El asesinato de José Luis Álvarez
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El asesinato de José Luis Álvarez

COMPARTIR

···
menu-trigger

El asesinato de José Luis Álvarez

12/06/2019
Actualización 12/06/2019 - 13:57

José Luis Álvarez Flores fue asesinado. Lo mataron esta semana.

José Luis Álvarez era un ambientalista encargado de la Unidad de Manejo para el Aprovechamiento y Conservación de la Vida Silvestre (UMA) de primates en México, la única en su tipo en todo el país. La UMA Saraguatos tiene una extensión de 345 hectáreas y se ubica en el rancho Las Vegas, de la localidad de Chablé, Emiliano Zapata, Tabasco, a 3.2 km sobre la carretera Chablé-La Guayaba.

José Luis Álvarez vivía para preservar la vida del mono saraguato, la garza tigre y la iguana verde.

José Luis Álvarez empezó esta tarea en 2011.

José Luis Álvarez logró aumentar la población de monos saraguato, de 74, a poco más de 300, en ocho años. Lo hizo junto al Dr. Gilberto Pozo, sólo ellos dos y voluntarios temporales.

José Luis Álvarez soñaba con convertir la UMA en una zona de turismo de naturaleza, un espacio de educación ambiental y de capacitación, así como en un desarrollo de agricultura, ganadería y acuacultura sustentables. Lo quería hacer de puertas abiertas, no cobrar un peso.

José Luis Álvarez sólo recibió apoyo el primer año por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

José Luis Álvarez dio una entrevista el 20 de mayo pasado, hace menos de un mes, a un amigo ambientalista. La plática la subió a su Facebook personal y dura poco más de 15 minutos. En ella explica su tarea, sus planes a futuro y el problema principal por el que pasa la Unidad de Manejo. A continuación, sus palabras:

“El problema es que nuestra única fuente de ingresos es la extracción de arena. Las autoridades federales, particularmente la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Comisión Nacional del Agua, han hecho caso omiso y hay bancos ilegales por todos lados (Usumacinta), solapados por las autoridades que no clausuran estas actividades ilegales que se realizan con el robo y la extracción de arena. Se realizan desde hace mucho tiempo, ese es el principal problema. No tenemos dinero”.

José Luis Álvarez hizo esta denuncia y le costó la vida.

José Luis Álvarez recibió amenazas de muerte y acudió con autoridades a pedir protección, nadie le hizo caso.

“José Luis Álvarez fue asesinado de ocho balazos por quienes se oponen a la preservación de la naturaleza. Su cuerpo fue hallado con una cartulina de advertencia para su familia en el ejido Calatrava, entre los límites de Palenque y Tabasco. El ahora occiso había denunciado a grupos de personas que extraen arena de forma desmedida del río Usumacinta, situación que irritó a quienes obtienen jugosas ganancias con esas actividades”. Así lo consignó el diario Tabasco Hoy.

José Luis Álvarez no debió morir.

Ojalá el asesinato de José Luis Álvarez no quede impune, como casi todos.

En su foto de Facebook, cle da agua a un mono saraguato llamado “Niko” para que sobreviva a los 35 grados de la región. De fondo aparece “el Guato”, un Tsuru que recorría la UMA de lunes a domingo.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.