ha incrementado en 18.6 millones de nuevos casos y el número de fallecidos subió en 320 mil personas. Se trata de un promedio de 744 mil nuevos contagios y de 11 mil 428 fallecidos cada día.

Hasta ahora van 91.6 millones de contagiados confirmados y un millón 960 mil muertos.

A la larga, sabemos que le vamos a ganar la partida al virus y que, como en otros momentos de la historia en situaciones parecidas, esta pandemia quedará como un capítulo oscuro en el camino de nuestra especie.

Sin embargo, en el corto plazo necesitamos comprender que todavía estamos en el momento más álgido de la guerra y que, de no tomar las medidas adecuadas, habrá aún muchas bajas y mucho dolor.

Los únicos países que se pueden preciar de haber controlado la enfermedad son algunos asiáticos, de manera destacada China, que fue el origen de la pandemia.

Por ejemplo, los nuevos contagios en China en el lapso que estamos considerando suman 2 mil 558, un promedio de 91 nuevos por día.

Sin embargo, en Europa el crecimiento de los contagios en ese mismo periodo fue de 5.97 millones, un promedio de 213 mil nuevos contagios por día.

En Estados Unidos la situación sigue en estado de emergencia. Los nuevos contagios en el lapso que estamos analizando fueron 5.84 millones, un promedio diario de 208 mil.

La nueva administración de Joe Biden, que comenzará en menos de una semana, va a llegar con la peor crisis de salud de la historia reciente de Estados Unidos.

Más allá de que el nuevo gobierno demócrata acelere el proceso de vacunación, es muy probable que tenga que instrumentar un conjunto de medidas restrictivas durante los primeros meses de la nueva administración.

En el caso de México la situación no es muy diferente.

El número de contagios nuevos del 15 de diciembre al día de ayer fue ligeramente superior a 304 mil y el número de fallecidos en ese lapso fue de 21 mil 818. Los promedios diarios fueron de 10 mil 480 y 752 respectivamente.

Así como en otros países, en México estamos en el peor momento de la pandemia.

Prácticamente en todo el hemisferio occidental los contagios se dispararon en las últimas semanas.

Una de las explicaciones tiene que ver con las celebraciones de fin de año, que propiciaron un aumento de la movilidad y los contactos entre las personas y por lo mismo un alza en el número de contagios.

Pero es probable también que nos enfrentemos a un virus que desarrolla ‘nuevas armas’. El caso de la llamada variante británica, que es más contagiosa aún que el virus original, es apenas una de las posibles mutaciones que vamos a enfrentar.

Quienes pensaban que 2021 podría ser un año en el que regresaríamos a algo parecido a la normalidad ya pueden ir olvidándose de esa idea.

En el mundo desarrollado, probablemente haya porcentajes importantes de la población vacunada para la mitad de este año.

Pero en los países en desarrollo, incluyendo México, es probable que haya que esperar hasta el final de 2021 o incluso hasta 2022.

Y existe aún la interrogante respecto a la duración de la inmunidad que producirán las vacunas.

Va a ser muy difícil pensar en una frontera clara que marque un antes y después de la pandemia.

No habrá un periodo oscuro seguido de otro claro. Probablemente lo que tendremos será una zona con diferentes tonos de gris en la cual empezarán a bajar los contagios, pero tardaremos un lapso largo en regresar a una condición de relativa normalidad.

Y eso va a afectar seriamente a nuestra economía.

Esta etapa podría extenderse desde el verano de este año hasta bien entrado el 2022.

Así que, haga planes para este largo viaje.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.