4T 'vs'. ecología fifí
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

4T 'vs'. ecología fifí

COMPARTIR

···

4T 'vs'. ecología fifí

21/05/2019

1. Mascota, Jalisco, Pueblo Mágico, está en un valle rodeado de montañas en lo alto de la Sierra Madre Occidental. La orografía es muy parecida a la del Valle de México, pero a muy pequeña escala. Su clima es templado. La temperatura más alta, en mayo, alcanza los 29 grados. Está a 200 kilómetros de Guadalajara y 100 de Puerto Vallarta.

2. El miércoles pasado, sin embargo, la temperatura alcanzó los 35 grados y en algunas zonas subió hasta 37. Ese día, al entrar al Valle, al mediodía, procedente de PVR, el termómetro de la moto registró esos niveles.

3. La razón me la explicó un agricultor: la tala y quema que se realiza en el valle y los alrededores para preparar la tierra para la siembra, antes que entren las aguas, a mediados de junio.

4. La tala y quema tiene su antecedente en la roza y quema del mundo precolombino, particularmente la agricultura nómada de los mayas. El hecho es que esta práctica ha sobrevivido a través de los siglos y sigue siendo utilizada por ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios en todo México.

5. Por eso Mascota, la Esmeralda de la Sierra, que se encuentra a 700 kilómetros de la CDMX, experimentó esas temperaturas. El fenómeno no incluyó los niveles de contaminación de CDMX. Pero no hay duda que hay factores comunes entre ambos valles.

6. Hay que subrayar, adicionalmente, que la tala y quema ha alcanzado este verano niveles extraordinarios, que no se explican por su dinámica propia. Tal como ha señalado Gabriel Quadri, las políticas de la 4T han jugado un papel relevante.

7. Por una parte, los programas de estímulo al campo, concentrados en transferencias directas a los productores, aunadas a los precios de garantía, han provocado que ejidatarios, comuneros y pequeños propietarios hayan decidido incrementar los terrenos de siembra. Lo han hecho por el método tradicional que siempre han utilizado: la tala y quema.

8. Por la otra, el gobierno decidió recortar el presupuesto de la Comisión Nacional Forestal en un 40 por ciento y suprimió el Programa de Empleo Temporal que servía para controlar los incendios, mediante cortafuegos, y evitar que se propagaran.

9. Así que, como las hojas de una tijera, el efecto real de esa conjunción de estrategias provocó la agudización de las quemazones, que acabaron repercutiendo en los altísimos niveles de contaminación en CDMX, que no tienen que ver con las emisiones del transporte.

10. Claudia Sheinbaum intentó esquivar su responsabilidad con un pésimo argumento, echándole la culpa a las administraciones anteriores. Pero dicho eso, es verdad que la contaminación vino de fuentes que no son la combustión de motores ni la industria, y que no había protocolos ni programas para enfrentar el fenómeno.

11. Otro hecho notable es que la Semarnat prácticamente se hizo ojo de hormiga. Imposible saber si fue por la incapacidad de la secretaria Josefa González-Blanco, o porque sabía que la causa está en los recortes a la Comisión Nacional Forestal y en los programas de estímulo a la tala y quema.

12. Resultaría ingenuo esperar que la 4T, y en particular el Presidente en sus mañaneras, haga un examen riguroso de lo que ocurrió y reconozca que se provocó un efecto indeseado, pero real. La autocrítica, ya se sabe, no es uno de los pilares de este gobierno. Por lo demás, no está dispuesto a echar abajo el programa de estímulos al campo ni los recortes a la Conafor ni a reactivar el Programa de Empleo Temporal.

13. Ahora bien, más allá de eso, que de por sí es bastante grave, la gran sorpresa de este gobierno no es que haya abrogado la reforma educativa ni las transferencias en efectivo a campesinos, jóvenes y adultos mayores ni su rechazo visceral al NAIM, la gran novedad es que tiene una agenda antiambiental efectiva y sistemática.

14. Para confirmarlo basta pasar lista:

•Uso de carbón para generar electricidad.

•Termoeléctricas que utilizan combustóleo.

•Parar las subastas de energías sustentables.

•Tren Maya que atenta contra los ecosistemas de la Península de Yucatán.

•Ignorar los estudios de impacto ambiental.

•Refinería Dos Bocas y destrucción de manglares.

•Y etcétera.

15. ¿De dónde viene esa agenda e impulso? ¿Es una cuestión generacional de la gerontocracia? ¿Son intereses amafiados? ¿O es el mismo Presidente que considera que la ecología y el cambio climático son modas fifís?

16. No se puede adivinar. Tal vez sea una combinatoria de varias o todas. Pero hay algo cierto e indiscutible: la fobia a la ecología permea la 4T.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.