menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Comité de Fechado de los Ciclos de la Economía de México

COMPARTIR

···
menu-trigger

Comité de Fechado de los Ciclos de la Economía de México

16/02/2021
Actualización 16/02/2021 - 10:58
columnista
Gabriel Casillas
Perspectiva Global

¿En qué momento nuestro país ha enfrentado una recesión? ¿Cuánto tiempo han durado esas recesiones? ¿Cuántas recesiones ha enfrentado la economía mexicana en los últimos cuarenta años? La mayoría de los mexicanos que hemos experimentado recesiones recordamos muy bien las dificultades económicas por las que atravesó nuestro país en los ochenta, en 1995 −también llamada ‘crisis del tequila’−, así como la crisis económica-financiera global de 2008-2009. Sin embargo, a pesar de que sepamos a grandes rasgos cuándo hubo recesiones, no sabemos con precisión cuándo empezaron y cuándo terminaron, por lo que no tenemos certeza de la duración que tuvieron, qué tan profundas fueron o el impacto sectorial o territorial que llegaron a tener. ¿Por qué? Porque no existe un registro ‘oficial’ que ofrezca una respuesta precisa a las preguntas con las que inicié esta columna.

En muchas ocasiones se ha utilizado la ‘regla de los dos trimestres negativos’ para identificar rápidamente los puntos de inflexión (i.e. cuando inician y terminan las recesiones). Esta ‘regla de dedo’ consiste en que una recesión inicia cuando se observan tasas de crecimiento trimestral negativas por dos trimestres consecutivos. Inclusive, cuando esto ocurre se le ha llegado a llamar ‘recesión técnica’. La regla es muy práctica. Sin embargo, esta regla tiene varios inconvenientes. Por un lado, hay veces en las que se registran caídas del PIB, pero no son muy significativas, ni duraderas, ni generalizadas. Es decir, solo representan ‘un bache’ o ‘desaceleración temporal’. Por otro lado, las revisiones que llevan a cabo las agencias de estadística nacional a la serie histórica del PIB hacen que esos puntos de inflexión o fechas en donde inician y terminan las recesiones puedan cambiar. Esto puede ocurrir con cierta frecuencia e inclusive de manera significativa. Tal es el caso de las series desestacionalizadas con las que se calculan las tasas trimestrales, que se modifican totalmente cada vez que se publican, al llevarse a cabo el proceso de ajuste estacional.

A su vez, existen otros indicadores, sobre todo del mercado laboral, que sugieren que en algunas ocasiones el país atravesó por una recesión, sin que necesariamente se observaran los dos trimestres consecutivos con tasas negativas. Asimismo, existe la posibilidad de que en épocas de alto crecimiento económico, la regla de los dos trimestres negativos nunca identifique una recesión. Esto puede ocurrir por cambios estructurales relevantes −como reformas que incrementen la productividad de manera substancial y continua−, como es el caso de China desde 1993. En contraste, también puede ocurrir que cuando se observa una caída secular en la población −como es el caso de Japón−, el PIB registre tasas negativas en muchas ocasiones, por lo que la ‘regla de los dos trimestres negativos’ señalaría que el país en estudio ha estado en un sinnúmero de recesiones en los últimos 30 años.

Así, debido a que está probado que la utilización de algoritmos o reglas mecánicas no es la mejor manera de caracterizar los ciclos económicos, esta labor se ha depositado en un órgano colegiado de expertos, es decir, en un comité de fechado de ciclos económicos. En el caso de Estados Unidos, en 1978 se creó formalmente el Comité de Fechado de Ciclos Económicos de la Agencia Nacional de Investigación Económica (National Bureau of Economic Research o NBER). En la Eurozona crearon la Red de Ciclos Económicos de la Eurozona (Euro Area Business Cycle Network o EABCN). Por su parte, en Canadá, se creó el Consejo de Ciclos Económicos, inserto en el C.D. Howe Institute y así ha ocurrido en varios países. Si el objeto de estudio de la macroeconomía es el entendimiento de los ciclos económicos y cómo reaccionan las principales variables macroeconómicas ante choques o instrumentación de política económica, es necesario contar con un comité de fechado de ciclos económicos.

Afortunadamente, el pasado 3 de febrero el Inegi y el IMEF (Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas) anunciaron la instalación del Comité de Fechado de los Ciclos de la Economía de México, un esfuerzo que estaremos conduciendo siete economistas, tanto hombres como mujeres, con el fin de establecer y mantener permanentemente actualizada una cronología de los ciclos económicos en México. Cabe señalar que el Comité no realizará pronósticos de ningún tipo, ni análisis de coyuntura, ni recomendaciones de política económica o de otro tipo.

* El autor es director general adjunto de Análisis Económico y Relación con Inversionistas de Grupo Financiero Banorte y presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

* Las opiniones que se expresan en esta columna no necesariamente coinciden con las del Grupo Financiero Banorte, ni del IMEF, por lo que son responsabilidad exclusiva del autor.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.