Banxico, abierta ventana para recorte de medio punto
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico, abierta ventana para recorte de medio punto

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banxico, abierta ventana para recorte de medio punto

24/09/2019
Actualización 24/09/2019 - 11:10

El grueso del consenso de analistas estima un recorte de 25 puntos base este jueves por parte de Banxico. Sin embargo, en mi caso creo que la mesa está puesta para que sean 50 puntos base. Creo que la ventana de oportunidad está abierta y podría aprovecharse. Dado el retraso con el que opera la política monetaria respecto a la afectación que tiene sobre las variables reales y nominales, hace sentido el tomar ventaja de una coyuntura congruente con recortes y llevar las condiciones monetarias a la frontera de lo neutro lo antes posible. Esto se vuelve más relevante al reconocer que los riesgos sobre la actividad económica se mantienen a la baja y se extienden hacia el siguiente año. Cito cuatro elementos que determinan tal ventana de oportunidad.

Primero, la inflación general se habría ubicado en 3 por ciento en la primera quincena de septiembre. Esta expectativa la confirmarían los datos publicados hoy martes 24 de septiembre a las seis de la mañana (horario de la Ciudad de México). De acuerdo con mis estimaciones, tal nivel podría mantenerse al menos durante el siguiente par de meses. Así, la inflación general habría convergido (aunque temporalmente) a la meta. La ventana en este caso está dada por la trayectoria estimada para la inflación general, la cual dibujaría una joroba a principios del siguiente año por mero fenómeno de comparativo anual (base baja).

Segundo, la economía se encuentra estancada y coquetea con la recesión. Los recientes indicadores sugieren que el tercer trimestre no es mucho mejor y algunos indicadores adelantados (e.g. ISM manufacturero en EU) no sugieren que los siguientes meses o trimestres sean mejores. De aquí que pienso que en el mejor de los casos la economía se mantendría operando por debajo de su sendero potencial de largo plazo éste y el siguiente año.

Tercero, la Reserva Federal de Estados Unidos ya liga un par de recortes consecutivos en su tasa de referencia y es mi expectativa que lo hará en al menos otra ocasión este año. De hecho, la tendencia a la baja en tasas de interés de política monetaria es generalizada y apunta hacia la relajación de las condiciones monetarias alrededor del mundo. El pasado ajuste de 25 puntos base por parte de Banxico demostró que los mercados no necesariamente reaccionarían negativamente a futuros movimientos en el mismo sentido pues no es claro que el atractivo de inversión en cartera se deterioraría ni súbita ni drásticamente en términos relativos.

Cuarto, la trayectoria reciente del riesgo soberano (e.g. CDS a cinco años de México) sugiere cierta relajación o calma relativa, lo que podría facilitar un estrechamiento del diferencial de tasas de interés entre México y el exterior. Esto podría limitar la posible respuesta adversa por parte del tipo de cambio. En específico, los mercados parecen haber sido menos críticos del Presupuesto 2020 en comparación con las calificadoras de riesgo soberano, por ejemplo.

Considerando lo anterior, aparentemente las estrellas se alinean en favor de Banxico y un ajuste con mayor potencial de efectividad a materializarse este mismo jueves. Desde luego, la alternativa sería un ajuste de 25 puntos base, aunque considero que se dejaría pasar la oportunidad de atajar los riesgos sobre la actividad económica (también factor de influencia sobre la inflación) de manera más oportuna.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.