Banxico y el delicado arte de comunicar
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banxico y el delicado arte de comunicar

COMPARTIR

···
menu-trigger

Banxico y el delicado arte de comunicar

14/05/2019

Otra reunión de Banxico, otro reto de comunicación en un marcado dilema entre ofrecer un tono cauteloso (hawkish) o uno neutro, quizás indistinguible de otro, que pudiera sugerir que el inicio de un ciclo de recortes está cerca. Tengo tres razones para pensar que el primer perfil será preferido y que la reciente sorpresa desfavorable en crecimiento económico podría presentarse con matices o contrapesos.

Primero, Banxico podría subrayar que algunos de los posibles determinantes de la brusca desaceleración en la actividad económica en el primer trimestre tendrían naturaleza transitoria. No obstante, es casi ineludible que el reconocimiento de una desaceleración económica que se extiende desde el cuarto trimestre del 2018 no imprima un sesgo acomodaticio en el tono del comunicado.

Segundo, en clara contraposición como arriba expuesto, la inflación ha repintado recientemente. En específico, el componente subyacente de la inflación (que agrupa los precios de bienes y servicios usualmente menos volátiles) no solo se mantiene por arriba de 3.5% sino que también ha repuntado. Las razones detrás de lo anterior también tendrían una naturaleza transitoria pero resulta poco probable que la mayoría de los miembros considere que los riesgos al alza sobre la inflación han disminuido o han quedado compensados por algun otro elemento.

Tercero, las expectativas de inflación de corto y mediano plazo se han visto ligeramente presionadas al alza. En tanto, aquellas para el largo plazo se mantienen ancladas por arriba del objetivo puntual de Banxico del 3%.

Considerando todo lo anterior, cabe reiterar que existe un limitado margen para el gradualismo en la comunicación de Banxico. En la actualidad, percibo una gran expectativa por encontrar y preferenciar los elementos acomodaticios en el discurso de Banxico. Por tanto, pienso que cualquier esfuerzo por administrar las expectativas de mercado para guiarlo a la paulatina incorporación de un escenario de recorte en tasas será estéril.

En este punto, creo que Banxico no optará por relajar su tono cauteloso sino hasta ya muy cerca de implementar el primer recorte. Considero que la vigencia de riesgos al alza en la inflación no permitirá que esto se materialice pronto.

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.